Tennessee: rock’n’roll con más ilusión que en los 80’s

Con el Rock’n’roll como pasión y Elvis Presley como músico e ídolo de referencia nacía hace más de treinta y cinco años Tennessee, un grupo español que se haría popular en la década de los 80’s y que, todavía sigue en activo con más ganas e ilusión que cuando empezaron. Isidro Arenas, Roberto Gil y Amancio Jiménez componen una de las bandas más míticas y longevas de toda una generación que actualmente graba el que será su veintisiete álbum. Rodeados de grandes amigos y colaboradores con los que recorrerán la geografía española para demostrar que con ganas y trabajo, mucho trabajo, todo es posible.

Aprovechando su paso por el Festival Canalla de Cuenca, celebrado en la Plaza de Toros de Cuenca el pasado mes de junio, donde recordaron temas míticos como “Llueve en mi corazón”; “Te vi correr” o “No lloraré” que hicieron bailar y disfrutar al público, envolviéndoles en una atmósfera ochentera y algo melancólica, pudimos charlar con esta banda de rock’n’roll que tantas carpetas, paredes y corazones de adolescentes conquistaron en toda una generación.

P. ¿A qué se debe vuestro nombre artístico?

Amancio: Somos muy fans del rock’n’roll  y básicamente de la figura de Elvis Presley.  La cuna del rock es Tennessee así que cuando éramos pequeñajos, unos niños… teníamos en la cabeza que nuestro grupo tenía que tener algo que ver con  lo que nos gusta realmente así que Tennessee era la mejor opción.

P. ¿Qué significa para vosotros tocar en el Festival Canalla?

Roberto: Sobre todo un placer, esa sería la palabra ya que con todos los artistas con los que vamos a tocar somos ya amigos de la infancia como se suele decir y para nosotros es diversión. Estar además en Cuenca que es un lugar muy bonito en el cual habíamos estado, y en esta misma plaza.

Isidro: Y ser cañero también que eso mola.

Roberto: Eso significa que tenemos historia detrás y eso es lo que nos gusta.

DSC_0114.jpg
Roberto Gil durante la entrevista.

P. ¿Qué diferencias notáis entre tocar ahora y tocar en los 80’s?

Amancio: Que ahora sabemos mucho más -risas- y quizá lo disfrutemos también más. La experiencia enseña eso, a disfrutar de cada momento que va pasando. Es un privilegio seguir en la música después de 35 años, la mayoría de los que estamos esta noche en Cuenca llevamos 35 años en la carreta, hemos ido coincidiendo a lo largo del tiempo multitud de veces y ya son amigos  como dice Roberto además de compañeros de profesión.   

P. ¿Cuál es vuestro secreto para llevar ya tantos años en el mundo de la música?

Isidro: Porque no nos aguantamos -risas-

Roberto: Sobretodo la amistad.

Isidro: Sí, es verdad.

Roberto: Íbamos al colegio juntos, al instituto…

Isidro: ¡A EGB! Cuando existía la EGB.

Amancio: Siempre hemos dicho que somos básicamente un grupo de amigos que hace música. Y cuando esto termine si termina que creo que no, visto lo visto seguiremos siendo amigos.

Isidro: Seguiremos siendo amigos.

Roberto: Moriremos con las botas puestas que eso es lo más bonito que puede haber.

Isidro: Yo con la silla -risas- pero con las zapatillas de andar por casa -risas-.

P. ¿Qué supuso el grupo para vosotros? ¿Esperabais la acogida que tuvisteis?

Roberto: Sí, sí lo esperábamos.

Isidro: Luchamos por ello.

Roberto: Sinceramente, lo esperábamos cuando lo formamos, lo hicimos de una manera espontánea, éramos cuatro amigos del barrio que lo que nos gustaba era el rock’n’roll, no sabíamos tocar instrumentos musicales así que decidimos formar un grupo de verdad. Éramos los Elvis Boys en los 70’s pero ya formamos Tennessee en los 80`s. Entonces nos echamos a suertes los instrumentos y a cada uno nos tocó uno. Con lo cual nos tuvimos que buscar la vida para poder  aprender a tocar y así empezó todo.

DSC_0102.jpg
Amancio Jiménez, en primer plano, y Roberto Gil, al fondo.

P. ¿Soís autodidactas?  

Roberto: Sí, sí.

Amancio: Bueno, hemos estudiado evidentemente, en academias y con profesores pero, básicamente, todo lo hemos aprendido en el local de ensayo.

Robert: Es que el rock’n’roll no se aprende en las academias… o lo tienes o no lo tienes. Ser artista no es  estudiar en una academia.

Amancio: Porque todos nosotros hemos hecho otras disciplinas, hemos hecho doblaje y otras cuantas cosas y al final todo el mundo acaba haciendo lo mismo y de la misma forma.  En el rock’n’roll eso no funciona.

Roberto: Los grandes del rock’n’roll no hicieron grandes…

Amancio: Chuck Berry no ha ido ni al colegio -risas-

Roberto: hay tanta gente que no…

P. ¿Actualmente, vivís de la música?

Roberto: Sí.

Amancio: Siempre hemos vivido de la música.

Isidro: Siempre. Afortunadamente.

Amancio: Es un privilegio.

P. ¿Qué reto os habéis propuesto como grupo para el 2017?

Amancio: 2017 ya está casi acabao. -risas-. No, seguir de gira, tenemos una gira bastante importante y la verdad es que  estamos sin parar y, mientras tanto, estamos grabando un disco que será el 26 de nuestra carrera o el 27.

Isidro: El objetivo es terminar el disco.

Roberto: Lo que empezó a ser un disco en directo al final se ha convertido en un disco de canciones propias

Amancio: De estudio

Roberto: Y con amigos y grandes colaboraciones.

P. ¿Cómo os preparáis antes de un concierto? ¿Tenéis alguna manía o ritual?

Roberto: Si podemos… unos chupitos de Jack Daniel’s

Isidro: Pero con tranquilidad. -risas-

Roberto: Con tranquilidad.

Isidro: En el camerino tranquilitos.

Roberto: Un poco para afinar, un poco para vestirnos bien, que quede bien el nudo de la corbata…

Isidro: desodorante, colonia por si acaso en el escenario pasa algo… -risas-

Amancio: No somos especialmente maniáticos a la hora de subir a un escenario.

DSC_0120.jpg
Isidro Arenas durante la ronda de preguntas.

P. ¿Con qué grupo o artista del panorama musical actual, nacional o internacional os gustaría hacer una colaboración?

Roberto: Yo, a nivel internacional, con  Chris Aisa.

Amancio: Afortunadamente, hay mucho. Ahora vienen a tocar algunos y nos gustaría ir a verles, incluso a tocar con ellos. Chris Aisa o John Fogerty, por ejemplo.  

Isidro: Yo diría Brian Setzer.

Roberto: Hablando a nivel internacional y, después, hablando a nivel nacional estamos haciendo que colaboren en nuestro disco grandes artistas y grandes personas como son Manuel España de La Guardia, Javier Ojeda de Danza Invisible, José Manuel Casañ de Seguridad Social…

Isidro: Luis Pardo…

Roberto: Hay mucha gente.  Creo que después de 26 discos tener el lujo de grabar con grandes amigos que no tienen nada que ver con nuestro estilo pero sí dentro de la música española de los 80’s, 90’s es un privilegio.

Isidro: Disco redondo.

Roberto: Además que son canciones propias que nos apetecía porque hacía ya tiempo que no hacíamos un disco propio. Todos los añosa sacamos un disco. El año pasado con Warner se editó el 30 aniversario del primer disco  que lo grabamos en el año 85 que fue un doble disco y un gran éxito, estuvo muchas semanas en lista de ventas… pero sí que nos apetecía tener ya un disco compuesto por nosotros.

Amancio: ¿Sabes lo bueno? Que no esperamos nunca los resultados. Si vienen bien y si no pues nada. Hacemos la música porque nos gusta, nos divierte, lo pasamos bien, pasamos buenos momento grabándola  y defendiéndolos en directo mucho más si cabe.  

P. Han pasado muchos años desde que formasteis la banda. ¿Seguís teniendo la misma ilusión que cuando érais chavales?

Amancio: Yo creo que más.

Isidro: No, tenemos más ilusión todavía.  

Roberto: ¿Sabes lo que pasa? Que la ilusión no se puede pasar nunca pero no solamente nosotros. Yo creo que en la vida no se puede perder la ilusión por nada. Nosotros como banda no podemos perder la ilusión. Si tu pierdes la ilusión por ejemplo, en el amor, en tu trabajo… en  todos tus valores… te dan por muerto. Por eso nosotros lo que nos gusta es valorar los momentos como este, por ejemplo y mañana ya veremos donde estamos.

Amancio: Hoy tomaremos resolí y alajú ¿qué más se puede pedir?  -risas-

DSC_0100.jpg
Roberto Gil.

P. ¿Qué consejo le daríais a un grupo que está empezando y quiere vivir de la música?

Roberto: Vivir… primero que no se planteen eso.

Isidro: No, no.

Roberto: Eso es un error.

Amancio: No es el objetivo.

Roberto: El objetivo es el camino. Igual que nosotros en su momento nos lo planteábamos como objetivo, caminar sobre todo y hacer camino y todavía lo que nos queda por recorrer. Entonces, que nunca piensen en eso y, lo segundo, es que no pierdan nunca la ilusión. Osea, que ellos empiecen, que aprendan  mucho, que escuchen mucha música y muy variada y que sean dueños de su propia vida. Que nadie les coma el coco porque aquí no existen varitas mágicas.

Isidro: Que crean en lo que hacen.

Roberto: Y que no existen varitas mágicas. Esto  currar y currar. Puede ser que lleguen o puede ser que no pero con esa angustia no puedes vivir. Primero que se diviertan porque la música es diversión, es vida. Nosotros nunca nos planteamos ni vivir de la música… nada.

Isidro: Nunca.

Roberto: Nosotros empezamos como un grupo  de chavales, de amigos. Éramos muy jovencitos, con 14 años y aquí estamos.

Isidro: Soy el patriarca -risas-

P. Tres palabras que describan a Tennessee:

Isidro: Como decía el torero Jesulín: Gua-pe-to-nes. -risas-

Amancio: Yo diría honestidad.

Roberto: Yo, optimismo.

Isidro: Yo diría fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.