NoProcede: fuertes apuntes de modestia

Llegamos antes de tiempo y pudimos pasar un rato con ellos. Ellos son NoProcede y son un grupo nacido en Madrid, más concretamente en el barrio de Aluche. Entre sus estudios encontramos desde veterinarios, trabajadores sociales, estudiantes de matemáticas e incluso estudios de informática. Les encanta la música, la comida y son amantes de la historia. Odian la política, los tacaños y el polispan. Existen fetiches extraños hasta para los odios.

De niño soñaban con ser veterinarios, futbolistas e incluso arqueólogos. Lo cual parece ser que forma revuelo entre los componentes.  Beben de la música de Marea y sus 28.000 puñaladas, el disco de Platero “Correos” y algunos de sus ídolos son Zidane, la agrupación Marea o John Bonham, batería de Led Zeppelin. Tienen aficiones sencillas, como ver series, seguir comiendo y entrar de vez en cuando a Amazon para encargar paquetes. Gente sencilla. También les gusta la informática e incluso se atreven a programar por gusto.

Los madrileños nos cuentan los inicios de la formación de los NoProcede. “NoProcede se creó a partir de que fuimos a un concierto de La fuga y acabamos flipaos de nuestro primer concierto. El ambiente, la música… y nos dijimos ¿por qué no montar algo como esto? Entonces estábamos en clase de matemáticas intentando ponerle algún nombre, pasando de la clase, y la profesora nos dijo: “Eso que estáis haciendo no procede”. Ahí se quedó la cosa”.

_DSC5698.jpg

Recuerdan los inicios en el mundo de la música como algo amateur. Sin preparación, pero con muchas ganas. “El principio lo recuerdo por algo de diversión. No teníamos ni idea de tocar y entonces empezó a ser sacrificado. Estuvimos un año presentándonos como NoProcede y no teníamos ni instrumentos. Al final ahorrando y ahorrando con trabajos conseguimos los primeros instrumentos rudimentarios”.

NoProcede es otra de las bandas que a día de hoy no se puede permitir vivir de la música. Lo ven como una utopía hoy en día. Demasiada música, mucha oferta, poca demanda de grupos pequeños. “Es imposible. Y más en el rock nacional que viven dos personas, es muy inviable. Ahora no es como antes. Ahora es vivir con la música, no de la música. Lo vemos como un trabajo. El panorama de la música esta sobresaturado. Ahora hay tanto que la gente no sabe que escuchar”.

¿Les cuesta salir adelante con el mundo de la música? “Si, porque no tenemos a nadie detrás. Hemos dado el salto, ahora estamos con Maldito digital pero no tenemos una promotora. Maldita record nos ofrece la logística de tener un sello discográfico, pero a la hora de buscar conciertos lo hacemos solos. Nos van a tirar piedras, pero esto se mueve por pasta. El festival llama a la promotora y la promotora te lleva. Y o eres un grupo que genera mucho dinero o eres un grupo que pagas por estar. Lo que es hacerse un hueco es muy difícil hoy en día.  En el Sirocco tocamos porque un grupo se cayó, pero hasta entonces no nos habían hecho caso. Y se llenó”.

Como muchos de los entrevistados nos aportan su opinión sobre la escena musical en España. El país no ayuda a la música. “Para empezar, no hay salas. Hay cuatro salas y son muy demandadas. Entonces cuando ocurre esto es cuando pueden elegir a las bandas y pedir dinero. Hace diez años en Madrid había muchas más salas. A parte, no hay apoyo de locales de ensayo. No hay gremio de músicos. Te meten en el mismo grupo que a los toreros. Y luego pagas el 21%. Un local mediocre son 400€. Estamos hablando del alquiler de una casa. La gente prefiere gastar 10€ en un gin tonic que en un concierto”.

_DSC5701

Se declaran fans del mismo género que ellos producen, pero también nos confiesan las influencias de cantautores como Sabina o Andrés Suarez. Incluso se declaran amantes del mundo de la salsa en algunos casos. De todas maneras, el “pack”, como ellos lo denominan, de rock estatal siempre ha estado ahí. Grupos punk como Kaotiko siempre han sido una influencia. Su música se crea cuando Javi coge la guitarra y construye acordes con su acústica. Más tarde el resto acaban de consolidar los temas. Cada uno aportando su trocito del pastel.

“Grisú”, su último trabajo que salió a finales de 2016, esconde un concepto poético. “Es un gas inoloro que está en las minas de carbón. El cuento corto es que al picar saltaban chispas y se prende fuego y mueren todos. Entonces para ello tenían un pájaro que cantaba y que cuando no cantaba era porque había muerto a causa de este gas y todo salían corriendo de la mina. Entonces queríamos hacer un paralelismo porque en este caso la música, o mejor dicho la no música, les salvaba de la muerte”.

Trabajo que fue producido gracias a Maldito digital, su sello discográfico. “Nos contactaron ellos a raíz de nuestro videoclip y lo que nos ofrecieron nos encajó. Con Javi Salas un diez. Estuvimos un mes en su estudio y era uno más del grupo. No había presión ninguna. Él escucho la maqueta y le gustó. Y pretendía que el disco se escuchase mejor porque era como uno más de la banda. Nosotros le dimos algo de margen y se implicó mucho. Repetimos seguro si él nos acoge”.

_DSC5704

Un disco que graba una trayectoria y una evolución musical. “Hay evolución en producción, calidad musical, en medios, ejecución… Hemos pasado de cambiar a dos guitarristas por otros dos nuevos. Dejan su huella y se nota el cambio. Las canciones están más elaboradas, el nivel de bases rítmicas y musicales está más trabajado”.

La escena musical sobrevive de los espectáculos en directo y no de los CD´s que se vendan, y eso es algo que nos reconocen. “Lo que queremos es regalarle el disco, que les mole y vengan. Preferimos que lo escuchen, se aprendan las canciones y vengan a que me lo compre un colega por compromiso y no venga. Yo prefiero que este en descarga directa pero no está antes por el contrato que hemos firmado. En el futuro lo pondremos”.

Javi, vocalista del grupo, creó “Ciudad olvido”. Tema versionado tanto en acústico como en eléctrico que nace de temas personales del artista madrileño. “Hice esa canción cuando era pequeño y cuando mi abuela tenía alzheimer. En acústico logre sacar más sentimiento y quizá en rock saco más rabia”.

Entre ese saco de canciones NoProcede elegiría “Las ratas”, “Echarte de más” o “Ser eterno”. “Hay días que me gustan más otras y en otros momentos me gustan más otras”, declara Javi, que no sabe por cual decantarse.

Como en casa en ningún sitio y saben apreciar el dicho popular a la hora de preguntarles su escenario favorito hasta ahora. “Las fiestas de Aluche. Sin duda alguna. Y caracol. Tocar en las fiestas de tu barrio y ver que está lleno es como “Buaah”. Yo si esperaba llenar caracol, ellos no.” Bromean entre copas. “Se acabaron las entradas tres días antes. Parecías un grupo de verdad. La gente cantando, gritando y estábamos flipando. Si todo va bien podremos repetir”.

Les preguntamos acerca de las redes sociales y la declaran como un arma de doble filo. “A día de hoy es de donde viven los grupos. El 90% son las redes. De 10 personas 9 van a ser porque te han visto por redes sociales y el otro es porque le ha llegado un CD, de rebote. En como con todo, si no tienes redes sociales no haces nada. Y hacerse un hueco entre los grupos que son sublimes ya…  Es lo mismo de siempre, las redes son un negocio y quien más dinero tiene consigue más publicidad”.

_DSC5710

Les encantaría colaborar en un futuro con un grupo como Desakato porque, según ellos, “han metido un estilo que no es de aquí y lo han partido”. NoProcede se declara como un grupo sin pretensiones ni metas a largo plazo. “No hemos inventado nada. A largo plazo no se sabe. Pensamos en el presente. Es tontería pensar. Canciones para otro disco hay, ya veremos”.

No todas las anécdotas tienen por qué ser buenas y nos recuerdan la ida de los dos guitarristas anteriores. Un grupo que, sin miedo a equivocarse (y que nosotros mismos ponemos la mano en el fuego por esa definición) se construye bajo las palabras de; Sincero, humilde y directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.