Highway Companions: rock clásico “energético”

Highway Companions está formado por Andrés, Adrián, José Luis, Juan Carlos y Dani. Sus edades van de los 19 a los 53 años, siendo Dani y Adrián los más jóvenes y Juan Carlos, el más veterano.

Fuera del grupo son ingenieros, futuros abogados o maestros y, en el caso de Andrés, la cosa no sale de la música. Afirma que si no se dedicase a ello seguramente sería un indigente, el resto no son tan tajantes pero no imaginan su vida sin ella y soñaban con ser músicos desde muy pequeños. Está claro que les gusta mucho tener un instrumento entre manos, sin dejar de lado las cervezas con los amigos, el vino, el cine o el deporte. No les disgustan demasiadas cosas más allá de la falta de ganas de trabajar o del propio trabajo, en forma de bolos.

Sus artistas preferidos son Django Reinhardt, Mark Knopfler, Tom Petty y, especialmente, Freddie Mercury. En cuanto a discos, Juan Carlos destaca el homónimo de Nacha Pop y Dani, el homónimo de Avenged Sevenfold; el resto nos dan una pista del sonido Highway Companions: “Black Sabbath” y “Dire Straits”. Andrés directamente se lanza a destacar toda la discografía de The Beatles.

Andrés Gabaldón (bajo), José Luis Palacios (voz), Juan Carlos Tabanera (guitarra) y Adrián Pérez (guitarra), compnentes de Highway Companions durante la entrevista.

El nombre del grupo no será nuevo para los fans de Tom Petty. Se corresponde con el tercer disco de estudio en solitario del guitarrista estadounidense. “Highway Companion, sin la s. Se me ocurrió ponerlo en plural, Compañeros de la Carretera.” nos aclara José. “El tipo que te pone buena música y te descubre buenos temas cuando vas por ahí.”

Versiones de rock’n’roll y rock clásico de los 70 y los 80 en estado puro. Reminiscencias al propio Petty y a otros como John Mayall, Neil Young o Eric Clapton. Una época dorada que además, señala José, fue “el germen de muchos otros estilos, de una estética y de una cierta cultura”.

Adrián afirma que el sonido del grupo es “energético”, “¿querías decir “enérgico?” interrumpe José. Después de las risas y de confirmar que “energético” es, efectivamente, mucho mejor Adrián continúa: “El mejor ejemplo es el último concierto en Villalba, a pesar de haber muy poca gente animamos bastante. Transmitimos bastante energía”. Ese chute de bebida energética no tiene ningún secreto, ya que afirman no tener manías ni rituales antes de subirse al escenario, “todavía no somos tan guay”.

Adrián Pérez, guitarrista de Highway Companions.

Les preguntamos por ese sector crítico con las bandas de versiones. Opinan que siempre se tiene que empezar haciendo versiones y que algunos grandes como The Beatles o Jimi Hendrix empezaron así. José apunta que empezar con temas propios o versiones no es mejor ni peor. “Es otra filosofía.”

Tratan de escoger el repertorio basándose en temas que les gustan e intentan tocarlos de la manera “más fiel” posible. Sin embargo no quieren perder su identidad de banda y no descartan componer temas propios en un futuro. Les encantaría estar al lado de nombres como Graveyard o Kadavar, grupos que han conseguido resucitar el sonido setentero en la actualidad y llevarlo a grandes festivales.

Sin embargo, ven difícil destacar con un sonido tan clásico en nuestro país, aunque les encantaría ir a cualquier sala de nuestro territorio y llenarla con 200 personas. “Suena fácil, pero eso en España es complicado”.

Highway Companions al completo en los locales de ensayo de Cuenca.

Hacerse un hueco

La trayectoria de Highway Companions todavía es todavía breve: su primer concierto fue el 13 de mayo en el Pub Los Clásicos de la capital conquense. “En Los Clásicos siempre te dan facilidades” defiende Andrés “allí tocamos mucho con otras formaciones y también con las jam session”.

Van saliendo conciertos, aunque sea complicado hacerse un hueco. “En Cuenca es fácil hacerse un circuitillo, al salir es donde muchas bandas se quedan.”  Afirman que el mayor problema para ser constantes es que cada miembro tiene más grupos y más conciertos. Creen que su sonido es asequible para todo el mundo y que eso facilita las cosas.

El único que vive, o “malvive” de la música como única fuente de ingresos es Andrés. Al resto les encantaría pero saben que “hay que currárselo mucho”. Adrián, siendo de los más jóvenes, piensa que a su edad “si te gusta la música es lo que más te gustaría hacer. Hay pocas oportunidades y si salen hay que aprovecharlas”.

Daniel Cardo, batería del grupo.

En la actualidad, en redes, solo tiene un perfil de FB en el que acumulan una centena de seguidores. “Ayuda a darse a conocer y al final es rellenar dos campos, cosa que antes había que complicarse más la vida” explica Jose, “hacer un Myspace sí que era duro”. Reconocen la importancia de las redes sociales pero “hay que saber llevarlas bien”. A ellos les encanta seguir colocando carteles para anunciar sus shows, “no todo el mundo te conoce”.

Desde Compact Cheese les deseamos mucha suerte. Para acabar y alargando un poco más la broma os invitamos a abandonar las bebidas con cafeína y a pasaros a Highway Companions: rock clásico energético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.