La música se une por el bienestar animal en La Purga

Tazas, chapas e información a beneficio de los habitantes de La Frontera

El Centro Social Autogestionado La Purga de Ciudad Real acogió los conciertos de La Mala Vita y The Dennis Rodman el pasado viernes. Un evento en el que los grupos pusieron su arte al servicio de la causa del santuario animal La Frontera, un lugar en el que animales maltratados, abandonados y, sobre todo, objeto de mercantilización, pueden disfrutar de un espacio en el que vivir en paz. Profesor Sandía se encargó de cerrar la fiesta pinchando música hasta el fin de la noche.

Este proyecto nació en 2016 gracias al esfuerzo y preocupación de un grupo de personas que decidieron crear ese espacio, cuya localización se mantiene en secreto por miedo a que “alguien pueda hacer daño a los animales”, explican Sara y Paco, voluntarios del santuario. Los animales llegan al refugio a través de particulares o por el rescate de los que han sido abandonados. También recogen animales heridos a los que ayudan a recuperar la salud.

La filosofía de este tipo de proyectos se basa en los principios del veganismo y el antiespecismo, dos filosofías que cuestionan que los seres vivos no humanos sean un mero recurso económico en manos de la industria y el consumo: “Queremos concienciar en que los animales no son objetos y tienen una vida que merecen vivir, como los seres humanos”, señalan. En ese sentido, añaden que se diferencian de una protectora en que el santuario es el hogar de estos animales, no un lugar de tránsito en busca de la adopción.

De esta manera, convivien cerdos, gallinas, perros, gatos, o palomas, entre otras especies no cinegéticas, como habitantes en algún lugar de La Mancha ciudadrealeña. Los voluntarios aseguran que, al no ser especies salvajes, no podrían sobrevivir en plena libertad, donde, además, estarían expuestos a ser perseguidos y cazados en los cotos privados que abundan en la zona.

En La Frontera trabajan entorno a unas 10 voluntarias de manera permanente, a las que se suman otras personas u organizaciones que constantemente les ayudan aportando comida u organizando actividades, como es el caso del CSA La Purga, para recaudar fondos con los que pagar la alimentación y el veterinario de los habitantes del refugio, además del mantenimiento del espacio, entre otras tareas. Otras formas de financiación son la microdonaciones a través de Teaming o el amadrinamiento o apadrinamiento de los habitantes del santuario.

El florecer socio-cultural de Ciudad Real

“Barrios vivos, barrios combativos”, la filosofía de La Purga impregnada en las paredes del espacio restaurado por las propias voluntarias

La Kasa del Parque, La Fábrica y La Purga son tres espacios en los que diferentes colectivos sociales y culturales de la ciudad y la provincia se encuentran para crear sinergias y avanzar por una sociedad menos racista, menos machista y más respetuosa con los derechos humanos, la protección de la naturaleza y el bienestar animal. Además, son lugares en los que diferentes artistas actúan de manera habitual. También se organizan actividades deportivas, como partidos de fútbol contra el racismo.

Cada viernes, La Purga organiza un cenador vegano donde todos los beneficios que se recaudan van a parar a La Frontera. Diferentes artistas y colectivos se encargan de que también haya tertulias, cineforum, conferencias o conciertos. Por lo tanto, son espacios de intercambio constante en el que colectivos sociales y grupos de música, poesía o, incluso, teatrales, pueden compartir con el público sus creaciones.

Para los integrantes de La Mala Vita, actuar en La Purga a beneficio del santuario es una labor muy importante ya que comparten los principios del bienestar animal con las voluntarias del refugio. Además, también han colaborado con Afanion o la Asociación Española contra el Cáncer en otros conciertos. En ese sentido, para los componentes de The Dennis Rodman también es positivo que “tocando durante una hora se pueda echar una mano, aunque sea a nivel local”, señalando que la sociedad es cada vez más individualista y existe poca concienciación con los problemas de la contaminación, el cambio climático y el maltrato animal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *