Old Dixieland Band: el swing se forjó en la calle

El pasado 27 de mayo se celebró la Primera Edición del Cuenca Swing Festival, organizado por Blanco y Negro Estudio. En la Iglesia de San Miguel, situada en el caso antiguo de la ciudad, pudimos hablar con uno de los grupos que formaron parte del evento. Desde Ciudad Real, Old Dixieland Band comenzaba las pertinentes pruebas de sonido mientras podíamos hablar con su fundador y saxo, Diego Jiménez; músico de sangre de 28 años, que tiene a Ben Webster como ídolo y la canción de Radiohead  “Everything in its right place” de cabecera. Sería geólogo si no se dedicase a la música, aunque no ve nada más allá de su arte. Detesta la violencia y de niño soñaba con un columpio gigante que le daba miedo.

¿Por qué Old Dixieland Band?

El nombre es un casual porque nació como cuarteto, tres de esa banda teníamos otra en la que hacíamos pop rock latino, funkie a veces y esa banda está funcionando 12 años, estaba mi hermano y algún amigo, se llamaba Viejo Ben. Luego hicimos una banda de jazz manouche y la llamamos Old Ben. Después, luego a raíz de meternos en el Dixieland, le pusimos Old Dixieland por la evolución. Aunque hacemos sólo swing, ahí quedó el nombre. Nacimos en la calle tocando, nadie empezó sabiendo. Yo empecé saliendo a la calle, solo, a tocar, y al poco tiempo convencí a mi hermano. Nos conocían en Ciudad Real por otras bandas que teníamos y llegó un momento que como tocábamos en la calle éramos los músicos de allí, los músicos de la calle… era muy familiar, la música era muy divertida, también venían muchos niños… y ese fue el nacimiento, ver que le gustaba a la gente y que se podía continuar.

¿Qué influencias musicales tomáis como referencia?

Para esta banda, bandas de dixieland… Original Dixieland Jadixielandss Band, y luego en el mundo de las Big Band también, y seguimos a gente como Duke Ellington o Benny Goodman, sobre todo cuando nos metimos al swing, Louise Armstrong por supuesto.

_DSC0203

¿Os está costando haceros un hueco en el mundo de la música?

Es difícil, con el swing es un poco más sencillo porque el género está en auge y hay mucho movimiento. Creo que al fin y al cabo no debemos tener prisa, hay que esperar las cosas que van viniendo al fin y al cabo. Tú puedes ir buscando, pero no creo que haya que tener una pretensión a corto plazo. Lo nuestro va despacio, pero firme. Seguimos avanzando, no sabemos a dónde llegaremos, pero hasta ahora siempre ha sido hacia arriba. Ha habido cambios de miembros de la banda, pero siempre ha sido positivo, desde que empezó aquello, comenzó a subir y hemos seguido haciendo lo mismo; lo que hacíamos antes de tocar en la calle lo seguimos haciendo. Lo que venga, bienvenido será.

¿Cuál es vuestro proceso creativo?

Para el tema de crear música, los temas nuestros que grabamos en el segundo disco sí que los pensé yo porque me dediqué un tiempo más a escuchar ese tipo de música y a conocerla un poco más. El resto del repertorio es un repertorio que hemos cogido de las músicas que se tocaban en las orquestas de swing de los años 20 y 30, un repertorio que nos atraía y hemos hecho un poco el arreglo; algunas las hemos respetado, otras con algunas modificaciones.

¿Cómo definís vuestro estilo musical, os ceñís a la música swing y a sonidos sureños o también tocáis otro tipo de música?

En esta banda nos limitamos a hacer swing, más que nada porque últimamente hacemos conciertos para bailarines, entonces hay unas pautas que tienes que seguir porque si no no pueden bailar. Cuando hacemos conciertos que no son para bailarines, entonces sí nos salimos un poco y hacemos algo más dixieland, pero estamos muy arropados por el swing en esta banda, aunque cada uno tenemos otras bandas en las que hacemos otras cosas. Esta banda es una banda de swing. Los vientos, trompeta, trombón y yo, saxo, estamos ahí en Madrid y como te digo, intentamos vivir de ello, al final tocamos con todo el mundo, pero yo tengo este proyecto con esta idea que creamos allí en Ciudad Real.

_DSC0304.jpg

¿Pensáis que C-LM favorece la creación de grupos/bandas o cantautores? Si es que no, cómo pensáis que podría mejorar esto?

 Después de llevar tantos años en la música te das cuenta de que la música ha ido un poco para abajo en el sentido de que yo me acuerdo cuando era más joven, con 18 años, en Ciudad Real había un montón de grupos diferentes que con el tiempo se han perdido. Ahora mismo, la cantera musical está un poco falta de nuevos chavales que están tocando, entonces… ¿Qué fomenta CLM la música? Pues la respuesta es no. ¿Qué te voy a decir yo que estoy dentro de la música? Sí que hay cosas muy bien y otras muchas mal, pero ya no es sólo el problema político sino también algo cultural que es cuestión de mucho tiempo. No sólo la culpa la tienen los ayuntamientos, sino que la gente quiera cultura, de que la gente hoy por música entiende la orquesta de las fiestas. En cuanto al género, en España hay pocos sitios de swing, quitando Madrid o Barcelona, Valencia, hay muchos sitios creciendo, Ciudad Real lleva un año, en Albacete llevan dos años… en Barcelona llevan 15 o 20, en Madrid un montón, entonces en estos sitios está creciendo ahora y que puede llegar aquí dentro de 4 o 5 años.

Si ahora mismo pudieseis elegir; ¿En qué festival os gustaría tocar? y ¿Por qué?

Supongo que en algún festival a nivel de jazz, el año pasado estuve en Montraux, Suiza, en el festival de jazz y, ¿quién no querría tocar ahí? En España a nosotros nos gusta mucho venir a estos festivales de swing que se están creando porque estamos viendo cómo nace todo esto, estoy bastante contento de estar aquí en Cuenca; hemos estado en el festival de Menorca, hemos estado en el festival de Albacete, en Málaga, en Córdoba… A mí me gustan estos sitios, no voy a pretender estar en un festival para 5000 personas porque aquí van a venir 100, 200  lo van a disfrutar muy bien y la verdad que te vas contentísimo. Estuve en Madrid tocando, en la Sala Clamores, y no fue mucha gente, fueron como 40 personas o así y sin embargo fue un concierto muy bueno, sonó bien, la gente te daba respuesta… si hubiera habido mil personas más bien, pero yo me lo pasé muy bien. El músico llega un momento que tiene que amoldarse a cualquier escena, y si hay cuarenta personas no puedes decir que vas a dar sólo el cuarenta por ciento, tienes que salir a matar y sí hay cuarenta pues que se lo pasen bien.

_DSC0264

¿Porqué “Moustache”, que fue vuestro segundo disco, lo lanzasteis tan rápido con respecto al primero? Según informa La Tribuna de Ciudad Real.

Porque quizás durante ese año creció muchísimo la banda, pasamos de tocar en la calle a que nos preguntasen que cuándo tocábamos. Teníamos el primer disco y se estaba vendiendo muy bien, entre comillas, dentro de lo que podíamos vender allí, pero era algo que no sabíamos, y nos propusimos hacer algo mejor. Yo empecé a hacer canciones e hicimos un disco de nueve canciones; después un concierto que fue un exitazo.

Hemos visto que en el segundo disco, el proyecto de crowdfunding a través de Verkami, terminó el 15 de agosto de 2015 con una aportación de 1.060 euros. ¿Qué significó esto para vosotros? ¿Pensabais que la gente se iba a involucrar en este proyecto más con vosotros o menos? Porque comenzasteis pidiendo 850 € iniciales.

Lanzamos aquello porque queríamos hacer de ese segundo disco algo con más calidad, decidimos hacer una tirada mayor de discos, del primero hicimos 500, del segundo hicimos 1000, metimos más canciones, metimos un diseño un poco más elaborado porque el primero también lo tenía pero bueno, diferente, cambia el logo incluso, el formato y todo eso tenía mayores costes, y eran costes que en ese momento no podíamos afrontar, entonces yo no sé si estaba trabajando, vivía en Ciudad Real aún, y dijimos vamos a probar. Otra gente lo había hecho, le había funcionado y pensamos que era mejor pedir algo menos y tener algo, que pedir un montón y que no saliera.

_DSC0197

¿Pensáis que el crowdfunding -en el que tantos grupos y músicos os apoyáis- puede tener fecha de caducidad?

Yo creo que es una idea bastante buena. Si puede finalizar creo que es únicamente porque hoy en día se está explotando demasiado, pero el hecho de que puedas apoyar un proyecto a cambio de una recompensa, por supuesto, me parece bien siempre que no se abuse de ello.

Presentasteis este segundo trabajo en agosto de 2015 y, tanto en el primer disco como en el segundo, lo hicisteis en la terraza Guridi Rumor de Agua, en el Parque de Gasset, en Ciudad Real. ¿Por qué este sitio?

Para mí sí que tiene algo de especial porque cuando yo estuve estudiando fuera volví a Ciudad Real y me puse a tocar en la calle y hubo ahí un hombre que tenía su bar y me oferció tocar allí, pero no una vez sino semanalmente. Eso me ayudó un montón, sobre todo para aprender, tocando seis siete meses sin parar. Aprendí mucho ahí, siento que le debo mucho a ese hombre por haberme dejado hacer eso. Hemos hecho ya tres conciertos allí, nunca nos pone ningún problema para nada, es un sitio perfecto y por suerte cabe mucha gente. Se puede decir que es el lugar donde nació la banda, si tenemos opción volveríamos allí por supuesto.

¿Podemos hablar de evolución del primer al segundo disco?

La evolución es a nivel individual, que a nivel individual hace que la música funcione mejor, pero ya te digo en el primer disco éramos todo principiantes y lo grabamos cuando aún no teníamos un año como banda, con el segundo fueron dos, muchos más conciertos, dominas más los instrumentos y el nivel se nota ahí, en el que cada uno controlamos más nuestro instrumento.

¿Con qué canción os quedáis del segundo trabajo, con: “polca”, “tico tico”, “que no me toques el bigote”, por ejemplo?

“Polca”, es un tema nuestro que ha funcionado muy bien. También es especial “El blues de la calle de las tiendas”, surge de la idea de un amigo que empezó en la calle tocando, justamente en la calle de las tiendas de la ciudad, y me dio la idea del nombre, un tema con una pequeña letra. Y si no, “Yellowland”, que es el tema que dedicamos a nuestra pequeña tierra manchega.

¿Si tuvierais que elegir solo una canción vuestra, ¿cuál sería? ¿por qué?

Aunque no sea la que más me guste, la que nos ha llevado a más sitios ha sido la de “When The Saints Go Marching In”, porque le hacemos una pequeña modificación de la letra, donde dice:  “I won’t be part of this number” decimos “Juan tenía un alambre”… claro, la gente que conoce la canción se queda extrañada. Intentamos que la gente cante, y aunque no sea mi preferida sí que es la que quizás más nos ha definido. En directo, porque es muy cómoda a nivel de improvisación, es la de “Minor Swing” De Django Reinhardt: tiene una melodía muy cortita, y sin embargo es empezar y engancha mucho a la gente, además improvisando se disfruta mucho.

_DSC0191

A largo plazo, ¿puede ser Old Dixieland Band una referencia musical en nuestro país?

No lo sabré nunca hasta que se pueda dar el caso. No creo, porque en España hay muchas bandas de swing muy buenas, ha habido mucha tradición en Barcelona, hemos escuchado de allí algunas bandas que son gente que lo tiene muy controlado todo. Yo creo que nos queda mucho por trabajar a nosotros y siempre intentamos mejorar.

¿Qué reto os habéis planteado en este 2017? ¿Qué desearíais que ocurriera?

Me gustaría que fuese tan bien la banda que dijese puedo vivir de ella, pero creo que eso es bastante complicado… está yendo muy bien y el jazz no es una música tan amplia como para poder hacer eso. Nosotros nos defendemos, suena bien, pero hay muchos músicos por encima nuestra que lo hacen mucho mejor y que nuestro reto es ir a por ello, aprender de esa gente y seguir mejorando. Así que ójala contaran con nosotros para muchas más cosas, como esta. Yo por ejemplo, con esto me quedo feliz. Castilla-La Mancha en el sentido de mover este tipo de música está un poco jodido. Ahora en Ciudad Real se conoce más por el fenómeno swing con la escuela que surgió, está cogiendo mucha fuerza, en Albacete también … en Toledo hay varios sitios de funk, de soul, de blues… pero por ejemplo de Cuenca no tengo ni idea, y de Guadalajara tampoco. Hay poco pero creo que irá subiendo lo del swing.

Tres palabras que describan a Old Dixieland Band (despedida)

Ilusión, swing y swing. Nos está abriendo un camino que jamás hubiésemos pensado que íbamos a llegar, todo fruto de la casualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.