The Wheel and the Hammond: “Con Wooden surge la necesidad de dar un paso más allá”

Félix Espejo, 36 años, nació en Córdoba y es miembro de The wheel and the hammond, un conjunto de música indie que acaba de presentar su nuevo disco: Wooden. El músico pasó por las entrevistas en podcast de Compact Cheeese, dónde compartió con los oyentes los detalles de su último trabajo.

Félix estudió comunicación audiovisual. Le gustan el cine y los cómics, en particular Paco Roca, del que piensa que es “un crack” y su novela gráfica, Los surcos del azar, “una maravilla”. Odia la prepotencia y de niño soñaba con seguir dibujando cuando fuera mayor. Un sueño cumplido, ya que Félix es ilustrador y diseñador gráfico. Y sigue utilizando ese talento en la realización de cómics y en el arte de sus videoclips y discos.

Si Félix tiene que elegir un grupo o un artista, se queda con Queen, que es uno de las bandas con las que “flipaba” de pequeño y que se ha convertido en un referente. Otras de sus aficiones son el cine -hace cortos siempre que puede- y si no se dedicara a la música, lo tiene claro: Sería ilustrador y se centraría en publicar cómics, algo que espera hacer cuando pueda organizarse para ello.

Wooden es el nombre de su último trabajo, que muestra una narrativa común entre todas sus canciones. “Masquerade”, el primer single de este disco, trata de “romper con la idea de amor que nos venden continuamente”. De ese modo, The Wheel and the Hammond utilizó los cuentos de hadas para darle la vuelta a aquellas historias y poder mirarlas desde otra perspectiva.

Por otro lado, Félix también quiere desdramatizar: “La gente siempre intenta buscar otros significados en las canciones”, cuando, en muchas ocasiones, el compositor no pretendía llegar tan lejos con sus letras. Le gustaría que, en ocasiones, el público se centre más en disfrutar de la música sin más.

Componer este segundo disco no fue un trabajo sencillo: “Con Wooden surge la necesidad de dar un paso más allá en cuanto a sonido y composiciones”. Todas las canciones “mantienen un estilo”, un mismo hilo conductor. Ahí, el trabajo de Manuel Colmenero, el productor, sirvió para focalizar ese esfuerzo e “intentar ir a por lo mejor”.

Cuidar la visualización de la música

Con “Masquerade” realizaron un gran esfuerzo para realizar un videoclip diferente, experimentando con la técnica del vídeo en 360 grados. Durante toda su trayectoria, The Wheel and the Hammond ha cuidado mucho la parte estética y visual del grupo. Casualmente, en el grupo se han juntado informáticos, diseñadores, infografistas e ilustradores, por lo tanto, es una preocupación natural del grupo. Con “I don’t know why” quisieron realizar un lyric vídeo diferente e “ir más allá del típico videoclip que todo el mundo tiene visto”, explica Félix. Tras realizar ese esfuerzo para superarse a sí mismos, este es el resultado:

A pesar de la importancia que le dan al videoclip, éste “siempre viene después de componer la canción”. Otro principio con el que trabaja la banda es el Do it Yourself. Todo lo no musical también lo gestionan ellos mismos. Desde la contratación, y las redes sociales hasta el marketing, una tendencia común entre los grupos independientes de las grandes discográficas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.