Whatever Happened to the Garage Rock

El rock de garaje (o garage rock), aunque declarado estilo, no deja de ser un modo de tratar a la música, de interpretarla. Debe ser crudo, directo, lleno de adrenalina y alto en decibelios. No deja de ser un contramovimiento underground que surge desde lo más local para tratar de arañar oyentes y, a poder ser, seguidores. Holly Kruse comenta en uno de sus libros, Site and Sound, como de importantes son en el juego los lugares (las localities) en las que se interpreta música alternativa, las radios locales y universitarias y el boca a boca. Es importante la identificación y la intercambiabilidad entre el que está encima del escenario y el que está escuchando: “hoy por tí y mañana por mí”.

El garage que nos atañe en este caso es el que viene de la mano de la primera década del siglo XXI y no al de los primeros grupos de los 60 o de sus posteriores revivals a lo largo del siglo XX. A esta oleada yo prefiero referirme simplemente como Garage Rock Revival (Stuessy y Lipscomb en Rock and roll: its History and Stylistic Development). Sin embargo, esta también ha sido mentada por algunos como New Rock Revolution (Marc Spitz en la revista estadounidense Spin) o, más comúnmente, como Post-Punk Revival por portales y revistas como Allmusic.com. La razón para estas etiquetas es que los más citados como precursores del movimiento seguramente sean The White Stripes, The Strokes o Franz Ferdinand; grupos que tienen reconocidas influencias de corte post-punk y garage. Dentro de la oleada grupos como The Black Keys, Arctic Monkeys, Mooney Suzuki, The Libertines o B.R.M.C (Black Rebel Motorcycle Club).

Pero entrando en materia y haciendo referencia finalmente al título de este artículo, ¿qué demonios pasó con el movimiento garage?. Como primer síntoma obvio hay que señalar que no es casualidad poder juntar todos esos grupos bajo una misma escena, el denominador común es simple: el éxito comercial. Cuando salió a la venta Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not de Arctic Monkeys se convirtió en el álbum que más rápido se vendió en toda la historia de las listas inglesas. Alex Kumi de The Guardian dio en el clavo: “Los Arctic Monkeys completaron su transformación anoche, de heroes underground a auténticas estrellas del rock”. ¿deja de ser garage un grupo cuando tiene éxito comercial? no al principio.

Me explico, la filosofía y la música de todos los grupos crece y evoluciona. En origen la mayoría de estos grupos tuvieron uno o dos, incluso más, álbumes en los que fueron continuistas y trataron de seguir el mismo camino. Nuevamente tomo el ejemplo de Arctic Monkeys con My Favourite Worst Nightmare, pero también nos vale Kings of Leon hasta la llegada de Only by the Night o la evolución general de Kaiser Chiefs.

Y es que de eso se trata, de evolución, es innegable que los Arctic Monkeys de AM no tienen nada que ver con sus orígenes en lo que a sonido se refiere. Grupos como White Stripes acaban evaporándose y Jack White canaliza sus inquietudes en solitario. The Black Keys maduran o pierden fuelle, según a quién le preguntes, en favor de la psicodelia. ¿son peores grupos o proyectos? De ningún modo, habrá a quien le guste más o quien les acuse de cambiar y ser unos vendidos, pero la evolución de un grupo es necesaria. Viene de la mano de ser músico el hecho de ser autocrítico y la búsqueda de la madurez es innata en un artista de cualquier clase.

Es por ello que no podemos esperar que el garage siga siendo tal durante mucho tiempo en las manos de grupos internacionales con cierto recorrido. La precariedad es un ingrediente, no en vano se le da nombre al género debido al lugar de ensayo de los primeros grupos en los 60. El garage ya no está en las listas, el garage ensaya los sábados con instrumentos de gama baja y se escucha por gasolina y un bocadillo. Después algunos tendrán éxito, evolucionarán musicalmente y alguien podrá volver a hacerse esta pregunta.


Fotografía de David Sanroa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.