banner Compact Cheese

Julieta 21: noche especial en la Sala el Sol rodeada de amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El ecuador del segundo mes del año nos trajo, tras San Valentín, un regalo que ha hecho que nos enamoremos más aún si cabe de Julieta 21. Pasadas las 22:40 horas subían al escenario los músicos que acompañarían a José Pérez en esta noche tan especial como él nos hizo saber a lo largo del espectáculo; Daniel Blesa a la Batería, Rubén Tajuelo a la guitarra -recordemos que recientemente ha emprendido su carrera musical en solitario con el nombre artístico de Rosco- y Ricardo Esteban al bajo completaban un cuarteto musical que derramó complicidad y energía por la mítica sala en pleno corazón de la capital.

Unos minutos después de la salida al escenario de los músicos saldría la voz y esencia de Julieta 21 como una auténtica estrella del rock’n’roll. El de Almansa iniciaría el concierto con “Fuego desde el suelo” haciendo vibrar a todo el público asistente y metiéndoselo en el bolsillo para seguir con el mítico “Me están buscando” y hacer arder el local pues no hubo ni un alma que no tararease y brincase con los estribillos pegadizos que nos brindaba la canción. La noche acababa de empezar y la temperatura siguió subiendo al iniciarse los primeros acordes de “Vamos a ver”, el público como loco aplaudiendo, tarareando canción tras canción, y había de todo; seguidores del artista desde sus inicios, otros que se habían unido en los últimos meses, amigos, familiares, e incluso algún ex alumno de cuando José daba clases de conducción eficiente en la autoescuela… nadie quería perderse la noche de Julieta 21.

Tras el cúmulo de testosterona acumulado por las primeras canciones del repertorio llegaría la mítica “Azul Marina” y ente luces del mismo color que da nombre a la canción, móviles grabando y fotógrafos ansiosos de retratar el momento, Julieta 21 consiguió ponernos los pelos de punta y es que aunque hemos visto en directo esta canción en todos los conciertos y festivales a los que hemos asistido a lo largo del año pasado en la Sala Sol sentimos esa “azul eléctrica emoción”.

Foto de Julieta 21 en la Sala el sol en madrid
José Pérez sobre el escenario de la Sala El Sol

Pero esto acababa de empezar y llegaba el momento de presentar a primera sorpresa de esta noche mágica: Shuarma, vocalista del grupo Elefantes, apareció en este escenario mítico para cantar junto a José “Bienvenidos muertos”, tema perteneciente a la reedición de Julieta 21 Alerta Doble Estéreo que vio la luz el pasado mes de diciembre  y en el que el catalán colabora con el albaceteño precisamente con este tema. Tras fundirse en un abrazo inicial ambos artistas darían lo mejor de sí mismos en la interpretación embaucando a todos los presentes, incluyendo la propia sala, de la que se fue la luz y cuya canción acabó de la manera más especial posible y es que el público sacó sus móviles para alumbrar, grabar y captar este momento. Al final de la canción José bromeaba y Rosco dedicó unas bonitas palabras al almanseño: “José brilla con luz propia, no necesita luces”.

Pero la luz volvió y la música no cesó en la Sala Sol y temas como “Ella”, “Antiestática” o “Mundo estéreo” sonaron a todo volumen y, si antes comentábamos que la luz se apagó mientras cantaban Shuarma y José, debemos destacar otra anécdota y es que los duendes se adueñaron del local y tras sonar “Los otoños por tu lado” y cambiar a la guitarra eléctrica de nuevo ésta no quiso funcionar, afortunadamente Rubén Tajuelo solucionó el problema de manera rápida y eficaz para hacer sonar “Déjalo escapar”. La noche estaba siendo mágica por muchos motivos y el albaceteño sorprendió con un tema que de momento no forma parte de ninguno de sus discos “no sé si estará en el nuevo álbum o no” comentó pero explicando la faceta que tienen los compositores de seguir creando cosas nuevas esta noche José, nos regaló, guitarra acústica en mano y sin ningún otro miembro de la banda sobre el escenario, el tema “Revelación”.

Y ¡las sorpresas no pararon! porque tras el nuevo tema y un monólogo del almanseño en el que nos habló de sus discos anteriores y los kilómetros que recorrieron por toda España invitó al escenario a Antonio Fuentes su “escudero” de aquellos viajes para acompañarle en el tema “Hacer por no pensar”. Ambos con guitarra en mano nos embelesaron con el tema correspondiente al disco Azul Marina publicado en 2015 y del que despidió al artista entre aplausos de todo el público “Antonio Fuentes, mi hermano”. Tras este momento José bromeó con terminar el concierto y desde el fondo de la sala, entre los asistentes, pudimos escuchar “viva el puto rock’n’roll” frase que hizo sonreír a toda la banda  antes de iniciar “El silencio”.

Ahora sí, el concierto se estaba acercando al final y tras abandonar y volver haciéndose poco de rogar de nuevo al escenario, sonó en nuevo single “Impulsivos” y tras él, José, chuleta en mano -literal- quiso dar las gracias a los técnicos, la sala, al equipo, al público, presentó a la banda y pidió un aplauso para todos los miembros que complementan Julieta 21: Lucía Herranz, Kike del Toro, Jesús, Paula, Vera… pues aunque son una familia pequeña remarcó que habían conseguido cosas muy grandes resaltando la importancia que tenía para él tocar esa noche en la Sala Sol.

El último tema en sonar esa noche sería “Fuerza Natural” y con esa fuerza y ganas de más nos quedamos esperando el próximo concierto de Julieta 21. Sin duda, una de las noches más mágicas que hemos vivido con José. ¡Muchas gracias por dejarnos formar parte de ella!

 

Publicidad