Shinova: la magia de un acústico

Pese al frío ya invernal en el que se sumía Burgos el pasado jueves, el acústico que nos ofreció Shinova en el Museo de la Evolución Humana nos brindó una calidez especial. Se trataba de uno de los conciertos de fin de gira para despedir su último disco Volver (2016), en un formato especial que sólo iba a poderse disfrutar en esta ocasión. A pesar de haber colgado el cartel de sold out, se respiraba un ambiente personal.

Estábamos expectantes de cómo iba a ser la transformación de las canciones de formato eléctrico a acústico y nos llevamos una grata sorpresa.

El grupo empezó con “El País de las Certezas”, canción que abre el disco y en la cual ya se podía oír a la gente coreando las estrofas. Siguieron con “Viajero” y “Niña Kamikaze”, también de este último disco, seguidas de “Qué Casualidad”, momento en el que se animó a la gente a ponerse de pie. Fue después de esta canción cuando nos sorprendieron con “Ana”, un tema de su anterior disco Ana y el Artista Temerario (2014) que hacía mucho tiempo que no tocaban en directo y que ilusionó a muchos de los asistentes. Volvieron brevemente al disco que despedían para tocar “Tengo” y luego nos volvieron a sorprender con otro tema de su anterior álbum, llamado “Gravedad Cero”, que fue también muy bien recibido. El quinteto prosiguió con “Doce meses” (el año del maravilloso desastre), que dio pie a un tema inédito del próximo disco, que por el momento no tenía título, y que dejó muy buen sabor de boca. “La Ciudad Dormida” quizá fue el tema más tranquilo de todos, aunque presentó una fuerza final característica.

Shinova sorprendio a todos los asistentes con un acústico
Shinova sobre es escenario en Burgos. Foto: Loreto Serrano Costa

Es entonces cuando pudimos escuchar “Para Cambiar el Mundo”, una de las canciones más conocidas de Shinova que la gente esperaba con ansia, coreando desde sus respectivos sitios las letras. Pero fue durante “Treinta Metros” donde los asistentes se implicaron totalmente, saltando a ritmo de los coros finales de la canción. Despidieron el acústico con “Volver”, tema que da título al disco, que concluyó con un extenso aplauso y numerosas ovaciones.

Así, pudimos comprobar una vez más que Shinova tiene un público fiel y entregado, a quien se puede ver disfrutar en cada uno de los temas de la misma forma en la que ellos lo hacen sobre el escenario.

Por tanto os recomendamos que si tenéis la oportunidad de ver un directo del grupo vayáis porque… ¡no os dejará indiferentes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.