¡NO LO DEJES PARA MAÑANA!

La reflexión de hoy viene a raíz de llevar varios días buscando ciertos discos -que además son recientes- por cielo, mar y tierra con desafortunado resultado.

La cuestión es que debido a la crisis que sufre la industria discográfica, la producción de discos de según que artistas, no es demasiado elevada. Esto da lugar a tener que oír muchas veces la palabra DESCATALOGADO.

No solo afecta a grupos ‘Indies’ que obviamente editan menores cantidades de copias, pasa prácticamente con cualquier artista un poco minoritario que se aleje del mainstream. Naturalmente afecta mas a las ediciones en vinilo. Éstas siempre serán -aunque no se especifique- ediciones limitadas.

Carátula del álbum de Sinonie “Sierra y Canadá” (2014).

El título del post obedece, sobretodo a que esos discos que mencionaba antes, los que ando buscando por todas las tiendas físicas y online. Son álbumes que he tenido en la mano en algún momento y tras pensarme si comprarlos o no -la duda siempre obedece a razones económicas- los he soltado pensando en comprarlos mas adelante. ERROR.

Ese más adelante es ahora, y ahora precisamente ya están descatalogados. Algunos de estos discos son Sierra y Canadá de Sidonie -en Vinilo-, o From the City to the Ocean Side, de L.A.-También en vinilo-.

Desde hace un par de años, es común que los grupos que editan vinilos de sus nuevos trabajos, ofrezcan servicio de preorder, con el aliciente de enviarlos firmado al comprador. Si crees que vas a querer un disco, ese es el momento de comprarlo, probablemente no editen muchas mas copias de las que los seguidores reserven previamente. Es común ver solo una o dos copias de ciertos vinilos en grandes tiendas como Fnac o El Corte Inglés,  y ahí será donde los mas rápidos se las lleven.

Por suerte, en otros casos si estuve rápido y compré ciertos discos antes de que la palabra descatalogado se posara sobre ellos. Por ejemplo, la edición limitada -de fan total- de El fluido García de Sidonie, que incluye single de 7″ con las demos de El bosque y A mil años luz, póster y púa. Algunos como Un día en el mundo o Mapas, de Vetusta Morla, o Diciembre de Leiva, se venden a precios altos en los mercados de segunda mano en internet.

Moraleja: Si quieres un disco, cómpratelo en cuanto tengas la ocasión, probablemente más adelante no haya más ocasiones.

por Jose Botella

@botella_music

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.