Rojo 5: la nave del rock

Su nombre viene de una galaxia muy, muy lejana, nombre en clave de la nave que pilotaba un tal Luke Skywalker y que desafió a la estrella de la muerte. Trivi, Fer y Javi son los miembros de esta nueva tripulación rockera, vienen de otras bandas y con ésta quieren, y no renuncian, a dar el salto definitivo a conseguir algo serio. Una pelota de papel albal, que responde al nombre de Albalito, les posee de vez en cuando para marcarles el camino. Mucha caña, melodía y mensaje son las palabras que describen a Rojo 5.

El vocalista y guitarra del grupo, Trivi, con el que hablamos antes de que se subiesen al escenario del Quijorock, nos contaba, con la ensordecedora prueba de sonido de uno de los grupos que también tocaba aquella noche, el punto en el que se encontraban y su futuro proyecto. Además de lo encantado que estaba de tocar en el festival de la localidad toledana de Esquivias: “Soy de aquí y he tocado más años con bandas anteriores, entonces tocar ahora con Rojo 5 y con un cartelazo como el que hay este año pues es un placer. Tocamos en casa, estamos encantados.” Aunque nacido en Madrid, es toledano de toda la vida; licenciado en Ciencias Ambientales y Diseñador Web, odia los toros y le gusta bucear. Como artista se queda con David Bowie, Sound Awake de Karnivool es su disco y “Sultans of Swing “de Dire Straits su canción.

“Trivi”, vocalista y guitarra de la banda durante la entrevista.

Así, Trivi nos cuenta cómo es la banda. Un grupo cuya base se encuentra en el rock alternativo, a pesar de que también hay influencias de metal y hardcore melódico por parte del batería, Fer, su referente son aquellos grupos de gran personalidad que no se centran en un estilo concreto, valga Foo Fighters como ejemplo. Así les define una base de rock, sin etiquetas: música muy cañera a la que dan gran importancia a la carga melódica y a las letras. Algo que tienen muy en cuenta para enfocar su nuevo trabajo, que verá la luz a principios de 2018: “Un sonido bastante directo. En el EP a lo mejor pecamos de meter demasiado ruido, doblar guitarras y luego en directo somos un trío, entonces el sonido de este va a ser mucho más directo. Estribillos más definidos, y sobre todo la temática del disco va a ser conceptual, estamos maqueando las letras para que todas tengan un hilo conductor y el disco te cuente una historia. Creemos en el concepto de disco, eso de las canciones y el Spotify no va con nosotros, nos gusta más el disco.”

Aquél EP, Críptico, compuesto por cuatro temas y cuyo “Animal social” es el favorito del grupo, fue producido por Iván Ibáñez en Estudios 51 de Toledo, del que solo tienen buenas palabras: “El técnico del estudio es un crack y ha hecho discos muy buenos, de hecho a grupos que seguramente dentro de poco veamos en carteles grandes. Estamos muy contentos con Iván, de hecho vamos a repetir.” Al igual que el encargado del diseño gráfico, Antonio Grinder Chef, con quien contarán para el futuro LP y las redes sociales: “Somos muy fieles con la gente que trabajamos. Nos encantó la portada que nos hizo, creemos que es muy sugerente. Trabaja muy bien, le dices una idea, le dejas a su aire y hace cosas muy chulas”, nos cuenta Trivi.

Un grupo de directo, donde dan especial importancia al feedback con el público, teniendo Burgos, de momento, como ciudad fetiche, “gente de puta madre, nos hemos sentido como en casa y todos han respondido”.

Saben lo complicado que es encontrar un hueco en el mundo de la música, aunque ahora tienen la suerte de poder contar con una gran herramienta, como son las redes sociales: “Puedes llegar a mucha gente, pero al mismo tiempo hay muchísimas bandas y muchísima información, y tienes el riesgo de perderte en ese sistema, entonces intentamos hacer todo el ruido que podemos. También hay que decir que somos una banda joven, llevamos un año y medio juntos, en esto de la música con otras bandas llevamos más tiempo, y hacemos lo que podemos. Cuesta, por supuesto que cuesta, pero ahí estamos lidiando al toro”, dice el cantante. “Todo el trabajo que tenemos de capturar fans es gracias a las redes sociales. El boca a boca funciona, pero en tu entorno cercano. Si quieres ir más allá tienes que usar las redes sociales, de hecho les hemos estado dando bastante caña durante el año pasado, aunque también tiene su límite y es que quizás haya demasiado postureo, algo que tampoco va con nosotros, intentamos mostrarnos como somos, si habéis visto algún video nuestro habréis visto que hacemos mucho el payaso.”

Tienen claro que aún queda tiempo para consolidar la escena del rock en la región, aunque debe ser cuestión de cabezonería y dejar de intentarlo: “seguir tocando y sobre todo hacer escena. Hay que apoyarse entre los grupos. Muchas veces vas a conciertos de bandas y te faltan el resto de músicos, entonces no es serio. Lo primero que habría que hacer en CLM es crear una escena entre los músicos. Luego por supuesto, que desde las instancias de administración se debería promover la cultura, apoyar con ayudas a las bandas, poniendo locales de ensayo, poniendo menos trabas a las salas de conciertos. Se pueden hacer un montón de cosas, pero está todo por hacer.”

El Shikillo de Candeleda (Ávila) como un festival donde posiblemente encajarían y Berri Txarrak como grupo con el que cumplirían un sueño de hacer una colaboración, le entra la risa cuando le proponemos la situación de poder convertirse en un grupo de referencia: “Es muy difícil llegar ahí, no sé si una referencia pero nosotros no vemos esto a corto plazo, por lo menos nos gustaría hacer un segundo y un tercer disco como mínimo e ir abarcando poco a poco, cada disco subes un peldañito. Pero el límite no lo vamos a poner nosotros, lo va a poner la situación y el público.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.