Cuenca se vuelve “Canalla” durante 48 horas

“Canalla es el adjetivo con el cual se caracterizó a una época: el período de la generación de finales de los 80`s de la música en España. Este concepto engloba el amor por madrugar poco, el sentido de lo bares por malvivir y comprender la música sin atender a estilos predeterminados. Con este festival creo que es eso mismo lo que se quería reivindicar. A toda esa generación que salió y se divirtió como nunca esperamos que hoy hagan lo mismo”, Santi Sánchez, ex integrante de Inhumanos y organizador del festival.

El Festival Canalla ha sido durante más de tres semanas el acontecimiento más anunciado en Cuenca y alrededores. Tanto los medios de comunicación locales como los establecimientos de cosmética, bares, imprentas o librerías anunciaban en sus estantes el cartel de uno de los eventos musicales del mes y por qué no, de la región. El Canalla daría luz verde el viernes 9 y clausuraría el sábado 10 de junio con las actuaciones de Hombres G y el Dj Fernandisco.

004
Antonio Albella Foto: Compact Cheese

Bajo la caída del sol del viernes, la Plaza de Toros de Cuenca abriría sus puertas al público para recibir a todos los asistentes con ganas de buena música y mejor ambiente. Entre tanto, el primer artista encargado de animar este festival sería el polifacético Antonio Albella ex del grupo Locomía, que marcaría la antesala de una noche única e inolvidable en la que el público respondió literalmente, “hasta encima del escenario”. La cronología -que sufrió una leve variación respecto a la anunciada en días anteriores-,  fue la siguiente: el primer concierto lo abriría El Norte, seguido de Javier de Pecos como artista invitado. El cantante reconoció sobre el escenario que estaba muy emocionado porque era la primera vez que cantaba en un festival. Seguidamente, actuó Tennessee; Miguel Costas, ex integrante de Siniestro Total; Bernardo de The Refrescos y Santi Sánchez, ex integrante de Inhumanos.

Mientras se preparaba la segunda parte del espectáculo, Antonio Albella volvió al escenario para continuar animando con canciones de Locomía. En esta segunda ronda, el turno sería para Carlos Segarra de Los Rebeldes; Javier Ojeda de Danza Invisible y Manuel España de La Guardia, que cerró la noche poniendo fin a más de 5 horas de música en directo.

“If You Could Read My Mind” fue el tema escogido por Antonio Albella (ex de Locomía) para abrir el festival. Este dj ocasional -como así mismo se describe en sus redes sociales- consiguió hacer bailar a todos los asistentes de la plaza de toros y a los que poco a poco iban llegando al festival moviendo las caderas al ritmo de la música. Compaginó canciones de diferentes estilos y épocas con un único fin: disfrutar del ambiente, la música y hacer del recinto conquense una pista de baile. Albella no es un dj cualquiera, con su carisma y su desparpajo bailaba, dedicaba canciones, contaba historias y animaba a los espectadores de forma única. Además, el vestuario elegido para la cita no pudo ser más acertado. Antes del concierto nos confesaba que él creía que el espectáculo se iba a dar muy bien y que “lo importante sería que se convirtiera en un festival único en Cuenca y en el panorama musical. Estaría muy bien que fueran viniendo cada año grupos que han sido grandes y que siguen siéndolo y que sea especializado en esto igual que Benicàssim es referencia de música alternativa… que Cuenca tenga su propio festival”. El Dj sabía que era su noche y en la segunda parte de su actuación volvió a subirse al escenario. Esta vez las canciones elegidas fueron las propias de Locomía. Temazos como “Party time” en la que se animó a cantar parte del estribillo o “Locomía” hicieron que los presentes bailasen sin parar y rememorasen tiempos pasados en los que los colores chillones, las hombreras y los abanicos eran su sello de identidad.

005 El Norte
El Norte Foto: Compact Cheese

El siguiente en subirse al escenario fue El Norte, grupo formado a finales de los 80´s que rápidamente se dio a conocer en la escena musical gracias a sus melodías y letras cargadas con fuerza emocional. A golpe de guitarra empezaba a sonar “Nunca te fallaré” y enseguida el público se alzó a cantar mientras balanceaba los brazos de un lado a otro, disfrutando de cada acorde, de cada sonido. “Entre tú y yo” fue otro de los hits de la noche. La que fuera una de las canciones más memorables de la época del pop en los ochenta sonó con fuerza en Cuenca y es que la gente no podía resistirse a un estribillo tan pegadizo y una letra tan dulce que seguro a más de un@ le recordó a algún amor de verano de finales de década. Pero también hubo tiempo para rendir homenaje y es que El Norte quiso recordar al compositor y cantante Antonio Vega y lo hizo versionando “La chica de ayer”, una de las canciones más representativas del artista.

La música no cesaba. Sobre el escenario, con micrófono en mano y americana roja aparecía Javier de Pecos. “Y decir que te quiero”, “Háblame de ti” o “Acordes” fueron algunas de las canciones con las que deleitó al público asistente. Un invitado estrella que antes del concierto nos reconoció que le hacía “una ilusión impresionante subirse al escenario de este festival Canalla” ya que era la primera vez en toda su carrera que iba a tocar en un festival y que mejor forma que hacerlo entre compañeros. “Es como una reunión de amigos, en vez de juntarnos en una casa nos juntamos aquí en Cuenca en un escenario y estamos encantados”, expresó el artista.

007 Tennesse
Tennessee Foto: Compact Cheese

Tennessee sería el siguiente grupo en hacerse con las riendas del Canalla y el primer grupo que se animó a subir a gente con ellos. Con la canción -cantada a cappella- “Quiero que vengas a mí”, Roberto Gil, uno de los vocalistas del grupo, se marcó un baile con dos chicas que subieron al escenario. La variedad de estilos en cada uno de los temas caracterizaba a Tennessee, ya que su música se mueve entre el rock and roll, el swing, el blues o el doo-wop. En el show tocaron canciones como “Te vi correr”, “Llueve en mi corazón” o “Dame tu amistad”. Próximamente, la banda sacará nuevo disco, asique ¡estaremos atentos! Entre bambalinas, el grupo definió su paso por Cuenca como un placer y un reencuentro único con “colegas del pasado”.

Llegaba al escenario Miguel Costas. Uno de los fundadores de las conocidas bandas y ex miembro de Siniestro Total, Aerolíneas Federales y Los Feliz que, actualmente, sigue su carrera musical en Los Costas. El gallego nos contaba antes de que se iniciase el festival que para él “siempre es un honor estar acompañado de estos grandes artistas, es una fiesta divertida donde lo vamos a pasar todos muy bien y va a ser un divertimento tanto para nosotros como para el personal” y no se equivocaba. “Bailaré sobre tu tumba” “Miña Terra Galega” o “Pueblos del mundo, ¡Extinguíos!” fueron algunas de las canciones escogidas en su repertorio para ser un auténtico “canalla”.

A continuación, Bernardo del grupo The Refrescos saltó sobre el escenario con una energía y vitalidad propia para la noche. Canciones tan conocidas como “Todo o nada” o “Aquí no hay playa” movieron a todo el festival al ritmo de las olas del mar y fue de forma literal, ya que el artista consiguió hacer una ola gigante en el coso. Asimismo, una pelota gigante fue la co-protagonista de su actuación y esta no dejó de moverse de un lado a otro por todo el público que se encontraba en el ruedo. Además, el cantante reconoció sobre este escenario que él tenía familia conquense, de ¡Belmonte! ni más ni menos.

011 Santi Sánchez de Inhumanos
Santi Sánchez (Inhumanos) Foto: Compact Cheese

La locura llegó al Festival Canalla de la mano de Santi Sánchez, ex de Inhumanos. Toda su banda vestía con túnicas blancas y complementos que iban desde un gorro de aviador a unos cuernos vikingos, revolucionaron al público con un espectáculo muy divertido. En la actuación no faltaron canciones como “Si pido otra cerveza”, -en la que sacaron a uno de los técnicos de sonido, Agus Ruescas para agradecerle todo el trabajo realizado- “Me duele la cara de ser tan guapo” o “Qué difícil es hacer el amor en un Simca 1000”. En esta última, la banda subió al escenario a una veintena de personas –entre ellas los miembros de Compact Cheese- en la que bailamos, simulamos la coreografía y disfrutamos como enanos. Con el tema “Manue no te arrime a la paré“, Sánchez se mezcló entre el público del ruedo asegurando que aún quedaba mucho festival por delante. En un momento de su actuación y para felicitar a la U.B. Conquense por sus 70 años de historia, Sánchez sacó una camiseta del club y con el conocido “A por ellos, oe” animó al equipo para su partido del domingo contra el C.F. Peralada. Antes del concierto pudimos hablar con Santi Sánchez y nos dijo lo que esperaba del Canalla; “por mi estilo musical divertirme lo primero, y ya un poquito más serio que se reconozca todo el esfuerzo por parte de la ciudad, por parte de los colaboradores, de los artistas, de los patrocinadores… porque después de todo lo que hay detrás, hay muchísimo trabajo e ilusión y que de alguna manera eso se note con los aplausos, con los aforos. Espero que la gente agradezca ese esfuerzo” y estamos seguros de que se divirtió y el público correspondió con un sobresaliente porque el ambiente fue una auténtica pasada.

Para finalizar la primera parte de los conciertos, El Norte, Tenneessee y Santi de Inhumanos sorprendieron a todos los asistentes cantando “Dime que me quieres”, el éxito de la banda madrileña de rock Tequila que supuso el cambio de ambiente y despidió a estos artistas entre aplausos, halagos y gritos de júbilo para dejar paso, de nuevo, a Antonio Albella y su sesión musical de Locomía.

En la segunda etapa del concierto, el vocalista y guitarrista Carlos Segarra, del grupo Los Rebeldes, consiguió seguir animando al público con temas como “Mi generación”, “Mediterráneo”, “Bajo la luz de la luna” o “Mescalina”. El catalán no dudo en seguir haciendo bailar a los asistentes e hizo recordar temas únicos de toda una generación, con pinceladas del género rockabilly y rock & roll.

012 Carlos Segarra de Rebeldes
Carlos Segarra (Los Rebeldes) Foto: Compact Cheese

Asimismo, el cantante y compositor malagueño de la banda Danza Invisible, Javier Ojeda hizo que toda la plaza cantara al unísono una de las míticas canciones del grupo, “Sabor de amor”, que se convirtió en un himno musical a finales de la década de los 80’s. El espectáculo continuó con canciones como “Sin aliento” y otras como “No quiero bailar”, que sería el primer single de su disco “Tía Lucía” publicado en 2010.

Para concluir con el primer día del festival, Manuel España, el líder de la banda La Guardia, deleitó a los presentes empezando con su canción “Mil calles llevan hacia ti” y la mítica “Cuando brille el sol”, canción lanzada en 1990 y que daría nombre al tercer disco de la banda, que se llamaría igual. Con un estilo pop rock que no deja indiferente a nadie, el vocalista granadino -todo un referente de la música de los 80´s en nuestro país- continuó cantando canciones como “Vámonos”, “El mundo tras el cristal” y otras de su nuevo disco,  -el decimoquinto álbum del grupo- llamado “Por la cara”. El colofón de la fiesta culminaría con la actuación de Manuel España junto a Carlos Segarra (Rebeldes) y Javier Ojeda (Danza Invisible). Con el tema del grupo madrileño Burning “Mueve tus caderas”, el trío de artistas acabó la actuación con una noche muy rockera y “canalla”.

La segunda jornada del Festival Canalla se dividió en dos partes. Por la mañana, en la Plaza Obispo Valero, desde las 12:00 h. y gracias a la colaboración de la SGAE pudimos disfrutar de dos conciertos gratuitos, en un escenario único y con dos grupos emergentes de muchísima calidad: Vyro Project y Moonflower.

Pese al calor sofocante con el que recibió la capital conquense a estos grupos, el ambiente fue increíble. La gente se cobijaba bajo las sombras del Palacio Episcopal, las sombrillas del Lolita Lounge Bar y el toldo de la tienda de souvenirs Emilio del Castillo porque no quería perderse el espectáculo. Los conciertos se hicieron bajo la estatua ecuestre de Alfonso VIII. El que reconquistase Cuenca en el año 1.177 tuvo a sus pies el escenario del Festival más “canalla” que ha pisado nuestra ciudad.

015 Vyro Project
Vyro Project Foto: Compact Cheese

En primer lugar, el grupo Vyro Project procedente del País Vasco -concretamente desde Bilbao-, Virginia, Roberto, Daniel, Alfredo y Ekain deleitaron a los asistentes con los temas que conforman su primer disco Saturday  Safari. Canciones como “The Answer” o “Tell Me Why” con ritmos pegadizos y un sonido pop rock ochentero sonaron en el Casco Antiguo de Cuenca bajo el sol del mediodía en una atmósfera muy canalla. La jornada atrajo a turistas nacionales e internacionales que aprovecharon la escenografía para disfrutar de un espectáculo musical único. El público asistente, finalmente, plantó cara al calor y animado tarareaba los estribillos de las canciones y pedía más y más sin que la temperatura fuese un inconveniente.

Seguidamente fue el turno para los valencianos Moonflower. Compuesto por María, Josep, Thomas y Fran, los integrantes de esta banda no se rindieron ante los casi 40º C que yacían en la ciudad Patrimonio de la Humanidad. Influenciados por géneros como el folk, el rock o el pop preciosista pudimos contemplar sus influencias norteamericanas en algunos temas, pero la música en español también se hizo patente cuando tocaron algunas canciones como “la ciencia de la insistencia” y “sorry is not the world”, pertenecientes a su segundo trabajo “Round Trip”.

Ambos grupos confesaban que era la primera vez que visitaban la capital conquense y después de ver los directos que se marcaron y el ambiente vivido -en este rincón mágico de la ciudad- estamos seguros de que volverán para seguir poniendo música a sus calles.

019
David Summers (Hombres G) Foto: Compact Cheese

Sustituyendo el intenso sol de la mañana por el calor de los focos que iluminaban la noche en la Plaza de Toros de Cuenca, llegó el turno para disfrutar del directo del cabeza de cartel de esta primera edición del Festival Canalla: Hombres G. “Voy a pasármelo bien” fue el tema elegido para abrir la segunda y última noche del festival, en la que David Summers y los suyos revolucionaron a casi las tres mil personas que se encontraban en el recinto con ganas de pasárselo muy bien con su energía y potencia propia de los 80´s.

La noche era joven en la capital conquense y los acordes iban sucediéndose dejando tras de sí auténticos temazos tales como “El ataque de las chicas cocodrilo”, “Si no te tengo aquí”, “Marta tiene un marcapasos”, “Suéltate el pelo” o “Me siento bien”. Canciones integradas dentro de los diferentes álbumes de estudio de Hombres G que iban sucediéndose una tras otra a la par que el público les acompañaba en esta noche mágica.  “Estoy pintando tu sonrisa” fue la sorpresa que tenían preparada los madrileños para sorprender a los asistentes del Festival Canalla. El propio Summers confesó al público conquense que esta canción llevaban años sin tocarla en directo.

El batería Javi Molina, vaso de tequila en mano -como si fuese el protagonista de su canción “México”-, se puso delante del micrófono para cantar en italiano Io sono il capone della mafia, Io sono il figlio della mia mamma… primera estrofa de “Venezia”, el tema anterior a “devuélveme a mi chica”, la canción que les hizo tan populares desde 1985 y que fue un himno y referencia musical de la juventud de aquella época. Perteneciente al primer disco oficial grabado por el grupo, esta canción fue la guinda del pastel, el broche de oro, el colofón final con la que Hombres G se despidió de la Plaza de Toros de Cuenca, del Festival Canalla y de todo el público que coreaba la letra y desgañitaba sin revolverse entre polvos pica pica. Estamos seguros de que este concierto quedará en la memoria de los conquenses por mucho tiempo. Tanto el sonido como la luz del escenario fueron perfectamente cuidados durante las casi dos horas de espectáculo. Un espectáculo único, memorable e irrepetible serían nuestras tres palabras para describir lo vivido.

_DSC1040
Daniel Mezquita. Foto: Standby Audiovisual

Como anécdota, Daniel Mezquita, uno de los guitarras del grupo, disfrutó de un cumpleaños diferente y muy “canalla”, ya que en cuanto saltó sobre el escenario, el público al unísono al grito de ¡muchas felicidades! le dio una bienvenida acogedora dejando claro que sabían que iban a pasárselo bien.

Hombres G acababa en Cuenca pero el festival estaba más vivo y animado que nunca. La luz se hacía más notable en el recinto, el público aprovechaba para refrescarse en las diferentes barras habilitadas, y es que, escasos minutos después del concierto aparecía sobre el escenario del festival el mítico productor,  locutor y Dj Fernandisco dispuesto a seguir moviendo a todos los asistentes.

Con una sesión musical de éxitos atemporales en la que sonaron temazos de Aqua, Michael Jackson o Camilo Sesto el público pedía más y más. Todo fue diversión, espectáculo y disfrute para los asistentes. El culmen de la noche fue cuando el Dj pinchó “Gimme Hope Joanna” de Eddie Grant y la mayor parte del público asistente creó una conga gigante que atravesó la Plaza de toros al ritmo de la canción. Tristemente, toda historia por muy buena que sea tiene su final y por desgracia para los asistentes… el Festival Canalla tenía que acabar. Las luces se encendían y antes de que el público empezase a abandonar el recinto sonó, a modo de despedida, “Satisfaction” de los Rolling Stones. Todos los “canallas” cantaron al unísono “I can´t get no satisfaction” y así concluyó la primera edición de este festival que ha marcado un antes y un después en los espectáculos musicales conquenses.

Sin duda, el Canalla ha sido una fortísima apuesta por parte de Grupo de Inversiones Exclusive que, con el apoyo de patrocinadores y colaboradores, declaraban querer crear en Cuenca un evento especial que pusiera a la ciudad en el mapa musical y, en consecuencia, dinamizara la capital en todos los sentidos aunando música, cultura y gastronomía. Con este balance, es normal pensar que habrá Festival Canalla para rato y que cada vez más conquenses quieran ser unos auténticos “canallas”.

012
Púbico en el Festival Foto: Compact Cheese

Desde Compact Cheese Music queremos agradecer tanto a los organizadores del evento como a José Alberto Valenciano, Jefe de Prensa del Festival, el trato recibido ya que, desde el primer momento, -y aun sabiendo lo complicado que es muchas veces cuidar todos los detalles con los medios- nos acogieron con mucho cariño, facilitándonos todo lo que estuvo en su mano para que estuviésemos a gusto y disfrutásemos del festival. Ha sido un auténtico placer conoceros y cubrir este evento. Es el primer año del Canalla y nuestra primera vez en eventos de esta categoría dado que estamos empezando nuestro camino musical. Después de lo bien que nos lo hemos pasado tenemos claro que no será la última. ¡GRACIAS por convertirnos en auténticos “canallas”! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.