Diego el Cigala: Boleros y tangos al atardecer en el Festival de la Lavanda de Brihuega

Vaya por delante que quizás esta crónica o reseña, no es ejemplo de objetividad o quizás sí, pues los que allí escuchamos y aquí escribimos, sentimos admiración especial por Diego el Cigala.

Cada vez que Diego el Cigala se sube al escenario, se podría decir que reinventa un nuevo concierto con canciones de todos conocidas, a las que les da una vuelta más. La interpretación de cualquier tema, supone un regalo para los oídos y una muestra de autenticidad que pocos artistas pueden ofrecer. Quizás por ello no deja indiferente a nadie que asiste a sus conciertos.

Boleros y tangos al atardecer ponía en escena al cantaor, con su inseparable Jaime Calabuch “Jumitus” al piano, en una relación que comenzara hace ya unos años, desde las grabaciones del álbum “Dos lágrimas” y que desde ese momento perdura en las distintas giras y grabaciones hasta el último disco, “Indestructible”.

Eulogio Valdenebro Manso
Foto: Festival de La Lavanda

Abrazando los campos de lavanda al público y al artista, en la sexta edición del Festival de la Lavanda de Brihuega, el aroma presente era ideal y comenzó el Cigala con el tema “Te quiero, te quiero” que interpretara en su día e hiciera famoso Nino Bravo. A continuación, el bolero de Rafael Hernández “Silencio” metió al público de lleno en el concierto y anticipó lo que sería el resto de la actuación.

En el repertorio que nos ofreció, interpretó numerosos temas del disco “Lágrimas Negras”, aquel disco que por el año 2003 cambiara el devenir musical del Cigala, o mejor dicho ampliara … porque en este caso, el que mucho abarca mucho aprieta. “Veinte años”, “Vete de mí”, “Lágrimas negras”, con improvisaciones en la letra interpretada o “Corazón Loco”, fueron muestra de ello. Jaime Calabuch acompañó al cantaor en todos los temas de manera magistral, explayándose en contadas ocasiones, con solos de bella factura. Recordando a Gardel, “El día que me quieras” arrancó en el público presente una de las mayores ovaciones de la noche.

Dentro del repertorio interpretado de canciones grabadas en discos como “Cigala & Tango” o “Dos Lágrimas” se colaron los temas de Roberto Carlos “Nuestro Amor” y “Amigo”, además de “Vida Loca” de Pancho Céspedes.

Eulogio Valdenebro Manso
Foto: Festival de La Lavanda

Se despedía el Cigala una vez puesto el sol, pero tuvo que regresar ante la insistencia del público para obsequiarnos con un último tema “Amar y Vivir”, una de las primeras grabaciones que hiciera en su día con el gran Bebo Valdés y que incluyera en el disco “Corren Tiempos de Alegría”.

Gran concierto en un marco incomparable de un artista que quizás una de sus mayores virtudes sea no poder dejar de ser flamenco aunque interprete otros estilos.

Realizada por: Amalgama & Trémolo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *