Rozalén presenta “Cuando el río suena…” en el Libertad 8 de Madrid

Rozalén está preparando la presentación oficial de su nuevo disco, Cuando el río suena…, con una serie de conciertos acústicos en el café Libertad 8 de Madrid. Los asistentes a uno de estos conciertos previos pudieron escuchar un trabajo lleno de historias personales con el que aborda diferentes problemáticas sociales. Se trata de un disco conectado a la actualidad y sensible con las injusticias. Junto a las canciones, Rozalén ha publicado “Conversaciones con mi abuela”, una serie documental en la que entrevista a su abuela hablando de las historias familiares que inspiraron las nuevas canciones del disco y que, a su vez, abordan esas injusticias.

En este disco, Rozalén ha transmitido las enseñanzas de su abuela y sus padres para hablar de amor, justicia social y libertad. De este modo, en “Justo” describe el dolor que sienten las familias de los desaparecidos en la Guerra Civil contando la historia de su tío-abuelo Justo, un hombre al que la guerra le apartó de su tierra y su gente, llevándole a una fosa común en Arganda del Rey junto con otros centenares de víctimas del conflicto.

Con “Amor prohibido” Rozalén cuenta la historia de amor de sus padres. Un cura y una joven del pueblo que se enamoran en malos tiempos para la tolerancia. Un “quererse porque sí”, como dice la letra escrita por Felipe Benítez Reyes, que se enfrentó a las reticencias de la Iglesia y de la sociedad de la época, que tiraba piedras y dedicaba miradas de desprecio a dos jóvenes que decidieron luchar por su amor a pesar del odio que les rodeaba.

Pero Cuando el río suena… no es un disco triste. Es un canto a la superación del odio y una reivindicación de la gente buena. De hecho, en “La puerta violeta”, la cantautora describe el velo y las ataduras que viven las mujeres víctimas de maltrato hasta que encuentran aquella vía de escape, esa “puerta violeta en la pared” que les hace despertar, darse cuenta de su situación y tomar el valor y la fuerza que hace falta para liberarse de la violencia. Con “Girasoles”, Rozalén describe ese amor sano que “es el que más abunda en el mundo”.

Por otro lado, la instrumentación es fiel al estilo festivo de la albaceteña, que se acompaña de una musicalidad muy teatral y alegre que cuenta con la producción de Ismael Guijarro. A su vez, se vuelve a incluir un clásico de la canción de autor. En esta ocasión es “Volver a los 17”, de Violeta Parra. Para Rozalén es muy importante incorporar estas canciones a su repertorio, ya que es la cultura musical en la que se ha criado: “Desde que vi a una niña cantando La belleza de Aute, decidí que tenía que seguir cantando las canciones de los grandes”, explicó.

La cantautora albaceteña está ofreciendo estos conciertos acústicos en el café Libertad 8 de Madrid con Ismael Guijarro y Samuel Vidal a la guitarra y Beatriz Romero traduciendo las canciones a lenguaje de signos. El 13 de septiembre se realizará la presentación oficial en la Residencia de Estudiantes y el día 15 se producirá el lanzamiento de Cuando el río suena… .

 

por David Sánchez

@David_SanRoA 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.