Inevitable: conciertos llenos de actitud y amor de hermanos

Tener una ilusión y un compañero que te siga hasta el fin del mundo para hacerla realidad. Esos dos elementos, unidos, provocan que los soñadores traspasen con fortaleza, y de forma inevitable, la frontera entre la utopía y la larga lucha por hacerla realidad. Como dice el soñador Javier Gallego “Crudo”, “solo no puedes, con amigos sí”.

La ilusión de Mario y Álvaro de la Cruz es viajar de pueblo en pueblo, de sala en sala y escenario en escenario tocando música en directo. Para convertir ese sueño en realidad, estos dos hermanos decidieron unirse musicalmente para hacerse con un hueco en la escena musical castellano-manchega y española, empezando por la de su ciudad, Toledo, en la que encuentran todos los recursos para llevar a cabo un proyecto musical.

“Nos hace mucha ilusión grabar un disco” explican a Compact Cheese Álvaro y Mario. Su primer trabajo discográfico tendrá un título homónimo a su banda, Inevitable, un disco que tienen previsto grabar en un estudio profesional de la capital regional: “No hace falta salir de Toledo para tener un trabajo profesional”, reivindican.

Su ópera prima se compondrá de 12 canciones que seguirán un mismo hilo conductor. Eso sí, estos jóvenes músicos reconocen que les ha resultado difícil enfocar la canción número 12, la encargada de cerrar la historia que contarán en su primer disco. “Nos está costando la última, porque el disco cuenta una historia, por diferentes estados de ánimo. Hay muchas canciones número 12”, explican.

Amor de hermanos

El proceso creativo de Inevitable comienza en la complicidad a la hora de componer de Mario y Álvaro. Cuando uno inicia una canción y la termina, se la enseña a su hermano, y juntos valoran si ese tema nuevo les gustaría si no fuese suyo, intentando encontrar la mejor manera de sonar. “La confianza es máxima y cuando haces una mierda está bien que alguien te lo diga”, comentan.

Además de formar parte de la misma familia, personal y familiar, Álvaro y Mario de la Cruz también trabajan juntos fuera del grupo. “Desde las 8 de la mañana nos vamos a desayunar juntos, nos vamos a trabajar juntos, nos vamos a local a ensayar juntos. Se va de viaje con su novia y me voy con ellos” indica Mario. Esa unión total les hace no entender lo que sucede en otros grupos formados por hermanos que “se llevan peor y se separan”, algo que ellos no pueden entender.

Álvaro y Mario de la Cruz durante la entrevista con Compact Cheese
Álvaro y Mario de la Cruz durante la entrevista con Compact Cheese

La relación que mantienen estos dos hermanos de toledo, además de fraternal, es de amistad: “Somos los mejores amigos”, explica Mario, a lo que Álvaro añade que su hermano es su “alma gemela” y no se imagina estar sin él. Además, tampoco se plantean hacer música por separado porque quieren “lo mismo, con la ventaja de que “siempre dos abarcan más que uno” y así pueden remar en la “misma dirección”.

 

Conciertos por toda Castilla-La Mancha

La etiqueta por la que Inevitable se define es “el sonido de Inevitable pop-rock de España de ayer, hoy y mañana”. Álvaro y Mario tienen “muy claro” cómo quieren sonar, y desde el principio tenían claro que querían tocar este género musical.

De este modo, Inevitable no para de tocar por los pueblos de Castilla-La Mancha con un repertorio que incluye “temas propios y versiones de Hombres G, Alaska, Loquillo, La Guardia, Pereza…”. Ese estilo musical provoca que sus propias canciones sigan la misma estética y estructura que las composiciones de los grupos que idolatran: “Realmente el comentario de la gente es que nuestras canciones se parecen mucho a ese estilo, y es realmente lo que queremos hacer: Pop-rock”, afirman.

Pero, para diferenciarse dentro de un estilo tan popular, tienen que buscar su seña de identidad. Y ese rasgo característico lo encuentran en sus conciertos: “Lo que nos hace diferentes al resto es el directo. Planteamos bien el directo y la gente se lo pasa bien con nosotros. Creemos que podemos marcar la diferencia en base al directo”, remarcan.

La fórmula que siguen en sus directos es recordar que antes que cantantes son público. Por eso, hacen en el escenario lo que les gustaría ver como público. “El disco tiene que estar todo perfecto y medido, en directo también, pero trabajamos para derribar la barrera entre el escenario y el público”, detallan.

Esta fuerza escénica les lleva a no dejar los escenarios, siendo un grupo habitual de la agenda semanal de conciertos. Por nombrar algunas de las localidades en las que ya han tocado, están, entre muchas otras, Cuenca, Quintanar de la Orden, Madrid, Puertollano, Fuensalida, Madridejos, Guadalajara y por supuesto, su ciudad natal, Toledo. Pero no sólo han actuado solos. En la capital regional han compartido escenario con Balkan Bomba, y han precedido las actuaciones de Medina Azahara en Toledo y Fran Ocaña en Manzanares.

 

Una de las salas favoritas de Inevitable es Piropo de Mora, de la que piensan que “es una sala maravillosa”. De ella guardan el recuerdo de un concierto “mágico”, aunque el escenario fuera “pequeño”. Tal y como lo recuerdan los hermanos De la Cruz, tenían “una diana en el escenario” y “una columna en el medio, con el público dividido en dos lados y no se veían entre ellos” por lo que se encontraban tocando “en la esquina de una L” que les permitió tener una conexión muy cercana con el respetable.

Por noches así, confiesan sentirse “más cómodos en el directo”, aunque “el estudio es una obligación”. Entre las manías y rituales que tiene Inevitable antes de saltar al escenario, se encuentra una paranoia preventiva por la que llevan más cables, focos y material audiovisual del necesario a los conciertos por si a caso se presentara alguna eventualidad. También les gusta escuchar la canción “El canto del gallo” de Radio Futura antes de tocar.

Acercar al público a la música en directo

Los comienzos de un grupo musical, “como todo en la vida”, son difíciles. “Cuando empiezas un proyecto no eres nadie y siempre hay muchas dudas sobre ti y lo que haces” comentan Álvaro y Mario. Por eso, intentan dar muchos conciertos para que la gente vaya a ver a Inevitable en directo y se les conozca.

Precisamente, sobre el reto de acercar al público castellano-manchego, a los conciertos de los grupos de autóctonos, los hermanos De la Cruz creen que Castilla-la Mancha “no favorece la creación de grupos” musicales.

Entre los argumentos que sostienen esa afirmación, los toledanos ven que “hay muchas contradicciones”, ya que “se da más [dinero] a aspectos que no hacen falta”. En ese sentido, consideran que “no sólo hay que ayudar al músico, hay que ayudar a acercar a la gente a la música, y eso es una asignatura totalmente pendiente”. Para lograrlo, proponen “dar más facilidades para dar conciertos”

En cuanto a esas ayudas, sí reconocen que “de vez en cuando el Ayuntamiento hace un festival con cuatro o cinco grupos, pero no se dirigen hacia el público. No se preocupan porque realmente sea atractivo. Quizá haga falta dentro del equipo de gobierno una persona que valore estas cosas”, explican.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.