We´ve got enemies: la esencia de dejarse llevar por lo abstracto

Fran Lara (bases, sintetizadores y batería) y Dani Sánchez (voz, bajo y guitarra) son los componentes de We´ve got enemies. Hace unas semanas pudimos disfrutar de su directo en el Música Por Siria Fest y, antes de su actuación, pudimos charlar con este dúo almeriense bajo un escenario y una acústica inmejorable: el de la Sala Directo Cuenca.

Con edades comprendidas entre la treintena y la cuarentena, admiten que les gusta el campo, tocar y hacer música y odian esperar al otro cuando uno de ellos se quiere ir. De niños soñaban con ser músicos y Dani confiesa que su primer concierto “fue en un contenedor de basura cuando era muy pequeño”. Si tuvieran que elegir un disco y una canción lo tienen claro. Para Fran, The Miseducation Of Lauryn Hill de la americana Lauryn Hill y una canción, “Fallen”, de Submotion Orchestra. A la par, Dani dice que un disco que se llevaría a una isla desierta sería Mr. Bungle de la banda estadounidense Mr. Bungle y si tuviera que optar por un tema sería “The Show Must Go On” de Queen. ¿Entre sus artistas? El Greco y Mike Patton. Además, cuando les preguntamos por sus aficiones cuentan: el teatro, el skate, coleccionar miniaturas, escuchar mucha música, estudiarla y hacer entrenamiento y técnica vocal. Si no se dedicasen a la música, se decantan entre pastor y vagabundo, aunque como dice Dani: “no me imagino la vida sino me dedicara a esto,” mientras su compañero asiente con la cabeza.

Así, cuando indagamos sobre sus inicios en el mundo de la música, el batería confiesa: “en mi caso me nacía de dentro. Era algo como que tenía que tocar… la música no sólo la escuchaba sino que la sentía y ya de ahí pues empecé a elegir instrumentos y el que me gustaba era la batería. Con 15 años empecé a tocar y desde entonces no he podido parar”. De este modo, el cantante dice: “yo creo que esto responde a una necesidad de expresarte de alguna manera, no sé…. Tampoco me gusta hacerme muchas preguntas. Desde que tengo uso de razón me salía de dentro y me encanta crear y hacer música”.

Dani Sánchez, voz, bajo y guitarra de We´ve got enemies.

A la hora de tener influencias para componer, Dani expresa: “nosotros no nos basamos en ningún grupo. Tenemos influencias, como es lógico, pero en el momento de componer lo que buscamos son sonidos sugerentes que transmitan, que nos evoquen algo, alguna emoción y que nos pongan los pelos de punta. Lo que hacemos es buscar sonidos y de ahí nace, de dentro hacia fuera”.

El dúo define su sonido como un post-trip-hop porque como dice Fran: “tiene un poco de post, un poco de rock, tiene mucha electrónica,… hay muchas variantes. Tenemos energía rockera, con una base instrumental rockera muy potente, no sé… Vamos combinando todo y nos dejamos llevar”.

Cuando se sobreexplota un estilo, al final es lógico que no haya más ideas porque el estilo ya te está limitando a una forma de movimiento

Respecto a ello, el vocalista dice: “¿el tema es que en España no hay nada que no sea indie, por favor? No es un estilo que a mí personalmente me guste. Hay algunos que me parecen buenos, pero es que ha inundado la escena, no sé… Nosotros hacemos y tenemos un rollo totalmente distinto que muy poca gente de aquí en este país lo hace y de verdad pienso que hay que ser más valiente. Haciendo música propia está claro que es muy complicado todo, pero tienes que ser valiente, hacer lo que te salga de dentro y hacer lo que tú creas. No decir ¡ostras!, es que está corriente ahora va por aquí y me interesa por tal y tal… El rollo del qué dirán está más presente que nunca porque es que parece que si no eres de un estilo determinado no te van a ir a ver. En resumen lo que queremos decir es que hay que ser más libres, más valientes para hacer las cosas y no tener tanto miedo de no gustar. Al fin y al cabo echo de menos esa personalidad”.

Asimismo, cuando les preguntamos sobre el nombre de We´ve got enemies, manifiestan: “lo elegimos porque es una forma de decir que todo el mundo tiene un enemigo y si no lo tiene, quizá uno mismo sea su propio enemigo de una manera introspectiva. Era un modo de reconocer que tenemos enemigos y aunque suene negativo el nombre, es al revés y más bien positivo. ¿Por qué? Porque es una manera de decir vale, tengo enemigos pero como tú, tú y el otro. También responde a que en ese momento, en esa época estábamos en momentos de ruptura, de transición,… entonces es cierto que por ejemplo yo -Dani- me creé muchos enemigos externos, él también los tenía,… Además el nombre que se buscaba queríamos que respondiera a una estética, la pronunciación nos gustó, tenía rollo y a parte se dio una serie de casualidades. Estábamos haciendo alusión a que tanto uno mismo como con el resto tenemos enemigos a los que perdonar, enemigos a los que vencer pero además a los que entender”.

Fran Lara, bases, sintetizadores y batería de We´ve got enemies.

Con un ambiente más que distendido, los almerienses nos cuentan que se conocen desde hace bastante tiempo. Según Fran: “Dani tocaba en bandas, yo también, típico, y yo salía de hacer rock. Dani también salía de hacer otro estilo de rock y de ahí yo me fui de una banda con la que estuve casi tres años y algo. Estaba harto de hacer lo mismo y de los mismos patrones. Desde hace mucho ya llevaba escuchando una onda mucho más australiana, centroeuropea y eso me llamaba más la atención. Entonces con la batería empecé a indagar en los sintetizadores, buscando sonidos con los que yo estaba escuchando más en ese tiempo y ahí fue cuando se cruzó Dani en mi vida, se vino a mi casa al cuarto del infierno y nos dejábamos llevar”, cuenta entre risas.

También, el vocalista admite que hubo una época en la que hizo rock sinfónico, con sintetizadores y multitud de sonidos y haber vuelto a eso le seducía más que lo que estaba haciendo, por lo que expresarse como realmente quieren es lo que más les llena.

De la misma manera, les gustaría pensar que la mezcla que hacen de estilos y de sonidos son elementos diferenciadores. Según Dani: “We´ve got ofrece algo distinto y no quiero parecer pedante ni mucho menos, pero me pongo a ser exigente con el resultado y veo que hay ciertas cosas que sólo van a encontrar en nosotros, con nuestros defectos y nuestras virtudes. Aun así, la marca personal de la banda solamente la puede poner el público. Además, cuando la comunicación musical se hace fluida, hace que a su vez no requiera mucho pensar, con lo cual, fluye solo. El pensamiento es el enemigo número uno del creativo, del artista. Es decir, cuando tú quieres razonar lo que estás haciendo, la cagas completamente… por eso lo que pretendemos con nuestra música es que la persona que nos escucha se deje llevar”.

El dúo durante la entrevista.

“Mr. Fiesta” fue la canción escogida como single de presentación de su LP, Angelic Acid, y nosotros les preguntamos el porqué de este tema y no otro. “La canción es rítmica, tiene un punto de agresividad, es muy directa y al final nos decantamos por ella, pero había otras dos o tres más que también hubiesen encajado como “Further away” o “So simple that almost nobody understand”.

A punto de llegar al final de la entrevista, recordamos el fichaje de la banda por su discográfica, Paul Back Music, a lo que el cantante responde: “no os vamos a engañar. Nosotros no teníamos discográfica y nos hicieron una oferta, donde vimos que estaban apreciando nuestra música y nuestros valores. Realmente Paul Back se puso en contacto con nosotros, pero nosotros estamos con ellos porque comparten nuestros mismos principios y valores y para nosotros estas dos cosas son imprescindibles. El problema es que hoy en día la música está maltratada y a veces violada. Nosotros lo que queremos es rescatar que los grupos tengan su autenticidad por sí mismos, que no tengan miedo de hacer música y mira… esa serie de características ya las tenía Paul Back Music y por eso estamos con ellos. Ellos buscaban a gente auténtica, original, a grupos con nuevas tendencias, que contasen nuevas historias y luego corazón, o sea si no hay corazón, olvídate. Nosotros queremos huir de lo convencional y de los rollos de siempre. Somos artistas y tenemos que proteger un poco el aura del artista”.

Si tuvieran que quedarse con una canción de Angelic Acid, a pesar de ser como diez hijos para ellos, se decantan por “So simple that almost nobody understand”, ya que según Fran: “es un tema que apela a la ligereza del ser humano, de todas esas virtudes que son tan importantes, pero tan frágiles que en verdad son fáciles de cargarte… Entonces la canción trata con mucho cuidado esa serie de experiencias que aparecen en ella”.

Pasados treinta minutos y muchas confesiones, llegó el momento de concluir con el encuentro. We´ve got enemies, así es este dúo, definido por antonomasia por ellos mismos como emotivo, abstracto y enérgico.

Carolina Cicuéndez

Fui parte de este proyecto aunque siga ligada a él eventualmente. Procedente de Toledo con raíces más que manchegas, soy una seguidora acérrima de Friends, apasionada de los deportes en general y del basket en particular. En su día me inicié en las lenguas clásicas para luego decidir adentrarme en eso de la comunicación. Graduada en Periodismo por la Universidad de Castilla-La Mancha, me defino así: como una persona curiosa, tenaz y constante que tiene ganas de trabajar y ponerle empeño a todo lo que hace. ¿Twitter? Mi red social por excelencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.