Zas! Candil: Una noche al calor de la hoguera

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La banda taranconera de folk, Zas! Candil consiguió recuperar durante unas horas un ambiente que muchos creíamos perdido. El grupo se encuentra en una misión que va más allá de la música y de su nuevo álbum, En el Camino. La banda se propone demostrar que el folclore y la tradición popular pueden estar más vivas que nunca y una de las pruebas fue el concierto del sábado 18.

La noche del 18 de marzo es una fecha de tradición en la localidad conquense de Tarancón. Una noche para reunirse junto a la hoguera con amigos o familiares y disfrutar de la comida, la música y los juegos populares como el manteo del pelelito.

En los últimos años la celebración ha perdido fuelle,  en gran medida porque el día 19 ha dejado de ser festivo y pocas personas deciden aventurarse a calentarse junto al fuego cuando al día siguiente deben ir a trabajar. Sin embargo, este año las cosas han sido distintas empezando porque el lunes era fiesta local.

Fueron miembros del grupo y  de asociaciones como Barrios de Luna, que organiza Caño-On, y Casa de Piedra Espacio Cultural los que dispusieron madera y palés para preparar una gran fogata que calentara a todos los asistentes. A las 20:10 comenzaron las pruebas de sonido a la par que iba aproximándose el público y otros asistentes preparaban sus propias hogueras. En un descampado, cerca de la Plaza del Ayuntamiento, la compañía del fuego era más que bienvenida para combatir el frío.

 

Javi Collado, voz de Zas! Candil

 

Durante los siguientes minutos se fueron ultimando los detalles de sonido, se encendió la llama principal y el ambiente se fue haciendo cada vez más agradable. El viento respetó a los asistentes y no hubo que preocuparse por las ascuas que volaban como luciérnagas sobre la cabeza del público.

El recital de Zas! Candil daría comienzo a las 20:30h  con algunos temas del nuevo disco entre los que se encontraban el “Canto de Vendimia”, las “Seguidillas” o la “Nana de la Pastora”. Canciones animadas que ponen de manifiesto la flexibilidad de la formación en lo que a la percusión tradicional y los vientos se refiere.

Después llegaría  “Gallo Rojo”, una versión de Chicho Sánchez Ferlosio que difiere de las habituales en su tono: más guerrero y combativo. Un tema crítico y de gran contenido político que pone los pelos de punta y que se puede leer en la actualidad como una metáfora de la lucha de clases.

Miguel Solera a la batería y Samuel de la Ossa a la guitarra


Después llegaría la actual versión de “Aceitunera”, canción que acompaña al grupo desde sus inicios. Un tema que originalmente se adaptó a modo de blues como herencia de The Coast Cats y que progresivamente fue regresando a las raíces sin perder de vista la frescura. Una favorita del público que dejaría paso a otros temas  de En el Camino como el “Pingajillo”, “Los Mayos de Tarancón” o la “Jota de Fin de Fiestas”.

Zas! Candil terminaría el concierto retomando temas de su primer disco que ya son clásicos entre los taranconeros. “La Molinera”, “De Todo Tengo o “Santa Quiteria” serían algunas de estas canciones que terminarían por cimentar un noche fantástica al calor de la hoguera. Cabe mencionar el entrañable momento que se produjo cuando Javi Collado entonó los versos de “Pelelito” y asistentes de todas las generaciones empezaron a mantear a los distintos muñecos de tela que había preparado la asociación Casa de Piedra.

 

 

Una ocasión especial que esperemos que se repita en posteriores ediciones. Un ambiente cercano y de comunidad que compensa sobradamente los esfuerzos para eliminar el aroma del humo que se incrusta en la ropa.

Publicidad