Noiah: ‘El Optimismo rockero’

Una noche fría de invierno conquense, nos desplazamos hasta el casco antiguo de Cuenca, concretamente al pub Vaya Vaya. Subimos unas escaleras, y, ahí estaban nuestros nuevos amigos de Noiah.

El grupo madrileño está compuesto por Iñaki Flores (batería), Jesús M. Bernabé (bajo), Javier García (guitarra), Andrés Tintó (guitarra), Pablo Gismera (voz).

Empezamos con la entrevista, al realizarles la primera pregunta de qué edad tenían, los componentes del grupo no pudieron evitar reírse y que se les escapase un “¡¡Ay vaaa!!” del alma. A lo que entre risas, nos contestaron “más años que el fuego”. Las risas no cesaban, y nos confiesan, que rondan entre los treinta y poco.

Sus estudios van desde magisterio musical, periodismo, biología hasta los estudios más esenciales e imprescindibles, que son “los de la vida”.

En cuanto a gustos musicales, la agrupación bebe entre ‘Blood Sugar Sex Magik’ de Red Hot Chili Pepper y ‘A Pelo’ de Platero y Tú. Entre sus artistas se encuentran, Frank Zappa, Kase O y Miliki. No nos hacemos responsables de sus declaraciones. Aman comer, los peces, los paseos en montaña con la bicicleta y esquiar.

Por otro lado, odian las coles de Bruselas y los azulejos de los bares con frases. Si no se dedicasen a la música, vivirían en el mar, tendrían una taberna, periodista y maquinista.

Tras acabar la primera fase de la entrevista de preguntas y respuestas, anunciamos que comienzan las preguntas ‘más serias’. A lo que los integrantes de la banda dicen “¡Ey! Ha molado, ¡más preguntas de estas!”.

Pero, ¿A qué se debe el nombre artístico del grupo? Nos confesaban “Se debe al nombre de una canción, que se llama ‘Paranoia’. Y el primer bajista se llamaba H, y todo lo escribía con h al final. Y ésta canción le gustaba tanto que la tocaba para sí mismo, y así surgió”.

Conciertos y años en la carretera

Toda aventura tiene su comienzo, y el de estos chicos se debe a que “se estaba más caliente en el local de ensayo que en el parque”. A lo que uno de los guitarras, Jesús, añadió, “la respuesta políticamente correcta es, porque nos apasiona. Había un buen equilibrio de egos, carácter y objetivos”.

Su característico rock, bebe de la escena madrileña de finales de los 90’, principio de los 2000. “Nuestro sonido es ese. Bueno, éste es el nexo común. Luego cada uno tenemos nuestras propias influencias”.

Los músicos todavía no llegan a vivir de la música y recalcan la problemática y la dificultad de este tema. “Sí. siguiente pregunta. Ahora te preguntamos a ti, ¿qué es un hueco en el mundo de la música? Tras un pequeño debate, con diversas explicaciones, llegan a una conclusión,  “no tenemos consciencia del nivel en el que estamos, pero siempre estamos por debajo del nivel que queremos o que desearíamos estar”.

Nos cuenta Pablo, a lo que Jesús añade,  “Yo creo que el hueco sí que lo tenemos. Y la prueba está ahí, seis discos, cuando salga el siguiente. Muchos conciertos y muchos años a la carretera. A estas alturas, me atrevería a decir, que nos conocen miles de personas. Lo que pasa es que si ‘hacerse un hueco’ es dedicarse profesionalmente a esto y poder pagar el alquiler gracias al grupo, eh no, es sí que es difícil. Seguir con el proyecto vivo sí, ese es nuestro hueco”.

Tras esta reflexión, les preguntamos que si ven posible una vida dedicada plenamente a la música. A lo que responden que no. El batería, Iñaki nos afirma “Desde que se hundió la industria en los 90’. Yo creo que hay cuatro o cinco grupos, que todavía se alinean con lo que son los gustos masivos. Y pueden aspirar a ello. Pero, grupos que están haciendo giras por España, muy amplias, y tienen discos muy conocidos, también lo tienen muy complicado.

A lo que Pablo, añade, “La respuesta sería no, también un poco por salud mental. Te marcas ese objetivo, que es muy complicado y acabas frustrado. Entonces, como nos gusta, vamos subiendo escalones y si lo conseguimos, bienvenido sea, pero no contamos con ello”.

Como bien hemos dicho antes, el rock es el género que más define a estos chicos. Aunque, tiene varias mezclas, “Tiene tintes de funk, de pop, pero la base es rock. Es un rock muy ecléptico, que no tiene ningún complejo de mezclarlo con otros géneros, con cosas más cañeras, más guitarreros, con frases de rap. Y últimamente, la verdad, que con mucha melodía”.

Su proceso creativo es muy variado. “Normalmente se llega con una idea al local, bien sea un estribillo, un ritmo… Allí se somete, si gusta o no y se le va dando forma. O bien, puede pasar en el mismo local, alguno empezamos a tocar algo. Es muy proceso muy común, es decir, muy de los cinco”. Nos cuenta Javier.

Pablo y Jesús, son los encargados de ponerle letra a su música. Jesús es la cabeza creativa y Pablo el artista de la forma. Si algo caracteriza sus composiciones son su punto humanista y optimista. El cantante nos revela “Chus tiene unas ideas muy buenas, pero a veces, son un poco incoherentes –risas- y yo me encargo de darles la forma final, la rima y demás”. “Como cantante, al final, creo que es inevitable llevárselo a su terreno, es decir, terminar el texto y que te suene bien. Porque al final, es tú instrumento”.

“La letra es una parte complicada, solemos hacer antes la música que la letra. Intentamos que la música nos sugiera cosas, y con eso, dar un pie a la letra. Todos proponemos temas que son ocurrentes. Yo (Jesús) por ejemplo, hablo mucho de ponerse las pilas, y salir a la calle a hacer las cosas. Cuando te pilla que estás mal por una relación, pues hablas del desamor”.

Noiah: Una amplia discografía

Cuando vamos a hacer hincapié en la discografía de Noiah, unos gritos de alegría nos sorprendieron por el fondo. Se acercaron dos fans de la banda a saludarnos. Tras una pequeña y agradable charla, continuamos con la entrevista.

Seis son los discos de la banda, el último ‘De Materia y Tiempo’. Ante la diversidad de trabajos, les preguntamos qué diferencia podemos encontrar en cada uno de ellos. A lo que nos explican con detalle, “Ahora con las canciones somos más conscientes, somos más directos. Una canción tiene que ser sencilla, antes, la primera idea que se nos ocurría la metíamos en un tema. Y pecábamos de muchas partes, ahora somos más concisos”. En estos dos últimos trabajos estamos utilizando más el menos es más”.

Toda obra tiene su nombre, y ante tanto trabajo, la curiosidad de a qué se deben los nombres nos puede. Javier, nos dice, entre risas, “han sido motivo de debates intensísimos”. A lo que Jesús añade, “‘Dormido’, ‘Serás Capaz y Materia y Tiempo son títulos de canciones. El último de sus trabajos, se debe al cambio que está experimentando la banda. Al cambiar su forma de trabajar, hemos tenido un proceso muy largo para componer. Y ésta vez, hemos sido más directos. Queríamos intentar buscar un título que plasmara esto, de inmediatez, y al final salió ‘Pulso’. Además, con el diseño también quedaba muy bien”.

Los planes de Noiah a corto plazo es tocar, tocar y tocar. Tienen por delante una gira y un nuevo disco. Nos explica Pablo, “De aquí a verano tenemos un lanzamiento completo. Va a salir de una forma diferente. Saldrá por fascículos. Y a la vez, saldrán bastantes videoclips. Ya que hemos visto que a nivel del oyente, se escucha más la música audiovisual que por otros medios. Y con la gira que tenemos por delante, esperamos superar los cuarenta conciertos. Que no son muchos, pero tampoco son pocos”.

Este mes de marzo, viene cargadito. “Vamos a estrenar la primera de ‘Pulsos’, que se titulará ‘Nebulosas’. También, saldrá otra canción, ‘Aire’, que es de otro proyecto paralelo al disco y creemos que saldrá antes”. “Es la primera vez que llevamos dos proyectos a la vez, pero que los llevamos de forma diferente”.

¿Por qué decantarse por el rock?

“Es el eterno debate –risas-. Como no somos puristas, podemos gustar a cualquiera, pero a la vez, no podemos gustarle a nadie. Un día que estás optimista, piensas que le puedes gustar a cualquiera”.

“Y el día negativo, por ejemplo, dices tengo un concierto que comparto escenario con un grupo de metal, y es un estilo más cañero que nosotros. Y luego, otro, compartes con uno de pop, y dices, ¡joder! Nosotros somos súper ruidosos. ¿Qué público es el que nos va bien? Pues ese es el tema, tenemos un poco de todo”.

Llegando al final del buen rato que pasamos con estos chicos, les realizamos una de las preguntas más complicadas para cualquier músico. ¿Si tuvierais que elegir solo una canción vuestra?

Al llegar a esta cuestión, entre los murmullos se escuchaba de todo. “Joder, imposible”. “Qué buena pregunta”. Al final, la agrupación se decanta por ‘Cumpleaños’, por la gran energía que transmite. También por ‘Sed’ porque es corta, directa y creo que ha sido el principio de este cambio. ‘En la Cuerda Floja’ porque cuando la gente la canta se ponen los pelos de gallina.

Lo único que echaban en falta en esta agradable entrevista, eran 20º más de temperatura, ¡Y que lo digan! Noiah, nos ofrece, además de rock, un espectáculo dentro y fuera del escenario. Una situación bien definida por las tres últimas palabras que nos ofrecen y que, según ellos, recogen la esencia del grupo; energía, constancia y rock.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.