Stanbrook: la unión hace el metal

Dicen que en Alicante no queda espacio para los viejos rockeros. En tierra de la Ruta del Bacalao, donde reina en igual medida el regaetton y la fiesta, cinco chavales de entre 28 y 66 años se resisten a que su razón de ser, el metal, se oxide. Alfonso Peña, José Piqueres, Luis Frutos, Luis Varó y Jordi Cabrera forman Stanbrook; más que una banda, una familia unida por los lazos del heavy metal.

Suenan canciones como “The Tropper” y “Phantom of the Opera” de Iron Maiden, “Bohemian Rhapsody” de Queen o “Los rockeros van al Infierno” de Barón Rojo entre las favoritas del grupo. Discos como Made in Japan de Deep Purple, Heaven and Hell de Black Sabbath, Imaginations From The Other Side de Blind Guardian, Saturday Night Fever de Bee Gees o Killers de los Maiden. Y les revuelven artistas como Dio, Michael Jackson, Blind Guardian en conjunto e, incluso, el propio Luis Frutos es el ídolo de uno de ellos.

Su voz, Alfonso, y no por ello el gran jefe, afirma que sería un capullo si no pudiese cantar, ha trabajado hasta de marino mercante, le gustan los churros y las mujeres y detesta la falsedad. La guitarra veterana, Luis Frutos, con estudios de la vida y el rock’n’roll, es un apasionado de su instrumento y del metal que no soporta a los fascistas. El bajista, Luis Varó, estudioso del sonido, le gusta la tarta de queso y odia a la gente que odia. El batería, Jose, es economista y adora la paella, las gambitas y todo aquello que huela a gasolina, sin embargo desprecia a los traidores. Por último, Jordi, la joven guitarra, con estudios de Magisterio Musical y Superior de guitarra en el conservatorio, detesta la intolerancia y le gusta el heavy, la música y leer junto a una buena cerveza.

Grupo: Stanbrook. Lugar: Los Clásicos. Fecha: Sábado, 28 de octubre de 2017
El guitarrista Luis Frutos durante el concierto de Stanbrook en el Pub Los Clásicos de Cuenca.

Un grupo que nace de la iniciativa del vocalista, Alfonso, y el batería, Jose, juntos desde el 86, de querer hacer algo nuevo y, junto al guitarrista Luis Frutos, conectaron de forma completamente intencionada con esa sangre nueva que aportan Luis Varó como bajista y Jordi Cabrera con su guitarra y coros. Un encuentro nada casual, los veteranos sabían muy bien lo que querían y “sobre todo hay un respeto por la diferencia de edades y una admiración mutua”, como afirma Alfonso: “Stanbrook es el proyecto que toda mi puta vida quise hacer y al final está ahí”.

Libertad en la forma de hablar y en la forma de decidir las cosas en un conjunto donde nadie es más que nadie y todos tiran del mismo carro en la misma dirección. “Tanto Jordi como yo, que somos la parte joven del grupo, que menos nos saca veinte años, siempre, desde el minuto uno, nos hemos sentido como uno más del grupo, completamente integrados. Aunque nos saque treinta años…”, afirma el bajista y técnico de sonido entre risas cómplices.

Grupo: Stanbrook. Lugar: Los Clásicos. Fecha: Sábado, 28 de octubre de 2017
Jordi Cabrera en un momento del concierto de Stanbrook en Cuenca.

Su nombre vino después de juntarse, tampoco de casualidad, por culpa de un libro que cayó en sus manos en verano de 2014 que hablaba de la gesta de Archibald Dickson, capitán de un carguero de nombre Stanbrook, que a finales de la Guerra Civil española embarcó en su nave a más de 2500 refugiados republicanos que querían huir. “Y de ahí que nos pareció un nombre bastante bonito, un nombre metálico, un nombre con mucha pegada y caña. Desde este disco estamos rindiendo un homenaje a la memoria de Archibald Dickson y la tripulación, por supuesto”, comenta Alfonso. Un disco lanzado en mayo de 2016, que cuenta con el diseño gráfico del propio Luis Frutos y grabado en BlackStage bajo la producción como técnico de sonido del bajista Luis Varó, donde por supuesto cuentan esta historia en su primer track: “Hay una canción que es Stanbrook que cuenta la historia, contamos la historia de lo que pasó. Y la verdad es que tuvimos también el placer de conocer a una señora que nos escribió que partió en el Stanbrook cuando tenía 2 años. La conocimos, le regalamos el disco, la letra del tema en un pergamino. Y también hemos mandado la letra de la canción traducida en inglés, a Cardiff, al País de Gales, a los familiares del capitán Archibald. Día tras día surge alguna sorpresa de este tipo y la verdad que te llena de orgullo”, continúa Alfonso a quien se le nota la emoción en sus palabras mientras Jordi ironiza con la quizás no tan descabellada idea de tocar algún día en Cardiff.

Grupo: Stanbrook. Lugar: Los Clásicos. Fecha: Sábado, 28 de octubre de 2017
Stanbrook al competo: Jordi Cabrera, Luis Varó, Alfonso Peña, Jose Piqueres y Luis Frutos tras su paso por el escenario de Los Clásicos.

Saben que su género, el heavy metal, es complicado de encajar en nuestro país, y según ellos, más en Alicante: “es una música que cada vez cuesta más encajarla en sitios, y al final en los festivales sólo tocan los grupos grandes o más conocidos, al final los grupos de segunda o de tercera, como nosotros, nos quedamos más apartados y tenemos que buscarnos la vida para tocar como hoy en bares”, nos comenta Jordi. A pesar de ello y de ser un grupo casi recién nacido, con un disco que quieren exprimir al máximo, se ven con futuro y con miras a un nuevo disco que pretenden grabar el próximo año.

Un grupo, una familia o simplemente cinco tipos que han conseguido, ya sea por casualidad o destino, encontrarse para formar un sueño compartido que huele, sabe y suena a puro heavy metal, como bien pudimos comprobar unas horas después cuando se subieron al escenario del Pub “Los Clásicos” de Cuenca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *