Steppas In Tha Ghetto: mucho más que rap

Desde la localidad toledana de Quintanar de la Orden, hace unas semanas tuvimos la oportunidad de pasar una mañana de domingo con algunos de los organizadores del Steppas in tha Ghetto, uno de los eventos que reúne a todos los elementos que conforman la cultura urbana: graffiti, scratch, break y rap.

El próximo sábado 29 de julio, Quintanar recibirá con los brazos abiertos a esta jornada cultural, ya que además de los conciertos, el festival en su II Edición ha querido ir más allá. De este modo, el Steppas se ubicará en EL SILO y en la Biblioteca Pública “Leer y Soñar” y reunirá actividades como: una exposición de fotografía, exhibición de graffiti, batalla de gallos, talleres de pensamiento y escritura creativa, talleres para niños y jóvenes para la expresión a través de la pintura, coloquio impartido por el grupo feminista Femirockers, en donde repasarán la evolución de la mujer en el hip-hop y un mural por Dase y Fert en la Biblioteca.

De esto y mucho más nos hablaron cuatro de los diez organizadores del festival. Diandra León, Javier González, Elvira Villaseñor y Manuel García nos abrieron las puertas de su local de ensayo -ya que tienen un grupo- para compartir con dos de las cheesers un rato más que agradable. Así que: ¡allá vamos!

DSC_0493
Diandra León.

¿Por qué decidisteis crear el Steppas in tha Ghetto?

Diandra: El motivo principal era darnos a conocer entre nosotros. Es decir, utilizarlo como un punto de encuentro tanto para nosotras que estamos dentro de la cultura del hip-hop y estamos muy desperdigadas y no se nos conoce, como para ellos, para poder compartir y seguir creciendo. Somos jóvenes, tenemos un grupo de rap aquí en Quintanar, surgió la idea y salió adelante.

¿A qué se debe el nombre del festival?

Manuel: Pues mira, precisamente estábamos los tres aquí en el local, diciendo qué ponemos, cómo podemos llamarlo, y yo dije: la estepa en el guetto, el guetto en la estepa,… pensando un poco en el común.

Diandra: Queríamos hacer un juego de palabras. Y mira, al final, al decirlo, pensamos entre todos que sonaba bien y tenía rollo. Lo pensamos dos semanas antes de hacer el festival y todo surgió súper rápido -risas-.

Manuel: Hay un grupo que se llama Iration Steppas, lo pensé un poco y dije: es algo que mola, fácil de pronunciar. Encima se pronuncia igual que lo ves, tal cual y no tiene ningún fonema raro, por lo que no tiene complicación ni misterio.

¿Qué supone este festival para vosotros?

Javier: Lo que pretendemos es traer algo diferente al pueblo y el proyecto es muy ambicioso.

Diandra: Es un poco arriesgado porque lo que es la cultura hipo-hop, si te vas a las grandes ciudades están bien valorado, pero traer esto a los pueblos pues no cala tanto. Entonces no sólo decidimos quedarnos con los 4 elementos que forman el hip-hop que es el graffiti, el scratch open table, el break y el rap, sino utilizar diferentes vías artísticas para que todo el mundo pueda participar de manera activa y llegar a comprender lo que es este trabajo en sus 4 formas.

DSC_0538.jpg
Manuel García.

Steppas in tha Ghetto es un Hip Hop Fest que nada tiene que ver a lo que estamos acostumbrados en CLM, ¿por qué centrarse en la cultura urbana?

Javier: Hay muchos festivales por aquí por la zona y engloban todo. Pero de rap únicamente no hay nada, como por ejemplo te puedes encontrar en Madrid, en Valencia y en grandes ciudades, que digas ¡un festival sólo de rap! Pues por este motivo y porque nos encanta, decidimos centrarnos en la cultura urbana.

Diandra: Yo cuando empecé a cantar mis padres no lo entendían porque es rap. Esto un trabajo muy duro que engloba todas las áreas que conforman el hip-hop y lo que queremos es mostrar el trabajo y la dedicación que lleva todo eso y que a día de hoy, no está valorado como debería. Por ello, la cultura urbana es algo más, es un arte. De hecho los que vienen de las scratchers, pues los 4 djs que han formado este colectivo, son pioneros en el mundo del hip-hop a nivel nacional. Para nosotros es un orgullo contar con ellos en el festival porque ya tienen unas tablas y unas carreras profesionales consolidadas.

Manuel: Nosotros llevamos fomentando esto desde que la cosa empezó cuando se pintó el Quijote más grande del mundo, aquí en Quintanar. La obra es una medianera de 70 metros, además de que luego hay varios murales por el centro del pueblo que se hicieron en los últimos 3 años y nosotros queríamos mantener eso del arte urbano, asique nos lo llevamos al espacio de EL SILO, que es una exposición al aire libre.

Este año tenéis como principal objetivo contar con más presencia femenina en el evento ¿Por qué?

Elvira: El año pasado nos dimos cuenta de que sólo había una mujer grafitera entre 20 grafiteros. Entonces pensamos que algo fallaba y este años hemos intentado buscar que la balanza se iguale y equipare.

Diandra: Hay mujeres que se dedican a esto pero el problema es que nos las conocemos o se desconoce. Pretendemos que esta cifra un día se iguale y así todas las personas, en su oficio, tengan las mismas oportunidades en esto de la cultura urbana.

Javier: No sólo buscamos a gente de la región, sino a gente de todos sitios de España. Viene gente de Barcelona, Murcia, Madrid, Toledo, Málaga, Sevilla, Canarias, etc. Esto nos gusta porque, a medio plazo, nuestro objetivo es llegar con el Steppas a nivel nacional, actuando como punto de encuentro. Asimismo, la situación geográfica nos apoya y nos viene muy bien.

Manuel: La idea es volver al sentido antiguo de las jam, cuando se juntaba en Alicante todo el mundo del hip-hop y hacían fiestas de break, de grafiti, de rap,… Por eso queremos crear una comunidad y fusionar las 4 formas de entender la cultura urbana, siempre intentando fomentar la visibilidad de la mujer.

DSC_0537.jpg
Elvira Villaseñor.

¿Con qué presupuesto contasteis el año pasado y cuánto esperasteis parta este año?

Elvira: Pues mira, el año pasado contamos con la pintura y con el equipo y este año contamos con el equipo -muchísimo más mejorado-, vamos a tener escenario, carpa, lo de la biblioteca, iluminación, etc. Todo eso lo costea parte la biblioteca, parte el Ayuntamiento,… y sí, ha subido bastante el presupuesto. Lo han duplicado, más o menos. Para nosotros fue una sorpresa más que positiva que las instituciones tanto públicas como privadas apoyasen este proyecto. Al principio teníamos dudas porque era una idea nueva, a lo mejor la gente del pueblo no lo entendía muy bien, está muy catalogado en plan rapero, grafitero de la calle, pero no… Lo valoraron y lo siguen valorando, asique toco madera y que siga así.

En la II Edición, ¿habéis recibido apoyo por parte de las instituciones públicas y/o empresas privadas?

Diandra: Sí, por ambas partes. Por un lado, el Ayuntamiento desde el primer momento que le presentamos la idea lo apoyó. Y el año pasado cuando presentamos el festival, sólo era exhibición de graffiti y scratch, fue una especie de toma de contacto y mira, al final las expectativas fueron brutales. El Ayuntamiento quedó muy contento, este año presentamos el proyecto de la II Edición, hemos añadido a lo que ya había más cosas     -con nuestra ida de olla- y parte del festival es costeado por el Concejal de Juventud. Y, por otro lado, está el patrocinio de los comercios locales.

Elvira: Además hay una pequeña parte que estamos cubriendo con las donaciones de la gente. Pero la mayoría ha sido por parte del Ayuntamiento y del comercio local. Eso sí, todo sin ánimo de lucro. Todo se hace por mejorar el festival y conseguir que la entrada pueda seguir siendo gratuita. Nosotros mientras podamos, pretendemos que la entrada sea gratuita para todos los públicos.

DSC_0536.jpg
Diandra León.

El recinto en el que se celebrará el festival será entre el SILO -lugar en el que ya se celebró el año pasado- y la Biblioteca Pública Municipal “Leer y Soñar”. ¿Podemos decir que se consolidan estas ubicaciones como el recinto ideal para el Steppas in tha Ghetto?

Diandra: Sí. El SILO es ideal porque por ejemplo el año pasado que fue lo del graffiti y el scratch, nos llegaron comentarios de la gente que participó, que además gente que llevaba muchos años en este mundo, que hacía tiempo que no se sentían dentro de la movida. Es cierto que en otros festivales, los grafiter@s están más apartados de lo que es el núcleo del festival. Entonces eso para nosotros fue muy positivo el poder recibir comentarios buenos. Por eso sí, podemos y tenemos la gran suerte de decir que el SILO es el sitio perfecto, ya que puedes ver una exhibición a tu alrededor de grafiteros como disfrutar de los conciertos y otras actividades.

Elvira: Al mismo tiempo, este año con la Biblioteca es un plus porque en ese espacio podremos desarrollar los talleres y que vaya más allá de la cultura y de la gente joven. Además de que prácticamente las ubicaciones están al lado.

Con la estabilidad y la permanencia del festival, ¿valoráis la idea de crecer en cuanto a días en un futuro?

Diandra: Pues ojalá -risas-.

Elvira: De momento estamos así, ¿no? Pero nunca se sabe a dónde vas a llegar ni si vamos a crecer, pero no cerramos las puertas a nada.

Javier: Con la cantidad de actividades que hay podríamos ampliar los días, pero de momento lo hacemos así porque si no sería más complicado para nosotros.

DSC_0500.jpg
Javier González.

¿Qué pautas seguís para escoger a los artistas? ¿Qué requisitos tienen que tener ellos para poder acceder al Steppas in tha Ghetto?

Diandra: Ninguno, simplemente que estén dentro de la cultura hip-hop porque es lo que queremos mostrar. Nosotros nos hemos puesto en contacto con los artistas, otras personas también se han puesto en contacto con nosotros por el boca a boca… Hemos ido seleccionando los que más nos han apoyado, pero en general en el Steppas todo el mundo es bienvenido y no le cerramos las puertas a nadie. Si no es para esta edición, pues para la siguiente les tendremos en cuenta.

Elvira: Hay gente que nos ha hablado cuando ya teníamos cerrados los conciertos y les hemos dicho que podían venirse a las batallas o que se vengan al micro abierto que habrá durante el día… siempre intentamos que de alguna manera participen. El tiempo estará muy limitado porque empezamos a las 9 de la mañana hasta las 4 de la madrugada y en un día no da tiempo a más.

Manuel: El año pasado acabamos a la 1 de la madrugada y eso que no había conciertos, o sea que este año no me lo quiero imaginar -risas-.

Habiendo tantos eventos, ¿qué hace diferente al Steppas in tha Ghetto de otros festivales y cómo convencerías a nuestro lector a asistir a vuestro festival?

Elvira: Hay muchos festivales que incluyen el hip-hop, ¿no? pero el nuestro es exclusivo de hip-hop y tenemos muchos talleres que llevan un acercamiento más intergeneracional a pequeños, adolescentes, adultos… porque habrá una especie de recital donde vengan los padres de los niños a escuchar a sus hijos, habrá un recital de poesía después… Es un poco ese acercamiento el que nos diferencia.

DSC_0497.jpg
Manuel García y Elvira Villaseñor.

¿Qué diferencia hay entre la primera edición y esta?

Diandra: ¡Adiós! Prácticamente todo -risas-.

Javier: Es como si fuera un festival nuevo.

Manuel: Primeramente porque el año pasado, Diandra llegó con la idea a finales de julio y a primeros de septiembre -el día 3- se hizo el festival. Fue un poco locura. Terminamos el festival y dijimos ¡venga vamos a pensar ya qué hacer el año que viene!

Elvira: La aceptación fue tan buena y nosotros estuvimos tan cómodos, que hasta el Concejal se nos acercó y dijo: chicas, a ver cómo lo hacemos para el año que viene, ir pensándolo. Lo bueno fue cuando nos fuimos a dormir, porque estábamos tan contentos, que la satisfacción personal de cada uno se quedó ahí. ¡Llevamos trabajando un año, desde la noche del 3 de septiembre! La diferencia es que hemos ampliado contenidos y actividades, la visibilización de la mujer, este año contamos con Femirockers, que estamos muy contentos de tenerlas entre nosotros, la charla que van a hacer de la mujer dentro del mundo del hip-hop, que se conozca la historia y la trayectoria que tienen, los talleres de stencil-art para los niños, pensamiento y escritura creativa, también tenemos una exposición de fotografía, etc. Lo que queremos es dar a conocer que la mujer existe y es una parte fundamental de la cultura urbana.

¿Pensáis que el cambio de fecha del año pasado a este os beneficia?

Javier: Lo pensamos porque la gente en septiembre se va a estudiar fuera, la vendimia, las ferias y fiestas de los pueblos de alrededor, etc. Por eso este año pensamos que esta fecha es idónea porque hay mucha gente en el pueblo veraneando, que ha llegado de estudiar y la gente tiene más ganas. Además queremos que las personas de fuera vean el pueblo, fomentar el consumo en los establecimientos y en definitiva, queremos que Quintanar de la Orden sea un punto de encuentro para esto.

Tres palabras que definan a Steppas in tha Ghetto                    

Diandra: Diversión, cultura y aprendizaje. Lo que mola es poder ofrecer este tipo de cultura y aprendizaje, que además abarca temas sociales bastante importantes. Entonces que puedas plasmarlo en unos niños para poder seguir construyéndote como persona es una gozada y mira, esta es la finalidad que tenemos.

Elvira: Lo que queremos es que la cultura urbana llegue a toda la gente posible. En el taller de escritura creativa vamos a tener a un especialista en poesía y en talleres infantiles, pues hemos pensado en meter a un chico que lleva tiempo trabajando en la biblioteca con talleres de filosofía para niños, especialista en educación filosófica infantil y en reflexión didáctica. Entonces es unir las herramientas de escritura y los juegos con esa reflexión en un mismo taller y está abierto para todo tipo de edades, no tiene límite de edad.

DSC_0510.jpg
El local y centro de trabajo de la organización.

¿A qué artistas os gustaría traer si pudieseis elegir?

Javier: Este año contamos con dos grupos conocidos. Residentes que son de Canarias y Fanso que son de Madrid.

Elvira: ¿Expectativas? Mujeres.

Manuel: Kase.O

Diandra: Nathy Peluso, Noname… eso sería brutal.

¿Qué esperáis de cara a futuras ediciones?

Elvira: Nosotros esperamos ser independientes. Y cuanto más lo seamos mejor. Aunque luego contemos con ayudas externas como la del Ayuntamiento, no queremos depender de nadie. Eso sí, agradecemos mucho que por parte del Ayuntamiento nos deje el espacio para hacerlo. Esto beneficia al pueblo y encima fomenta que la propia población del pueblo participe, haciendo una simbiosis entre nosotros. Si tú tienes ilusión por algo y te empeñas en hacerlo, con todas tus ganas, al final salen las cosas y mira, es lo que nos está pasando.

Manuel: Somos 10 organizadores y aun así es un caos -risas-. El Ayuntamiento nos acogió apoyando el presupuesto, el apoyo de los comercios locales, su patrocinio, etc. Además hay artistas y cantantes que se han puesto en contacto con nosotros del año pasado porque realmente les gustó el festival y eso es muy especial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *