Metal Infest, noche de cuerdas rotas

El pasado sábado tuvo lugar la primera edición de Metal Infest. Un festival celebrado por y para la gente heavy de la estampa tanto local como nacional. A la cita asistieron tanto bandas locales y regionales como agrupaciones venidas desde otras comunidades autónomas. Dissaverage, joven grupo albaceteño, se colocaba en esta ocasión como organizador del encuentro. Un encuentro que tuvo lugar en el epicentro de Albacete, situado en la Sala Cariboudispuesto a ofrecer una música diferente a la que está acostumbrada el centro de la ciudad.

Los sampler recogían los primeros punteos y la música comenzaba sobre algo menos de las once de la noche. La primera agrupación en salir al escenario era River Crow y la sala, aunque todavía era pronto, se comenzaba a llenar poco a poco.

Como no podía ser distinto la música comenzó bajo el título de la premonición y la banda venida de Ciudad Real nos ofrecía los cánticos de “Nightmare”. La banda, a pesar de haber confesado sobre escena el escaso tiempo del que dispusieron para ensayar el concierto, ofrecieron un espectáculo digno.

“Try if you can”, “Entropy” o “Shame on you” fueron algunas de las canciones que puntearon. La fuerza de los acordes y de la voz rota del vocalista confundía a los asistentes y hacía bailar a los primeros, todavía sin una cerveza en la mano.

chope6
Fotografía: Rocío Cortazar

La propia luz del escenario se vio sobrepasada por la fuerza de la música y decidió cesar durante unos minutos. Nos hubiese dado igual si hubiesen decidido continuar. Era una escena que no necesitaba luz para apreciar el espectáculo ofrecido.

El alma de Jimi Hendrix se vio atraída por el sonido que despedía el local y decidió meterse en la banda para interpretar su clásico tema “Voodoo Child”. Un tema que obligó al vocalista de la banda a dejar el escenario y a compartir terreno con los que ya estaban dentro de su juego.

Le tocaba el turno al siguiente grupo y las baquetas pasaban a manos de Phármakon, la banda venida desde Salamanca. Sonaba “Gone Insect” para comenzar la velada y la banda rompía los primeros cuellos.

Los salmantinos también dieron espacio a las covers e interpretaron temas de Mastodon y Gojira. El ukelele, como contraste, aparecía brevemente sobre escena y el concierto finalizaba con una batalla de punteos sobre el terreno del espectador entre los dos guitarras de la agrupación.

1234

La playlist se ampliaba e Immortal Shadow, venido desde Murcia, comenzaba pasada la medianoche. Los cimientos de la Sala Caribou retumbaban y el grupo heavy comenzaba con “Thrill for the Hunt” y “Shadow of North”.

La fuerza inmortal de la agrupación quebraba los tímpanos de la primera fila y seguía su show con “My death, my liberation”, “They would be better dead” y “Veil of maya”. El “Horror Circus” bajo el que se escondía el último trabajo se interpretó sobre las cuerdas y la banda concluyo su intervención con el tema que, según ellos, mejor les definía, “Inmortal”.

Por nuestra parte, el equipo de Compact Cheese conseguimos nuestro objetivo y conseguimos nuestras preciadas camisetas de Dissaverage. Cedidas por el grupo a causa de nuestra presión, por supuesto.

Después de abandonar los baños y ceñirnos nuestras nuevas prendas, salimos a apoyar al último grupo con intención de romper las últimas palabras de la noche. La última banda comenzaba de espaldas a los espectadores y comenzaba con la presentación de su último trabajo, “Prologue”.

Una risa histérica daba comienzo al espectáculo y las luces rojizas inundaban la estampa. Como entre ríos de sangre golpeaba la música de los albateceños que ofrecían a todo aquel que les escuchase dentro o fuera del local.

37
Fotografía: Ricardo Márquez Romero

“Burn at the stake”, “Mandatory” o “Carnage” fueron algunos de los temas que pudimos escuchar aquella noche. Si pensábamos que la escena era lo suficientemente hardcore como para rompernos el cuello, estábamos equivocados. El single de la banda, “If I Said”, comenzaba a retumbar en los altavoces y el mundo comenzó a arder. 

Un show que terminó con broche de oro con una canción dedicada al equipo de Compact Cheese, el tema “People = Shit” de Slipknot. Una oportunidad que no perdió Dissaverage para demostrar la fuerza de la que es capaz de transmitir.

Una noche que se movió entre cervezas y cuerdas rotas. Un joven festival que demostraba que, una vez más, la oscuridad gana a la luz. El primer festival metalero al que asistía este joven proyecto mediático y que hacía a nuestra gente no solo fan de su música, sino de su gente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *