Alpargata: Onda Vital, Conspiración y Compañeros

Alpargata está compuesto por Jonathan, Ángel, Mario, Santi y Jorge; tienen entre 27 y 32 años y carreras diversas que van de los estudios fracasados a un Master en Conspiración Avanzada pasando por la Antropología y la Realización de Cine.  Los sueños de su infancia eran viajar en barco por los mares, reunir el merchandising de Dragon Ball o ser uno de esos extras que solo aparecen en las pelis de acción para morir. Aparte de la música disfrutan de otras aficiones como el cine ultragore alemán, los videojuegos, la literatura o la geopolítica; “El corazón continental es mi pasión”, afirma Santi.

Entre sus destacados a nivel musical surgen discos como “Arriva (16 horas de juego y 4 litros de bebida energética)” de Varry Brava, “Primital Bells” de Primital o “Casa Babylon” de Mano Negra. También nos sugieren temazos como “Paseando con Papá” de “El Milagro de P.Tinto”, la música del Thief del videojuego “Wizards and Warriors 3” o “Cuidado con Paloma” de Emilio Aragón.

Mario Boville, en primer plano, voz y guitarra principal de Alpargata, en el concierto del último Charcones Fest.

El grupo nace cuando unos chavales se juntan en el parque porque “no saben qué hacer para que les hagan caso. Todo con la vana promesa de perder la virginidad”. La realidad es que “Alpargata” formaba parte de una lista de nombres.

“No sabíamos qué nombre utilizar porque ya habíamos utilizados otros anteriormente como “Mario y los Luigis” o “El primo de tu abuela”. Descubrimos que había un grupo que era “El Sombrero del  Abuelo” y pensamos que era demasiado parecido. Mario dijo “Alpargata” y se quedó.”

Basándonos en las palabras de sus componentes puede que Alpargata sea “Jazz Punk Calimochero” o “Rumbita de mierda outsider”. Lo que está claro es que se han convertido en un grupo de referencia a la hora de bailar en festivales de toda España y que es complicado ponerles etiquetas. Una pista de la procedencia de su sonido nos la dan los artistas que destacan durante la entrevista: Facundo Cabral, Santi Ibarratxe o Frank Zappa.

Este último es una influencia que les une a todos y que terminó de definir el sonido de Alpargata. “Al principio era mucho Ojo de Brujo, Kiko Veneno y luego entró Santana en nuestras vidas, Pata Negra y, finalmente, Frank Zappa. “Es la influencia que nos une a todos”.

La evolución es una característica más del grupo y el sonido ha ido cambiando a medida que se iban incluyendo nuevos miembros o había momentos de crisis. “El contenido musical de las propias canciones y de las letras también ha cambiado. Ahora tiene un mensaje satírico pero con una base musical más amplia y compleja

Santi Cañete, bajista del grupo, durante su actuación en el Charcones Fest 2017.

6 días, 5 países, 6500km

Ángel explica que eso de “la música está muy bien” pero que a él la gira le ha servido para reencontrarse con un “antiguo yo” olvidado. “Dado que como viajamos en furgoneta y hay mucho tiempo de país a país Jorge Vallejo tuvo la genial idea de bajarse los capítulos de una serie de 1998 que se llamaba Compañeros. Es verdad que hemos tocado en 5 países  pero lo importante es que en ese tiempo hemos visto a Quimi y a Valle reencontrase varias veces.”

En lo musical “ha sido una experiencia muy grata” y curiosa. La necesidad que ocasiona tener que hacerse el sonido uno mismo, tirar de inventiva para hacer un pie de miro con una lámpara o tocar en un festival en Alemania “en el que la peña estaba como en el Woodstock del 69”.

Lo que está claro es que Alpargata sigue creciendo y evolucionando como banda y ya deja situaciones como tener que dejar de cantar porque ya lo está haciendo el público. Hace una semana en Reina Loba, mientras cantaban su chotis eran 20.000 personas las que coreaban al grupo.

La única conclusión a la que llegamos al terminar nuestra entrevista con ellos es que España necesita a Compañeros para juntarse y que aún darán mucho que hablar y que bailar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *