Eskorzo: La fusión en la profundidad de la música

Unas horas antes de su actuación en el II Babylon Festival del pasado 24 de junio, mientras el grupo realizaba la prueba de sonido en la Plaza de Toros de la ciudad de Cuenca, pudimos hablar con el líder de Eskorzo, Tony Moreno. Sentado en una silla de plástico, en una pequeña sala que, en algunas ocasiones, hace la función de capilla. Nacido hace 41 años en Granada, con estudios inacabados de Química y Derecho. Le gusta ser feliz, la playa, la amistad y las gambas. Odia a la gente con mala leche. De niño soñaba con bañarse en crema pastelera y en colarse en el Corte Inglés a la hora del cierre para probarse cosas. Se queda con el disco de Pink Floyd Wish you were head y con Camarón de la Isla como artista. Tiene el baloncesto como afición fuera de la música, de la que dice que si no se dedicase sería un “desgraciao”.

Amistad, ilusión y locura, tres palabras para describir un grupo. El nombre, una figura de arte, perspectiva oblicua al plano del movimiento, según la Wikipedia; la profundidad en la pintura, el dibujo y la fotografía. Y en su búsqueda de aquél recurso para la música es como se forma Eskorzo, con K porque “son muy radicalillos y les mola el rollito ska”, como recuerda el cantante y líder de la banda, “en nuestra época de los 90 ser radical era llevar la K”. Se conocieron en el instituto, donde dieron su primer concierto, hacían algunas versiones mientras se iba formando el grupo, hace más de 25 años, y desde entonces no han parado.

Tony es de los que piensa que de la música no se vive, sino que se sobrevive, y más bien a medio plazo: “la música tiene unas plusvalías como llevar veintitantos años tocando y hacer lo que te mola. Esas cosas que te aporta que no sólo son económicas. Luego está muy extendido lo de que eres artista y tienes que tener un coche de oro y mucha pasta porque sales por la tele por ejemplo. Creo que es una manera de juzgar a la peña. Por ejemplo, en Granada tenemos una sala de conciertos llamada Planta Baja. Es una sala mítica de allí que tiene más de 30 años. Allí tocaron por primera vez Los Planetas y mucha gente y yo he currado allí. Llevamos ya 12 años con ella. Y a lo mejor ha llegado allí algún fan y estoy currando de camarero.  Yo sabía que me iba a decir… “tú eres…” y yo: sí tal… Mucha peña se extrañaba de que estuvieras currando de camarero.”

esk001

Después de algo más de 20 años de recorrido musical, recuerda sus inicios en los que no tenía metas y, sin embargo, las cosas fueron saliendo a base de tocar y tocar, sintiéndose orgulloso de que en su vida pueda hacer lo que realmente le gusta: “También te digo una cosa… no tengo una pasión que diga: ¡Me gusta más que las lentejas! Ser músico es algo muy importante y tener eso a tener que picar piedra pues te dices: ¡Tío, soy un afortunado!”,concluye el intérprete. A pesar de ello, nunca se hubiese imaginado subido en el escenario y ahora ve su vida rodeada de música: “Hagas lo que hagas cúrratelo aunque sea un hobby. Las cosas tienen que ser por gusto. Cuando te gusta algo cúrratelo.  Está la historia de las 10.000 horas. Toda la peña que es buena en algo ha echado más de 10.000 horas en esa cosa. Con temas de ensayo y todo el rollo hemos echado más de esas horas. En mi casa yo compongo con un ordenata. Mi cigarro, mi tarjeta de sonido y todo el rollo. Es a lo que me dedico. Yo me levanto llevo a mi niña al colegio, desayuno me fumo un maca, cojo la guitarrica… otro café… A la una ya me echo una cervecilla, preparo la comida para el medio día… Soy un amo de casa musical. Trabajo en mi casa y creo que la tecnología ha avanzado un montón y que la gente tenga acceso de una manera más fácil sirve para que grabes tu música… tus cosillas.”

Parafrasea la canción de Mamá Ladilla, “Soy Músico”, cuando se le pregunta si España favorece la creación de músicos, Soy un músico, soy una puta. Soy un músico, soy lo peor. Soy un músico, no soy nadie. Soy un músico. No existo. “El arte, la música son cosas muy importantes pero en el escalafón social siempre es lo último de la fila. De hecho, la cultura es lo primero que con la crisis económica se ha ido al carajo tanto teatro, cine… cualquier historia. Si antes era difícil poder vivir del arte  ahora se ha vuelto como una misión imposible”, nos comenta Tony.

esk003

En cuanto a la importancia de las redes sociales para darse difusión, y a pesar de haber vivido desde la época cassette y considerarse como un abuelo cebolleta, sabe que es algo primordial: “Para el tema de la música creo que se salta un montón de pasos. Habrá peña que se le dé bien la publicidad y te venda humo… siempre se ha vendido humo y otros que tocarán de puta madre pero no sepan darse a conocer. Por ejemplo, el otro día conocí a un grupo de Japón que está muy bien, un grupo de metal brutal que tiene 25 millones de visitas, osea que no he descubierto la receta pero Internet es como la biblioteca de Alejandría cuando tienes una duda si sabes buscar… pues tienes ahí la información. Luego está ahí el doble filo de que todo el mundo pueda opinar, que está de puta madre…  pero, ¿de qué nos alarmamos cuando la peña diga barbaridades? Todo depende del uso que hagas.”

No hay que olvidar que Eskorzo protagonizó el último concierto de la Sala Babylon y ahora dicen sentirse orgullosos de que hayan querido contar con ellos de nuevo para el festival. “Desgraciadamente, el último concierto de la Sala Babylon nos dolió un montón porque era una sala a la que habíamos ido un montón de veces y siempre ha sido estupenda. Cuenca ha perdido un montón. Creo que no vale con un puñetero festival al año para ir y quitarnos la espinita. Tenía una programación cojonuda y que es una lástima haber perdido esa joyita. Esas cosas son también patrimonio de la ciudad y se tienen que conservar y las instituciones tendrían que echar una mano porque es cultura. Sala Babylon, Cuenca… se relaciona. En Granada se han dado cuenta de que es otra forma de vender la ciudad.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.