Guitar Porn

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Primero pinchemos algo,

Siempre escribo mejor con música. Ayer me pasé a recoger la guitarra que había dejado en la tienda de uno de mis mejores amigos, una puesta a punto, limpiar la circuitería, cambio de cuerdas… en fin, cosas que prefiero que haga mi lutier. He estado como cosa de dos meses fuera de mi ciudad, viajando, disfrutando del sol, la gastronomía; tantas cosas grandes ves y vives con la orquesta… Mi jefe dice que le tendríamos que pagar… pongan un emoticono de calavera y otro de radiactivo, menos mal que sé que lo dice de coña, creo. Últimamente cuando llego siempre hay gente, lo cual es buen síntoma. Parece que la música sigue estando ahí y el sector se empieza a recuperar, no sé. A mi me gusta dar una vuelta siempre, me gusta “golismear” para hacer tiempo, mirar los juguetes nuevos y la vitrina de los pedalitos, mientras mi amigo y su socio intentan no matar a nadie, ni matarse entre ellos, ya que internet está ahí y los negocios de barrio lo pasan jodido, para competir con los precios de gente como el señor “Thomas”. Ahora estoy con el “run run” de que quiero cambiar mi acústica ya que la mía aunque la adoro, está ya mayor y la señora se merece dormir en casa, aunque en realidad es una escusa para atender a lo que los guitarristas llaman “G.A.S.” o “guitar adquisition síndrome”… es un mal endémico de los músicos en general, chicos y chicas del mundo interné, no os caséis con nadie, pero menos con un “toca cuerdas”, por muy sexys que os parezcan con la guitarrita. Relaciones sexuales, en serio enfocaros sólo en eso, este consejo es primordial sobre todo con baterías u os tocará cargar al final la batería en vuestro coche, no digo más, sigo.

Venga, otro tema,

Me he fijado en una morena, de caja enorme y un “sunburst” que quita el sentío. Lo que hago primero es tocar las de gamas y cajas parecidas y luego con ella para compararla y para terminar el ritual cojo guitarras de precio superior para acabar de tener claro el agujero de 500€ que me va quedar en la cuenta, muy bien Javier! eso es ahorrar y lo demás son tonterías! pero claro no hay nada mas porno para un músico o a mi me lo parece, que el olor de una guitarra nueva, los primeros días incluso te la metes en la cama, esto es algo que sólo está al alcance de solteros/as, normalmente este tipo de conductas no las suelen ver bien las parejas, lo cual no entiendo porque no suele haber sexo, normalmente.

Mi amigo, le pondremos un nombre anónimo: Calisto, sí, es el más feo que he encontrado, como decía mi amigo se gana bien el sueldo, a veces trabajar de cara al publico quema, él dice que las tiendas de instrumentos son las peluquerías de los músicos, aunque yo creo que son más bien como el diván de un psiquiatra porque allí la gente te cuenta su puta vida y milagros y eso a veces no está pagado. La historia es que después de que se fuese toda esa gente, nos quedamos allí hablando de cosas de frikis, y eché cuenta de que todos mis amigos y conocidos son de este sector, que llevo casi media vida en esto, que mi edad nunca me ha frenado para crear y ahora para moverme como solista con mi proyecto (Javier Temécula) que jamás me he cansado de todo lo que rodea a la música, porque siempre salen cosas nuevas y buenas, a pesar de que en España a penas hay repercusión para todo ese underground, miles de grupos increíbles que hacen cosas de calidad y la gran mayoría de las veces se deshacen porque no aguantan la presión. Ésta podría ser una industria de verdad, todos podríamos conseguir los objetivos que buscamos, pero quizá es más fácil seguir dando de comer mierda por los medios, atocinar al respetable, dejar que los chavales canten “a mi me gustan mayores… ”  y así seguir impasibles y estáticos ante los desfalcos de unos y otros, en fin yo sólo soy un músico… con un objetivo.

 

por Javier Tejada

Publicidad