The Limboos revive el ritmo de los años cincuenta en la Zahora Magestic

El conjunto de Rhythm & Blues, The Limboos, actuó la semana pasada en la sala Zahora Magestic de Ciudad Real. Era la primera vez que actuaban en la provincia, y la respuesta del público fue la sinergia total para divertirse bailando con la banda. Ciudad Real es una de sus paradas en la gira que están realizando por toda España dentro del circuito “Girando por salas”.

Daniella Kennedy, a la batería de The Limboos

The Limboos apuesta por la percusión hasta el punto de dejar en el recuerdo de los asistentes el golpeteo constante de las baquetas contra los timbales, a cargo de Daniella Kennedy. En la sección rítmica se sumaba el conteneo contagioso de las maracas, bailadas por Sergio Alarcón, encargado también de tocar el órgano Hammond y la guitarra rítmica, entre otros instrumentos de percusón. El cantante y guitarrista, Roi Fontoira, introducía el punto de locura de la actuación. Dani Miño y Santiago Sancristán protagonizaron algunos de los solos más aplaudidos de la noche con el saxo barítono y el contrabajo, respectivamente.

The Limboos tocaron con una actitud que hacía que tanto los músicos como el público lo pasaran en grande. Además, anoche se demostró que el público también toca. Entre los asistentes al concierto, se encontraban algunos miembros de la asociación Swing Ciudad Real, que animaron aún más el ambiente trasladando el ritmo que emitían los músicos hasta el centro de la sala, animando incluso a los más tímidos a mover las caderas.

Hacia el final del concierto, los músicos regalaron al público de la Zahora varias versiones para poner el broche de oro. “Vais a escuchar ahora una versión de *Rage Against de Machin [SIC]… lo que sucedió preferimos no contarlo para no hacer spoiler. Es mejor vayáis a verlos en su próximo concierto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.