Beret: el fenómeno sevillano que cautiva a todos con sus letras

Sevilla, 21 años, le encanta hacer skate y odia el maíz. Le gustan los videojuegos, el cine y escuchar mucha música. Estas fueron las respuestas iniciales que nos dio Francisco Javier Álvarez Beret, conocido oficialmente como Beret, hace unas semanas antes de su concierto en la Sala Área de Alcázar de San Juan, (Ciudad Real). Graduado en E.S.O, si no se dedicara a la música sería psicólogo y si tuviera que elegir una canción sería “When a man loves a woman” de Michael Bolton.

Musicalmente, el sevillano nos dijo que Beret había nacido por unos amigos que le picaban a sacar canciones. “Tenía frases escritas en prosa, oraciones sueltas y con la tontería de ponerle instrumental y rapear de coña, me dijeron ¿por qué no intentas hacer esto? Tal y cual… Y mira, nació entre la automotivación de unos y otros”.

Cantautor nato, compone todas y cada una de sus letras. Con influencias musicales que parten desde SFDK y Morodo hasta Andrés Suárez, Beret define su sonido fuera de cualquier estilo porque cada canción es un mundo. “Creo que no puedo decirte dónde me encasillo porque hay temas que suenan algo más pop, a reggae, otras más raperas y otras a flamenco, ¿quién sabe…? Eso lo dejo a elección del público, ya que es algo más subjetivo”.

Así, cuando le preguntamos cómo es su proceso creativo, el artista nos cuenta:

“Tengo dos formas. Una es a base de guardar frases de mis vivencias, de lo que vaya ocurriendo, me las voy apuntando y en un momento digo: ¡mira, me apetece hacer una canción! La segunda surge cuando estoy inspirado. Hay veces que en cuestión de 2 o 3 horas escribo un tema porque ese día estoy intuitivo y me sale todo de seguido y digo: ¡voy a hacer una canción! Hay que aprovechar cuando sucede”.

Beret durante la entrevista en su camerino

Cuando le preguntamos dónde se siente más cómodo, la respuesta es inmediata. “No te voy a engañar: voy a decirte el estudio por el hecho de que no tengo ningún tipo de presión y cuando no hay nada delante es más fácil. Aquí hago o hacemos algún arreglo y punto. Pero el directo es el directo y esa adrenalina no hay quien te la quite. Por eso, la magia del directo es tan especial y te genera ese hormigueo en el estómago, como si fuera tu primer día”.

La impotancia de las redes sociales como vía de difusión

Beret admite que en su caso las redes sociales han sido básicas y esenciales para su carrera, ya que su música ha llegado a cientos de países europeos y latinos. “Las redes han sido y son una parte fundamental. Con un vídeo o un tema que subas pueden conocerte 2.000-3.000 personas sin salir de tu casa, literalmente. En mi caso, si no fuera por Instagram o por Twitter, a lo mejor esta gente no se enteraría igual de las cosas. Con las redes descubres hasta dónde puedes llegar y en América Latina hay gente que me escucha. Eso es muy bonito para un cantautor”.

De este modo, Beret reconoce que el boom de su éxito no empezó con Efímero, su primer trabajo lanzado en 2015. “El boom realmente fue con Ápices. Para mí fue muy ilusionante porque era la primera vez que recopilaba temas y decía una idea. De cierta forma, se quedaba como un conjunto de todo, con la ilusión esa de decir: voy a enfocar esto de tal forma, tal y cual… Al fin y al cabo, cuando hice el disco me di cuenta de que no iba centrado a algo concreto, sino que cada canción iba tirando un poco para sonidos e historias distintas”.

Actualmente, el sevillano está entregado a su último disco, Ápices. Él mismo, nos expuso: “el nombre de ápices surgió por el hecho de que en cada tema intento que se enfoque a una pequeña parte de mí, que en conjunto forma algo grande que sería yo, mi persona”.

Además, nosotros le pusimos en el “compromiso” de que si tuviera que quedarse con una canción, ¿cuál sería?, a lo que el artista respondió: “me quedaría con Bala Perdida porque no toco un palo directamente, sino es una reflexión continua en la que digo muchas cosas. Es un poco como tiros al aire, como que enfoco todo a cosas diferentes y no me centro en algo concreto. Con esta canción no recuerdo una cosa, sino muchas”.

Beret

Entre risas, Beret admitía que el hecho de haberse convertido en un artista tan viral en redes le hace ser más consecuente y lo mismo le sucede con los temas. “Tener en mi canal de YouTube más de 98 millones de visualizaciones era algo impensable. La verdad que es una responsabilidad por el hecho de que subes un tema y sabes que lo va a escuchar tantísima gente, va a meterse al ordenador y hacer clic a tu canción. A fin de cuentas, los números son un arma de doble filo y hay que ser muy responsables con lo que uno dice o hace y en esas estoy, siendo continuamente muy consciente de lo que hago”.

Beret es sensato y sabe todo lo que queda por recorrer, pero es optimista y admite que él sí ve una vida dedicada a la música. Antes de finalizar la entrevista, “Fran”, como le llaman sus allegados, nos contaba las ganas que tiene de ir en este 2018 a Latinoamérica y ver todo lo que está sucediendo por allí. “Mi futuro a corto plazo está definido. En 2018 creo que iremos a Latinoamérica y estoy ansioso por ver que mi música cruza el charco y llega a personas que están a miles de kilómetros. Espero que en la entrada de año la cosa vaya in crescendo, que mi canal audiovisual vaya creciendo y se note esa evolución”.

El público conecta tan bien con las letras porque ellos mismos las asemejan a sus propias historias

Con un ambiente más que distendido, el joven nos contaba algunas anécdotas que le habían ocurrido en los conciertos. “Mira, una vez hubo un hombre que estaba intentando darme un anillo de oro y paré en la mitad del concierto para hablar con él en plan ¿qué te ocurre, qué quieres? O muchas veces se han subido al escenario, te tiran ropa, quieren comprarte la camiseta sudada que llevas puesta… no sé, muchas cosas. Pero vamos, esto lo llevo bien y me lo tomo a buenas siendo como soy, natural”.

Por último, nos despedíamos de Beret atendiendo a las tres palabras con las que se define: “constante, sentimental y desordenado”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *