Judith Mateo inaugura la I Edición del Festival Segóbriga Inmortal

Arrancar un festival siempre es complicado. Supone equilibrar muchos factores: localización, sonido, aforo, precio, etc. La idea de llevar un festival a unas ruinas romanas introduce aún más variables. Es complicado organizar al público para que la situación sea ordenada e, inconscientemente, genera un clima muy distinto a lo que estamos acostumbrados.

Sin embargo, el Festival Segobriga Inmortal no fue un mal evento. El sonido fue correcto durante las actuaciones y el clima acompañó durante toda la noche. La apertura de puertas se realizó a las 20:00h y hubo que esperar hasta las 21:30h para que el primer concierto diera comienzo.

mateo1
Judith Mateo y Chuse Joven sobre el escenario de Segóbriga Inmortal

La actuación de Judith Mateo fue energética y dejo una combinación de clásicos como “Nothing Else Matters”, “Dust in the Wind“, “Cotton Eye Joe” y otros temas más folk de aire celta e irlandés. Fueron estos últimos y el papel de la propia Judith y de Chuse Joven como frontman los que consiguieron que el público se levantara de las gradas de piedra y que fueran animándose a medida que avanzaba la actuación. Al final, y tras superar un pequeño problema de sonido, cabe afirmar que la primera banda consiguió hacerse con el público y acortar la distancia entre escenario y gradas.

Media hora más tarde y tras una pequeña desbandada que dejo atrás a los más fieles daba comienzo Burning. Se trata de una de las bandas con más recorrido en nuestro país y uno de los máximos exponentes del rock urbano como género. Esas tablas se dejaron notar y consiguieron afianzar a los asistentes con un sonido cálido y preciso. En su actuación dejaron un repertorio forjado con el paso del tiempo y con auténticos clásicos de la música en nuestro país como son “¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?” o “Esto es un atraco”.

Burning2
Burning sobre el escenario de Segóbriga Inmortal

A pesar de las dificultades que tiene comenzar, Segobriga Inmortal es un evento que tiene potencial para mejorar y convertirse en un referente en nuestra región. Cabe plantear si sería conveniente cambiar el espacio dentro de las ruinas o bien conservarlo y tratar de acercar a músicos y espectadores. Sea como sea tenemos ganas de repetir en una segunda edición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *