Fizzy Soup: manual, íntegro y perseverante

  • El grupo acaba de lanzar su último trabajo, “Not so far”.
  • “Confieso que estaba muy estudiado el crowdfounding, pero también es verdad que improvisábamos un montón”.
  • “Ojalá motivemos a la gente para que le eche huevos a su proyecto y le ofrezcan cosas nuevas al mundo”.

Conocemos a los Fizzy Soup, grupo acaba de lanzar su último trabajo, “Not so far”. Este, conseguido gracias a una plataforma de crowfounding, recaudó más del doble de lo pedido. Este grupo se identifica a si mismo como un producto artesano, íntegro y perseverante, que trata de escalar en el mundo de la música y de llegar algún día a vivir de lo que les gusta. 

Sin título-1

¿Por qué decidisteis el nombre de Fizzy Soup? ¿Cómo nace el grupo?

Javi: Fizzy Soup es nuestra identidad, la sopa y Fizzy es esa parte burbujeante y efervescente, la parte extraña y misteriosa que tiene nuestro sonido, hagamos lo que hagamos, esa cosa raruna. ¿Cómo salió? Pues en una lista impensada de grupos, de todas las chorradas que pusimos fue la cosa más seria y representativa de nosotros más de lo que queríamos hacer. Acabábamos de empezar y estábamos un poco perdidos.

Sonia: la sopa es como cuando te la tomas que te calienta por dentro, con muchos ingredientes, siempre sopa y siempre caliente.

¿Os ha costado haceros un hueco en el mundo de la música?

J: Seguimos intentado hacernos un hueco.

S: No tenemos hueco -se ríen-

¿Qué influencias musicales tomáis como referencia?

J: No sé, ninguna y muchas. No nos mola en plan decir “mira este grupo me gusta mucho, voy a seguir su ejemplo, voy a seguir su sonido”, no, no. Buscamos un sonido propio, hacer algo que se parezca a otra cosa la descartamos. Lo que hacemos no suena meganuevo, no es ningún invento pero para uno cuando lo está haciendo dice ¡Hostia! Esto no lo he escuchado nunca, venga esto para para adelante, a veces no pero es la manera de hacer y crear que tenemos. Nos influenciamos de todo lo que nos rodea, es un poco contradictoria nuestra vida.

¿Cómo recordáis los inicios de la banda? ¿Hasta dónde pensasteis que podríais llegar?

J: Yo creo que nunca hemos pensado eso, es jodido, es estresante cuando te lo tomas en serio.

S: íbamos muy perdidos, llega mucho de golpe, y, al principio, eramos muy novatos y seguimos siéndolo pero vamos aprendiendo.

J: Tenemos tanto curro y tantas movidas que intentamos hacer de todo y al final unas llegan y otras no. Hay cosas que por mucho que las trabajemos no llegan, o cuesta más alcanzarlas. Hacer que suene el teléfono es una de ellas. Pero nunca nos hemos planteado llegar a un tope, llegaremos hasta donde podamos.

En vuestro primer crowfounding conseguisteis 500€ más de la meta que os marcasteis. En este, ha sido más del doble, ¿A qué se debe? ¿Habéis notado más apoyo? ¿Esperabais que esto fuese a ser así?

J: No. -se ríe-

S: Se debe a que ha pasado mucho tiempo entre las primeras publicaciones y el disco. También hemos creado la página de Facebook, porque éramos novatos no nos lo esperábamos pero hemos ido aprendiendo, un poco así, improvisadamente.

J: Confieso que estaba muy estudiado el crowfounding pero, también es verdad que, improvisábamos un montón porque tú tienes una estrategia para esos 40 días que dura, para ir sacando movidas, e intentar que pasará lo que pasó pero hay que cambiar los planes muchas veces porque no te encajan las cuentas o los pedidos. Entonces, dentro de que todo estuviera pensado fue muy improvisado.

S: Estábamos acojonados por las fechas que eran porque coincidió con navidad, reyes, la cuesta de enero…

DSC_3845.JPG

¿El Gobierno de Castilla-La Mancha destina algún tipo de ayuda para fomentar la música tanto en la región como a nivel nacional?

J: Pues hay cosas para compañías de teatro, orquestas o como la ayuda Talía de la Diputación de Cuenca que te proporciona cuatro o cinco conciertos pagados por tu comarca. Es algo que está muy bien para que se enteren los grupos que lean la entrevista. Nosotros, no lo hemos llegado a probar pero sí tenemos amigos que lo han hecho y van a un pueblo donde hay abuelos que esperan bailar pasos dobles. Se necesita una ayuda para una gira, salir fuera de nuestra ciudad y darnos a conocer y, eso, cuesta muchísimo dinero. Hay gente que quiere ser músico pero no puede permitírselo porque no tienen medio de transporte, no tiene local de ensayo, no tiene instrumentos, no tiene manera de poder salir fuera y ni si quiera dentro de la propia ciudad, pero, estoy seguro que, si mucha gente tuviera facilidad para tener instrumentos aunque sean prestados… si uno quiere, a través de ayuda puede. Por ejemplo, aquí en Cuenca está el centro joven que proporciona una batería y con eso para empezar puedes tirar. A mí me hubiera gustado que me hubieran facilitado las cosas. También, está la ayuda del BOE pero es una locura. Si no tienes un asesor personal y un abogado es muy difícil. Lo intentamos una vez, pero de cada dos hojas que leíamos entendíamos la mitad. -se ríen- Hay que saber de leyes también.

En cuanto al disco, ya hemos podido escuchar vuestro nuevo proyecto “Not so Far”, ¿Vosotros distinguiríais en algo este trabajo del resto? ¿Alguna evolución que podamos escuchar?

J: Sí, claro, abismal. Al principio, éramos más novatos tanto en creatividad como en todas las labores que conlleva un grupo de música, era otro tiempo y estábamos influenciados por otras cosas. Andábamos en esos sonidos, en los que está influenciado el primer álbum, y ahora, nadamos en otras aguas. De todas maneras, ahora, estamos mucho más cómodos, y evolución hay porque vamos aprendiendo, pero más bien creo que es cambio. Hay cambios de músicos, de ciudades, viajes de por medio, cosas que te van entrando y cuando las sacas en forma de canción salen de otra manera, todo es más ambiental. Desde que tocamos con Carlos -el batería- ha aportado otras cosas, porque tienen otras historias, otras visiones, otras experiencias personales.

Carlos: Es verdad que de las experiencias personales y los viajes influyen mucho.

Hemos notado que vuestro disco funciona muy bien como unidad. En otros grupos pasa que hay cierta distancia entre canciones, ¿es intencionado?

S: No.

J: No, es más, yo tenía miedo. En plan; “joer ,¿se parecerán o no?”. Pero luego las escuchas y no se parecen en nada unas y otras, pero todas tienen conexión. También hemos tenido el mismo productor para todas, Iñaki Martínez, que es un genio, y eso, ayuda también. El productor al gustarle lo que hacemos nos ha ayudado un huevo y ha aportado mucho, no solo a grabar, también ha aportado ideas, ha cambiado estructuras… A él, tenemos que hacerle un homenaje, tenemos que hacerle la ola. -se ríen-

Si tuvierais que escoger una canción vuestra, ¿con cuál os quedaríais? ¿Por qué?

S: Yo no me quedo con ninguna, el disco es el que es porque todas forman parte de él, si faltara alguna nos quedaríamos cojeando.

J: Yo hago una nueva no me quedo con ninguna, ya estoy harto de ellas ¡no, no, no! No elegimos, es una historia completa y no hay ninguna que represente al disco, todas ellas lo completan.

C: No es que no elijamos ninguna, cada una tiene una personalidad. Todas forman una familia.

El disco aparte de poder comprarse en formato físico, ¿lo tenéis a la venta en formato web?

J: En Bandcamp.  Si alguien lo quiere en formato físico y no puede comprarlo en persona, puede ir a la página de Facebook y, a la vez que le da a me gusta a la página, -se ríen- o, a cualquiera de nuestras redes, quedamos, nos echamos un café y se lo damos.

Actualmente, ¿Vivís de la música? ¿Lo veis posible a largo plazo?

J: Vivimos a rachas, es un trabajo muy inestable. No vivimos totalmente de la música. Ahora mismo, si esto sigue así, sí podría vivir de la música pero, a lo mejor, al mes siguiente se da como el culo la gira y dices: “como esto siga así…”. Son muchos altibajos. Por ejemplo, el bajista he perdido la cuenta de las bandas que tiene, es fotógrafo, de vez en cuando, te lo puedes encontrar detrás del mostrador, en el campo… y nosotros igual. Si tienes la suerte de que tu familia te puede ayudar haces la llamada del ahorro -se ríen- Por lo poco que llevamos de gira y, conforme se está dando, tengo muchas esperanzas, va para arriba, el grupo crece quién sabe… a lo mejor en un mes se pasa la fiebre Fizzy Soup.

¿Cómo os veis a largo plazo? ¿Puede ser que Fizzy soup se convierta en un grupo de referencia?

J: No lo sé. Ojalá sea referencia, pero en un sentido inspirador. Me gusta ver que un grupo que está empezando escribe para pedirnos consejos. Eso mola porque quiere decir que se fijan en nosotros. Ven que hemos hecho bien cosas, pero no saben cómo llegar a desarrollarlas. Nosotros queremos que les vayan bien las cosas y, al verlo, nos alegramos porque significa que se lo han currado. Ojalá motivemos a la gente para que le eche huevos a su proyecto y le ofrezcan cosas nuevas al mundo.

Y hablando del tema de relaciones entre grupos principiantes en Castilla-La Mancha, ¿crees que existe una buena comunidad?

J: No lo creo. Cuando se comparten cosas para participar en votaciones la gente colabora, pero no creo que vaya más allá. No existe una plataforma de músicos, ni siquiera a nivel nacional. Hay intentos, buenas iniciativas, pero hay mucha competitividad”.

S: Hay mucha plataforma que sale debajo de las piedras, pero son de relación entre seguidor y banda y entre banda y profesional de salas, promotores, etc. No existe el rollo de ayudarse entre las bandas. Hay sitios donde la gente anuncia que, por ejemplo, buscan bajista, pero no hay una red social de músicos.

J: Es importante también el tema de la prensa. Si un grupo va a tocar a otra provincia que no es la suya estaría guay que uno de los grupos locales les ayude para darles más difusión y que así llegue a ser un bombazo. Le doy sofá para que se ahorre el hotel. Le hago unos macarrones. Que vengan aquí y que te quedes con la satisfacción de que, en parte, gracias a ti ese grupo lo ha petao.

DSC_3792.JPG

Hablando del futuro y de deseos, ¿en qué festival os gustaría tocar?

J: A mí me gustaría tocar en un festival que se llama el Sinsal que se celebra en Galicia. Es un festival que no anuncia cartel, es secreto. Entonces va la peña allí, se celebra en una isla (San Simón) les llevan en barco y estás aislado de la realidad y escuchando grupos que no sabes quién van a ser. Ese público tiene que molar un huevo. Confiar tanto en la organización como para pagar una entrada sin saber a quién vas a escuchar. Obviamente, me gustaría tocar en festivales de Europa, masivos, pero como mención a algo bonito y especial creo que me decantaría por eso.

El indie está de moda, ¿pensáis que eso os ha abierto algunas puertas? ¿Cantar en inglés es una ventaja o una desventaja a la hora de dirigirse al público español?

J: No lo sé, nosotros no hacemos indie. Somos un grupo independiente. Hay gente que dice que sí hacemos indie pero nosotros no lo consideramos. El indie es un género que es asimilado al pop que era independiente tanto en el sonido como en hacer las cosas. El cine independiente es el cine indie, ¿no? Indie empezaron siendo Los Planetas y, te guste o no, fueron la banda que entonó un poco eso aquí. Y no sé si nos ha abierto puertas o no porque por una parte sí pero por otra parte no. Por un lado, te sacan en medios como Radio 3 con una proyección nacional bajo el subtítulo de Indie y te abre puertas para la gente que se fía de ellos pero para la gente que no le gusta, y ve que te etiquetan bajo ese género, no te van a escuchar. Nosotros no nos consideramos de ningún género. Te acercas a unos más que a otros pero no nos mola que nos etiqueten. Eso es un invento de hace muchos años. Con referencia a lo de cantar en inglés, creo que es una ventaja y una desventaja a la vez. Por un lado, es una ventaja para fuera de España. Aquí, en España, hay quien entiende el inglés y los que no saben tienen que procesarlo y les cuesta un poco más. Si cantáramos en castellano esto ocurriría a la inversa.

S: Si nosotros mismos fuésemos Fizzy Soup pero nuestra nacionalidad fuese la de otro país no habría ningún “pero”.

J: Esto ya lo hablamos con un promotor amigo nuestro. Si nosotros fuésemos un grupo irlandés y fuésemos a tocar aquí nadie pondría pegas. Pero, al ser de aquí, en algunas ocasiones surgen problemas con respecto a ese tema aunque a nosotros nos da igual. Nos la pela, nos mola. Fizzy Soup está planteado en inglés y si alguna vez cambia a japonés-flamenco-reggaeton cristiano pues mira qué bien. Si en un futuro decidimos hacerlo en castellano será porque suena mejor así, porque rima mejor pero, si hoy en día, se hace en inglés es porque es lo que más nos mola.

S: A lo mejor, en nuestro próximo disco, nos da por meter castañuelas.

¿Creéis que Castilla-La Mancha favorece la creación de grupos de música? Si es que no, ¿cómo pensáis que podría mejorar esto?

J: Yo no digo ni que favorezca ni que no. Pero, por ejemplo, el año pasado estuvimos en Bilbao (Bilborock) y habían transformado una iglesia en un local de ensayo. Ese concurso, en relación de donde viniese el grupo daba más o menos ayudas para que los músicos se desplazasen hasta allí. Bilbao es una ciudad que, respecto a ese sentido, tiene muy en cuenta a los grupos de música. Castilla-La Mancha, por el contrario, no. No digo que no nos tengan en cuenta, pero por un lado, o no hay inversión, o no somos tan importantes, o no hay tantos grupos. Todo depende de la cultura que haya en la región. Si en la región no hay movimiento masivo no se invierte en ello.

S: A la hora de mover este tipo de cosas
se tiene en cuenta más bien el carácter DSC_3811tradicional. En Albacete, por ejemplo, se ha hecho una feria en el mes de marzo de las artes escénicas, pero son cosas que se venden a teatros y auditorios.

J: Claro. Por ejemplo, te vas a Murcia y todo el mundo habla en los bares del último disco que ha sacado un grupo. Da igual el género, no solo hablamos del pop, o del indie, o del rock. Gente moviéndose, gente jugando a ser mánager, montando bandas sin parar, mogollón de revistas de música que escriben a nivel nacional. Aquí, en Castilla-La Mancha existe esto pero a un nivel mucho menor. Al menos en Cuenca y Toledo que son las provincias en las que yo más me muevo. No digo que no haya festivales, que hay un montón, hay muchas cosas pero ninguna es destacable. A la hora de traer músicos internacionales solo podemos destacar al Viña Rock y Castilla-La Mancha es enorme. Podríamos invertir en un festival mega grande o en una buena comunicación entre salas como si fuese un circuito cerrado, como pasaba en la sala Babylon.

¿Tenéis una anécdota que os haya marcado?

J: Muchas. Por destacar alguna que se nos ocurra ahora mismo, la de anoche. Se nos ha roto la furgoneta y siempre que vamos a salir a tocar tenemos que alquilar una pero, mientras tanto, cuando vamos a tocar pedimos un taxi. Entonces, tenemos que ir a ensayar al polígono donde no hay nada alrededor. Tan solo se oye, de vez en cuando, un árbol cercano, pero poco más. Entonces, llamamos a un taxi y nosotros llevábamos una maleta, donde metemos el merchandasing, y el taxi llega, en medio de la puta nada, y nos ve a nosotros en el arcén esperando. Todo muy retro. El taxista seguramente pensando, ¿dónde coño está la estación? ¿Les ha dejado aquí un ovni?.

S: Otra fue cuando fuimos a tocar a Radio 3.

J: ¡Que buena aquella! Cuando fuimos a tocar en Radio 3 tuvimos que salir de aquí a las 6 de la mañana y se nos quedó la furgoneta parada, antes de llegar a Tarancón. Entonces, imagínate, una de las putadas de tu vida, vas a tocar el concierto más importante de tu vida y nosotros ya pensando en el email que les íbamos a enviar para que no nos esperaran. Pero al final Edu hizo de héroe e hizo funcionar la furgoneta. Al final llegamos, un poquito tarde pero llegamos. Si veis el concierto salimos con caras asustadas. La cara es rara por eso, no porque estuviéramos nerviosos ni nada de eso.

_DSC3902.JPG

Hemos visto que estáis muy activos en las redes sociales. A la hora de dar difusión al grupo, ¿cómo lo hacéis?

J: No durmiendo, leyendo mogollón sobre cómo se hace un buen marketing de empresa y echándole muchas horas. Intentamos hacer contenido original para llamar la atención de los que nos vean a la hora de anunciar la noticia de turno. Es un curro que chupa muchas horas al día.

Si tuvierais que elegir una palabra para definir al grupo, ¿cuál elegiríais?

J: Manual. Si tuviese que decir más serían; desconocido, oscuro y valor.

E: Integridad, ahí entran mogollón de cosas. Yo me quedo con esa palabra.

S: Perseverancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.