Santa Marilyn, Five Regrets y Highway Companions inauguran La Feria+Nuestra

El reloj marcaba poco más de las 22:00 horas cuando empezaba a sonar “Sin ti no soy nada”, del grupo de Zaragoza Amaral, por los altavoces del escenario del Parque San Julián de Cuenca, bajo la tenue luz delos farolillos del templete enclavado en el centro de la explanada. Posteriormente sonarían Antonio Orozco y El Arrebato, bajo la atenta mirada del público que esperaba el inicio de la música en directo.

La gente iba llegando y cogiendo sitios, los que ya estaban ubicados esperaban curiosos pues, como pudimos comprobar después, algunos no sabían bien a lo que venían. Los niños revoloteaban de arriba a abajo, nerviosos, la Feria había llegado esa misma tarde a la capital y, sin embargo, ellos estaban en el parque esperando para ver conciertos…. poco a poco las sillas y bancos de alrededor iban llenándose.

Pasadas las 22:15 horas subían al escenario los miembros de Santa Marilyn liderados por Sheila Ponce, su vocalista. Sin embargo, sería José Luis Palacios, el batería, el encargado de dar la bienvenida al público mientras los primeros acordes comenzaban a sonar sobre el escenario del parque San Julián. La banda con un estilo punk-vintage centrada en la música de los años 70’s y 80’s comenzó su actuación con “Psyko Killer” de Talking Heads a la que le seguirían “I Wanna Be Your Dog” de The Stooges o “Sunday Girl” de Blondie

IMG_0772
Santa Marilyn en La Feria+Nuestra

Pero no todo el repertorio de Santa Marilyn iba a ser en el idioma anglosajón. “Autosuficiencia” de Parálisis Permanente sonó con fuerza animando al público que tarareaba los estribillos decidido. “Teenage Kicks” de The Undertones, “Disorder” de Joy Division o “Glad to see you go” de los Ramones, entre otras, sonaron anoche de la mano del grupo conquense encargado de inaugurar el escenario. 

Entre canciones, hubo cabida para brindar con cerveza por las fiestas, por Cuenca y por San Julián, incluso Sheila bromeó con el publico para que le consiguieran un gintonic porque la organización solo les daba agua. Destacamos a modo anecdótico que, aunque no hubo ginebra, el público les acercó litros de cerveza con lo que la banda puso refrescarse para combatir el calor que acechaba esa noche. Además, algo que no podía faltar era el homenaje a Marilyn Monroe: con unas estrofas deI wanna be Loved by you“, canción que interpretaba la artista en el film “Con faldas y a lo loco” de Billy Wilder, Sheila comentaba entre risas que “había que hacerlo”. Al finalizar la primera banda su concierto, y a petición del público que, levantados de sus asientos, pedía más y más, Santa Marilyn decidió tocar como bis “I Wanna Be Your Dog“, de nuevo volviendo a recordar la rabia del padre del punk americano Iggy Pop. El parque San Julián ladraba con los conquenses en su despedida. Nada más finalizar el concierto, el hijo de Sheila y Juanra Fernández -bajista de la formación- subió al escenario a abrazar a su madre y ésta le dedicó unos versos de la canción de Isabel Pantoja, “Mi pequeño del alma”.  

Tras finalizar Santa Marilyn y mientras Five Regrets se preparaba par dar paso al segundo concierto de la noche, el público aprovechó para tomar algún refrigerio al son de El Barrio, Radio Macandé o Carlos Baute que sonaban por los altavoces del escenario amenizando la espera.

DSC_0145
Javier Rostra, bajista de Five Regrets, anoche en La Feria+Nuestra

No eran las 22:30 horas cuando sonaba en El Parque San Julián “Devuélveme a mi chica” de los míticos Hombres G para dar comienzo a los jóvenes Five Regrets. Proseguirían con “Marta tiene un marcapasos”, también de David Summers y su banda, antes de que Bea, la vocalista, se presentase y saludase al público asistente. Five Regrets nace en el año 2010 y se mueve entre influencias pop-rock en el que suelen combinar temas propios y versiones.

En particular, en este concierto la banda escogió como parte de su repertorio temas pop comerciales, de sobra conocidos, adaptado a cualquier tipo de público en su primera parte del concierto como “El límite” de La Frontera, “Chiquilla” de Seguridad Social, “Ni tú, ni nadie” de Fangoria o “Salta” de Tequila dejando para la segunda parte del concierto canciones míticas españolas de rock como “Heroína” de La Fuga, “Bribriblibli” y “A fuego” de Extremo Duro o “Corazón de mimbre” de Marea.

DSC_0215
Maries, guitarrista de Five Regrets en La Feria+Nuestra

Si con Santa Marilyn destacábamos que no todo fueron versiones en inglés, con Five Regrets debemos resaltar lo mismo a la inversa. Los conquenses no cantaron únicamente en castellano sino que también pudimos escuchar “Sweet Child O’ Mine” de los míticos Guns N’ Roses y “Mamma Mia” de Abba que sonaron a todo volumen en el centro de la capital y animó a bailar y rockear a más de un asistente. 

Finalizaba el concierto con un clásico del rock y las verbenas nacionales “Salir, beber…” de Extremoduro. La gente animada pedía alguna canción más de rock antes de su despedida pero había que cumplir el horario. Los chicos de Five Regrets dieron las gracias Ayuntamiento de Cuenca por haberles dado la oportunidad de tocar, a los técnicos de sonido por su paciencia y buen trabajo y al público asistente por acercarse hasta allí para escuchar música en directo.  Las luces se apagaron en el Parque San Julián y la gente se levantaba de sus sillas cuando Bea tuvo que avisar de que todavía quedaba un concierto más.

Destacamos también que, aunque la formación habitual está compuesta por cuatro chicas y un chico, en este concierto Ángela, la batería, no pudo asistir sustituyéndole así Dani Cardo, baterista de Highway Companions que sería el grupo que tocaría después.

DSC_0277
Adrían Pérez y José Luis Palacios en el escenario de La Feria+Nuestra

Volvían a encenderse los altavoces del escenario para amenizar la espera del último grupo que faltaba por subirse al escenario de La Feria+Nuestra. Highway Companions montaba y se preparaba a oscuras al ritmo de Marta Sánchez y su “Profundo valor” entre otras canciones populares.

Con menos gente sentada y más de público de pie cerca del escenario que sus dos antecesores Santa Marilyn y Five Regrets, salía alrededor de las 00:40 horas Highway Companions a escena. Enérgico y potente sonaría “Fortunate Son” de Creedence Clearwater Revival antes de que José Luis Palacios,vocalista de este grupo y baterista en Santa Marilyn, animase al público y bromease con ellos sobre lo que les deparaba la noche.  

Este grupo, creado en 2017, y con apenas cuatro meses de trayectoria, está compuesto por José Luis Palacios a la voz, Adrián Pérez y Juan Carlos Tabernera a las guitarras, Dani Cardo a la batería y Andrés Gabaldón al bajo. Enmarcan su estilo dentro del rock clásico o el blues y así lo demostraron anoche versionando a grandes artistas como Bad Company y su “Can’t Get Enough” – camiseta que llevaba puesta el vocalista-, “Cocaine” de Eric Clapton,  “Mary Jane’s Last Dance” de Tom Petty o “You Won’t Be Happy” de Paul Collins’ Beat

El grupo quiso expresarse también y antes de comenzar el “Rockin the free world”, el vocalista abogó por el rock en un mundo libre, sin terrorismo y animó así a los asistentes a cantar junto a ellos el estribillo del famosos tema de Neil Young“Jumping Jacks Flash” de los mundialmente conocimos Rolling Stones sería el bis elegido por la formación conquense como cierre del concierto y clausura del festival.

Destacamos el tributo que Highway Companions quiso hacer a David Bowie con su famoso “Ziggy Stardust”, el primer alter ego que adoptó el artista en su carrera y que llegó a la Tierra con sus Arañas de Marte; o la versión de “Helter skelter” de The Beatles, posteriormente versionada por los irlandeses U2 cuya particular interpretación escuchamos anoche en el parque San Julián de la mano de la banda conquense.

Al igual que ocurría en el grupo anterior, Andrés Gabaldón, bajista de Highway Companions  no pudo asistir al evento sustituyéndolo en su lugar Javier Rostra, bajista de Five Regrets.

IMG_1237
Juan Carlos Tabanera guitarrista de Highway Companions en La Feria+Nuestra

Finalizaban la muestra de grupos locales de la capital al rededor de las 1:50 horas y antes de la esperado según el programa de festejos. Una noche diferente en Cuenca en la que se agradece al Ayuntamiento haber apostado por las agrupaciones locales y esperamos que el posteriores años sigan desarrollándose iniciativas de este tipo para fomentar e incentivar la música en la capital.

Si bien es cierto que disfrutamos muchísimo de los tres grupos, cuyas versiones fueron muy diferentes en estilos unas de otras, echamos en falta alguna canción propia de los diferentes grupos porque sabemos que en Cuenca artistas hay, calidad no falta y en Compact Cheese nos gusta tirar para la tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *