Leiva deleitó a los conquenses con dosis de Rock’n’roll

El recinto del Serranía de Cuenca sucumbía la pasada noche de jueves al madrileño Leiva y su banda, en la que también encontrábamos a su hermano Juancho, voz y guitarra del grupo Sidecars. El artista presentó anoche Monstruos, su tercer trabajo de estudio desde que iniciara su proyecto en solitario.

“El último incendio” fue el tema escogido para dar comienzo al espectáculo. Potente y cañero aunque hombre de pocas palabras, la actuación continuaría con “Animales”, canción mítica de la banda a la que perteneció junto con Rubén Pozo más conocidos como Pereza.

En un directo en el que el madrileño ha alternado canciones de sus trabajos publicados hasta la fecha como “Eme”, “Miedo” o “Vis a vis” de su álbum Diciembre, “Palomas”, “Ciencia ficción”. “Pólvora” o “Terriblemente Cruel”, esta última con la que cerraría el concierto antes de los bises y los gritos del público, incluidas dentro de su segundo álbum Pólvora y, “La lluvia en los zapatos”, “Electricidad” o “Medicina” entre otras de su último trabajo Monstruos combinados con estribillos pegadizos de Pereza como “Superjunkies”, “Como lo tienes tú” o “Estrella Polar”, temas con los que consiguió que todos los presentes cantasen, saltasen y se emocionasen junto a él.

IMG_9189

En uno de esos pocos momentos en los que el artista cogió el micro para dirigirse al público brindó a golpe de rock’n’roll su tema “Sixteen” dedicado al famoso compositor americano Chuck Berry. Otro de los momentos a destacar fue antes de tocar “Breaking Bad”, un tema que el propio Leiva definiría como “una canción especial para la banda y la defendemos con especial ilusión”.

Sin presentar a la banda, Leiva ha tenido un único gesto de referirse a los músicos que le acompañaban así, después de tocar “Superhermanas”, otro de los temas del desaparecido grupo Pereza, en el que participaron todos los músicos y, en especial, destacó el sonido del saxo. El madrileño pedía así al público “el aplauso más cariñoso y más importante de la noche” para el saxofonista del grupo porque a pesar de haber estado de médicos y hospitales toda la semana por problemas de asma, finalmente, ha podido marcarse ese solo impresionante que ha hecho retumbar el recinto ferial.

IMG_9173

Las canciones iban sucediéndose unas tras otra, sin apenas espacio entre acordes y melodías y, tras despedirse con “Terriblemente Cruel”, la banda al completo salió más enérgica si cabe para deleitar a los conquenses con dos últimos temas que serían el mismo que da nombre a su disco Monstruos y el mítico “Lady Madrid”. Ya sin camiseta y con las luces encendidas, la banda al completo se despedía de tierra conquense mientras el público  empezaba a disiparse, huyendo de la aglomeración que se amontonaría pocos minutos más tarde. De esta forma, el concierto había llegado a su fin y Leiva abandonaba el escenario de Cuenca convirtiéndonos en pequeños monstruos sedientos de más rock’n’roll.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.