La Ganga Calé: la receta de nuestra felicidad

Entre Madrid, Badajoz y Toledo se mueve la banda más marchosa del Rumba n´Roll. Este grupo situado entre los 24 y 35 años demuestra en el escenario de la Sala Directo (Cuenca) que la música es el mejor aliciente para sonreír y para seguir adelante con ganas de vivir.

Su particular ritmo fusión bebe de tonalidades tan dispares como Diego Torres, Calle 13, El último de la fila, Metallica o Extremoduro. Lo que más odian en esta vida y en la otra es la hipocresía, el telediario y la gente que habla sin saber. Valga la redundancia. Adoran a los “peques”, la cerveza, volar cometas y noches como en la que nos acompañan. Una agrupación sin pretensiones que tan solo quieren exprimir cada gotita de la vida y pasarlo bien haciendo música.

La Ganga Calé no se dedica (al menos en su totalidad) a la música. Encontramos desde informáticos hasta técnicos de sonido, de audiovisuales, licenciados en publicidad o en magisterio.

Como todo niño ellos también tuvieron sueños. Sueños tan honrados y sencillos como subirse a un camión de basura o llamarse Aladdín. “Yo de pequeño soñaba con ser mayor y ahora sueño con ser pequeño”, nos cuenta Varo, el batería del grupo.

Cunque, vocalista y guitarra de La Ganga Calé, se sitúa como líder de la banda. “Soy el que lleva más tiempo en el grupo, ellos todavía tienen un contrato de seis meses”. Entre broma y broma vamos conociendo más a cada integrante del grupo. No es difícil empatizar con su gente.

La agrupación nació como todo lo mágico. Desde la nada. “La cosa empezó cantando en el instituto y al final poco a poco la cosa de fue agrandando. Tienes la suerte de coincidir con músicos que te dan la posibilidad de hacer música en acústico. Luego el proyecto pasó a un sonido más eléctrico y se convirtió en estas seis figurillas que veis”.

003

Pero, ¿a qué se debe su nombre? “No lo sabe nadie, en realidad. Hay dos teorías; una oficial y otra extraoficial; la verdad es que el nombre tomó sentido después de haberlo creado. Cuando hicimos la primera maqueta había que ponerle un nombre e hicimos una lista de cincuenta y éste fue uno de los que mejor encajó en la maleta. Luego también hacemos un símil con que una ganga es una fusión de cosas de bueno, bonito y barato y eso somos nosotros. Una mezcla de estilos, de muchas músicas y al final no tener miedo a hacer y crear desde muchos puntos de vista.”.

En cuanto al camino de la música en España nos reconocen que siempre han tenido suerte. Desde sus inicios. “Encontrar a cada miembro de una banda es complicado. Yo en particular tuve la suerte de encontrar a tres músicos que estaban ya en otro grupo. Eso más la incorporación de otro músico más hizo que formásemos una banda más electrónica de cinco. Yo creo que nunca lo vimos como algo arriesgado. Queríamos subirnos al escenario a probar esa adrenalina de tocar y crear. Vivimos por estos ratitos”.

002

Volvemos a primeras líneas para decir que no viven de la música. Tan solo Fernando, gracias a su saxofón, puede encontrar el sustento en el mundo de la música. “Yo no vivo de la música, pero por mis huevos que voy a vivir. De la música no, para la música sí”.

La filosofía del grupo es de “nunca ponerse límites ni techos. Sabemos que es un camino largo, que es un camino duro, pero lo vamos a luchar y además divirtiéndonos en el escenario. Yo creo que nunca hay que ponerse un techo. Te puedes poner objetivos pero nunca un techo”.

Entre rock y rumba se mueven los acordes de esta agrupación, desarrollando un estilo tan característico como del que ya hemos hablado líneas arriba: Rumba n´Roll. Cada miembro de la Ganga aporta su granito de arena. “Es una mezcla de estilos. Yo creo que si escuchas el MP3 de cada uno son músicas distintas y al final es el secreto. Luego nos juntamos y tocamos cosas más de salsa, más rumberas, más rockeras…”.

“Hemos tocado en muchísimos sitio para públicos de distintas edades, sexos, rollos; hemos hecho incluso cosas infantiles. Beneficia, no perjudica. Al final entra una rumba, un funky, un latin, lo nuestro es divertido, música canalla. Tampoco está definido, igual en el siguiente disco sigue la misma esencia pero cambian los pesos, a lo mejor hay menos rumba y más funky, ¿quién sabe?”.

El proceso creativo de la banda se apoya, como todo, en todos. “Soy yo (Cunque) un poco quien crea las letras en casa. Vengo con una canción algo desnuda con una guitarra y una voz y luego la llevo al local y cada uno aporta su granito de arena”.

Como mucho grupo actual se apoyan o se han apoyado en iniciativas populares como es la del crowfounding. Gracias a la aportación de todos llegaron a recaudar más de 6000€ y pudieron elaborar su trabajo para poder “dar un pasito más para vivir de la música. Fue una satisfacción muy grande. Al final el disco sale muy caro porque tiene que pasar por una maquinaria y unos profesionales para que se escuche muy bien y que hace que lo que nosotros tocamos en el local suene “redondito”. Cuando vimos el apoyo nos sorprendimos porque no pensábamos que fuésemos a llegar a esa cantidad. Hoy en día tenemos un disco gracias al apoyo de la gente, además de unos ahorros de la banda, claro”.

004

Una manera de financiar la música que recomiendan a toda música joven. “Es un medio totalmente licito y además que se lleve a cabo una relación tan directa y tan pura entre el músico y su audiencia”.

Gracias al apoyo de la gente y de Josué García, su productor, quien “nos ha ayudado muchísimo. ¿Cómo le encontramos? Por casualidad. La banda estaba buscando en un momento dado trompetista, pusimos un anuncio y apareció de repente, lo que pasa es que nosotros alucinamos porque es un pedazo de músico que ha tocado con muchas bandas. Con Muchachito, con Estopa, con Peré, con M Clan…”.

Nos encontramos con La Ganga Calé apenas unas semanas después de que ganasen el IX Concurso de Grupos Nóveles de Guoman. “Tenemos suerte en los concursos, pero es verdad que tienen una fecha de caducidad. Si una banda quiere crecer no puede dedicarse a concursos. Tenemos que crecer gracias al público y a nuestra música”.

001

Alegres sobre el escenario y críticos respecto a las políticas musicales. “Que se dejen de castings para que la gente toque en la calle, que para eso tienes que pasar delante de gente que no tiene ni idea de música; y segundo, que el IVA que sube el precio de la entrada de 8€ a 9€, cuya diferencia se la queda el gobierno porque sí, se elimine. En definitiva, que dejen de poner trabas, que nos dejen hacer música que no hacemos daño a nadie. Hay una persecución de los locales de música en directo, es muy jodido abrir un local de este estilo. Por lo menos en Madrid”.

Antes de cada concierto, en el backstage, La Ganga Calé enmarca el grito en el aire para librar la batalla. “¡Señores nos estamos jugando la vida hoy, la cabeza bien alta, vamos a levantar esto,carajo. Vamos a levantarlo. Nos jugamos la temporada señores, dale huevo ahí, va, ¡delante! ¡Un, dos, tres, La Ganga Calé, ¡eh!¡tócala otra vez!¡eh!”.

Las canciones mimadas de la banda son Bacalao, Capitán, La receta u Verdes, verdes. Las favoritas. Las que nos reconocen que realmente disfrutan tocando sobre el escenario. Les encantaría colaborar con grupos como Calle 13, La Canija, Maribel Martín o Alain Pérez. Eso o con “Michael Jackson resucitado”. Les gustaría tocar en el ViñaRock, en el “Sziget Festival de Hungría, el Gurtenfestival o El Alrumbo”.

Canallas y gamberras, como el propio grupo, son las anécdotas que nos relatan. “Bueno te cuento una rápida: un día fuimos a Rivas (Madrid) a probar en un garito, y mientras estábamos probando, de repente vimos cómo dos individuos se acaramelaban mucho en los sofás que había en la sala y la cosa empezaba a calentarse. Había una tercera persona como mirándolos muy de cerca, haciendo encuadres con las manos, nosotros no podíamos ni concentrarnos. El caso es que estaban probando porque al día siguiente grababan una peli porno allí en la sala. La gracia es que casi nos invitan a la fiesta de fin de rodaje”.

La Ganga Calé, una agrupación de músicos que se identifican bajo los conceptos de “locura y fusión”. Dispuestos a todo por la música. Dispuestos a todo por la vida. Dispuestos a todos. Y a nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.