Combo Calada: La defensa de los Derechos Humanos a ritmo ska

Cuando finalizaron la gira Aunque no haya luz, Combo Calada comenzó una etapa de retiro. La misión que se marcaron estos músicos almanseños fue realizar la investigación musical y artística que les llevaría a componer un conjunto de nuevas canciones que, con “Hojas al viento”, ya empiezan a ver la luz.

El pasado 21 de marzo, Combo Calada presentó su último videoclip y single, en colaboración con Vendetta. Ahora la banda quiere enseñar al público lo que han estado componiendo y ensayando durante meses, y su voluntad es llegar lo más lejos posible, más allá de sus escenarios habituales de la provincia de Albacete y la Comunitat Valenciana.

El escenario de La Mancha Rock, en Miguelturra, fue el primero en el que los almanseños interpretaron en directo “Hojas al viento”, y, previamente  a su concierto, mantuvieron una conversación con Compact Cheese para hablar de esta canción y analizar la actualidad en una nueva entrevista en podcast.

 

“Nos sentimos súper cómodos tocando este estilo de música tan cañero y es posible que sigamos con esta fórmula”, explicaba el guitarrista de Combo Calada Pablo Armenteros. “Hojas al viento” es “un pelín más cañero” que su anterior trabajo, añade el batería Pablo López “Nano”, y, aunque todavía tienen que sopesar qué sonido tendrán el resto de canciones de su próximo disco, sí que quieren explorar cuánto da de sí este sonido, que “ha tenido muy buena aceptación entre su público”, señalan.

En defensa de los Derechos Humanos 

En cuanto a la letra, la canción no defraudará a los seguidores de Combo Calada. “Hojas al viento” es un tema que denuncia la vulneración de los derechos humanos y apela a la conciencia de cada persona para no olvidar los problemas que genera aceptar la desigualdad.

“Vamos a mantener el mensaje y no vamos a cambiar en eso”, explica Pablo Cortés, guitarrista y vocalista. Combo Calada es un grupo “muy comprometido” con la plataforma de apoyo al refugiado de Almansa, donde alguno de los miembros del grupo colabora con esa plataforma. De hecho, es habitual bailar el ritmo ska del grupo en conciertos reivindicativos por la acogida de los refugiados y la defensa de los Derechos Humanos.

Esta temática se ve muy clara en canciones como “Conocer es respetar”.

Quizá si te sentarás todos los días con alguno sabrías lo que son de verdad […] ellos también son personas como tú, como tu niña, como tu hermano o tu mamá.

Conocer es respetar

Por un mundo sin colores, sin dolores, donde todos podamos tener la voluntad de elegir qué pensar y qué vivir. La ignorancia lleva al desprecio de aquello que no se conoce. Quizá debas aprender de las personas que rechazas y aquellos que dan su palma…

Esta canción representa el esfuerzo que hace Combo Calada por “la tolerancia”, a no “dejarte llevar por las apariencias y luchar por un mundo igualitario”. Es un poco “hippy”, reconoce Pablo Armenteros, pero anima a todo el mundo a luchar contra las desigualdades y contra la justificación de la discriminación, favorecida, a su entender por ciertos poderes políticos y económicos.

En ese sentido, Pablo Armenteros, añade que “una canción, más que señalarte un camino, te muestra un problema”. Además, defiende que la música es un “arma súper importante para señalar injusticias”, antes que para decirle a la gente qué tienen que pensar”.

Polémico concurso de bandas

La campaña #ViñaRockRetíralo planteó un profundo debate sobre el valor de la música, a raíz de la crítica que el Sindicato de Música realizó del concurso de bandas del festival de música rock, rap y mestizaje de Villarrobledo.

La opinión de los miembros de Combo Calada al respecto rechaza “todo aquel concurso en el que el objetivo sea publicitar al festival, porque están jugando con el esfuerzo de la gente”. Aún así, piensan que los concursos de bandas son “un escaparate buenísimo para muchos grupos”, pero añaden que “se les debería respetar”.

Esa falta de respeto radica en que, para los miembros de Combo Calada, “hay festivales buenísimos que sí ayudan a grupos que están fuera del negocio”. De hecho, ellos mismos recuerdan que se presentaron al concurso del Alterna y piensan volver a hacerlo. Es igual que si los organizadores de conciertos recompensan suficientemente a los grupos. Algunos lo hacen bien y otros no, y tenemos que ir todos a una”.

A pesar de que no siempre vean ese respeto en quienes tienen la sartén por el mango en el terreno de la financiación de la música, Combo Calada sí que reconoce haber observado entre el público “mucha más conciencia porque suele haber colegas o familiares que hayan tocado en grupos”, indican.

Combo Calada en La Mancha Rock Festival

En la misma línea, Pablo Armenteros añade que las instituciones públicas “sólo valoran al gran artista y no valoran el camino que ha tenido que seguir un paisano de su pueblo para tener que ser reconocido”. A pesar de ello, en Almansa, su localidad natal, Combo Calada sí tiene “el apoyo del público, pero no de las instituciones porque no somos políticamente correctos y si tenemos que decir algo, lo decimos”, apuntan. A su vez, el guitarrista piensa que “deberían fomentar una cultura de base, ya que son el motor de cambio”. Y añade que “las instituciones, o van de la mano de ella, o van al hoyo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.