Tangerine Flavour: primer LP “sin resentimientos”

La banda -que está inmersa en su primer LP, No Hard Feelings,– publica mañana este trabajo, un disco que será presentado de manera oficial el próximo sábado 5 de mayo en la Sala Clamores de Madrid.

Pablo A. Martín, Miguel Polonio y Fernando J. Lima son los integrantes del grupo madrileño Tangerine Flavour. Compact Cheese, aprovechando su paso por Cuenca -el pasado 17 de marzo- pudo charlar con ellos antes del concierto que ofrecieron en el Pub Vaya Vaya donde, además, tuvimos la ocasión de conocer a Yuli, -el batería que les acompañará durante esta gira-.

Con edades comprendidas entre la veintena y la treintena de edad, reconocen que les gusta el Bourbon, la música y la gente maja y detestan a “los chapas”, los pelos en las axilas, estudiar y la combinación de sabores entre dulce y salado. Cuando eran niños soñaban con ser astronauta, futbolista, un policía corrupto y ser músico -según Yuli, el único que ha podido cumplir ese sueño,- dice entre risas.

Si tuvieran que escoger un disco dicen Hotel California de Eagles, el primer cd de Led Zeppelin y Layla and Other Assorted Love Songs, el álbum de Derek and The Dominos. ¿Alguna canción? “Angelina” de The Blue Diamonds o “Good times and bad times” de Led Zeppelin; ¿entre sus artistas? Eric Clapton, Mike Yung y JD McPherson.

Así, si les preguntamos por sus aficiones destacan la economía, el fútbol, debatir y todo lo relacionado con el diseño web y si no se dedicasen a la música serían ingeniero, técnico de sonido, vendedor del top manta o camionero, ¡todo un abanico de profesiones!

Miguel Polonio durante la entrevista.

Hecha ya la hoja de reconocimiento, nos adentramos en el universo de Tangerine. El trío -procedente de otras bandas de la escena madrileña- nace en 2014 cuando entre unos y otros, “todo se alineó para coincidir”. Según Miguel: “nosotros antes éramos cuatro. Yo conocía a Emilio Bonilla -que ya no está- porque era mi amigo y había tocado con él. Luego Pablo y yo nos conocimos por una red social, en Tuenti, cuando teníamos 13-14 años, me quedé con su teléfono y un día me llamó y hablamos. Entonces Pablo conocía a Fernando, yo a Emilio y así creamos el grupo y empezamos a tocar”.

De este modo, cuando les preguntamos por el nombre de la formación, Fernando contesta: “el nombre… Era una tarde de sábado, estábamos en el local ensayando y fuimos a comprar comida. Cogí un bidón de zumo de mandarina, no lo habían visto nunca, les gustó y luego estábamos ensayando, -con el bidón ahí en medio-, empezamos a decir gilipolleces y al final surgió ese nombre”.

Tangerine Flavour bebe del sonido americano que va desde el folk y el rock hasta el soul y el blues. “Tenemos muchísimas influencias estadounidenses y no sabemos encasillarlo. El sonido Tangerine es una mezcla de estilos con rasgos de música americana tradicional”, dice Yuli.

A la hora de la composición de los temas, Miguel confiesa: “cuando mejor componemos es cuando nos deja una chica” -bromea-. “No, en serio. Cada uno tiene algo que le inspira, una experiencia o algo que contar e intenta hacer una canción. De ahí vamos sumando momentos y también creamos a partir de ciertas experiencias que vivimos en conjunto. Luego llamamos a Alfonso que es el productor, está Yuli por allí y ya ellos le dan el plus, ese punto que hace que parezcamos buenos”.

Con su primera canción, “Devil’s In Me”, comenzaron una gira por multitud de salas españolas y actuaron en varios festivales, entre ellos el Welcome Autumn, todo un punto de partida para empezar una carrera que ha ido despuntando a lo largo de estos casi cuatro años de existencia. Según Pablo: “ahora mismo esta canción no significa mucho. En su momento fue la coartada para salir de gira, que nos empezaran a conocer, fue la primera vez que grabábamos algo,… Además lo grabamos en una escuela donde se hacían prácticas de sonido, allí grababan otras bandas y nos gustó la experiencia, ese primer contacto”.

En 2017 publicaron su primer EP -bajo título homónimo-, un proyecto que les ayudó a afianzarse como grupo y les abrió las puertas para conocer más escenarios, festivales y salas españolas. “Gracias a eso tuvimos la suerte de conocer a Alfonso Ferrer -nuestro productor- y a Yuli. Nos sirvió para divertirnos, hacer muchos bolos, conocer a gente, conocernos a nosotros mismos, venir a Cuenca por 1ª vez… Y luego tuvimos la suerte de tocar en una sala de Yuncler, (Toledo) que se llama The Rose, donde conocimos a Alfonso. Ahí cambió nuestro chip y empezamos a mirar más allá e intentar llevar a cabo un proyecto más ambicioso. Sí que es cierto que al principio, cuando sacamos el EP y estábamos haciendo una gira que la habíamos autoproducido nosotros, estábamos más despendolados en el sentido de que no teníamos una idea fija, de que no sabíamos qué hacer, qué sonido,… Y el año pasado sí que empezamos a trabajar con gente que tenía mucho más clara la idea, que nos ha enseñado y de la que estamos aprendiendo diariamente”, expresa Miguel.

Pablo A. Martín sonriente a nuestras preguntas.

Asimismo, el tridente reconoce haber versionado temas como “When the sun goes down” de Artic Monkeys en el Music Pills de la Sala Siroco en Madrid, pero señalan que actualmente se han alejado de ese sonido. “En realidad lo de los Artic Monkeys fue porque nos propusieron hacer un tributo en la Siroco. Era una especie de festival donde tocaban varios grupos versionando canciones de los Artic y sí es cierto que esta banda posee muchísima calidad en su sonido, pero no podemos ni queremos tocar como ellos porque no tenemos ese rollo, ni encaja en lo que queremos hacer hoy día. El antiguo batería, Emilio, sí que era más de ese palo”, expone Fernando.

Para lanzar su último disco, No Hard Feelings, han realizado una campaña de crowfunding -superando con creces la cifra inicial-. Al preguntarles por ello, Pablo responde: “es una incertidumbre porque nunca se sabe qué puede ocurrir a ciencia cierta. Pero mira, confiábamos en la gente y así ha sido. Hemos recibido mucho apoyo del público, estamos muy contentos por el resultado y desde aquí agradecemos enormemente su colaboración porque sin ellos todo esto no habría sido posible. Ya les llevaremos las recompensas y ya te digo, estamos muy felices por todo el apoyo”.

#NoHardFeelings se ha grabado en La Casa de Madera junto a Alfonso Ferrer, todo un orgullo para Tangerine que habla así de este profesional -que ha trabajado con grupos de la talla de Jero Romero o Aurora & The Betrayers-. “Alfonso es una persona que ha obviado ese elitismo de los músicos profesionales. Nos ha tratado muy bien, le ha interesado el proyecto y ha visto que somos cuatro chavales con ganas de hacer algo serio. Además compartimos gustos musicales y ha sido una forma de abrirnos un nuevo horizonte y de ver las cosas de otra manera. Se ha portado fenomenal, nos ha presentado a Yuli y a Gabri Casanova -que grabó los teclados en el disco…- entonces hemos conocido a músicos de primer nivel que nos han enseñado y nos enseñan a saber un poco más de este mundillo. Alguno incluso hace la locura de tocar con nosotros”, explica Miguel entre risas.

Como bien apuntamos en el párrafo inicial, los madrileños estuvieron en Cuenca el pasado 17 de marzo donde ofrecieron el primer concierto de esta nueva gira. Un tour con el que quieren explotar al máximo sus cualidades artísticas y afianzarse de forma profesional sobre los escenarios. “Con #NoHardFeelings tenemos especial ilusión. Esperamos mucho de este disco y de esta gira. En los sitios que repetimos pues tenemos muchas ganas de volver y en los sitios nuevos pues iremos con la misma ilusión, queremos que la gente disfrute, que nos conozca y que todo el mundo pueda escucharnos”, afirma Fernando.

“South American Style¨ es el single de presentación de este disco, un video que tiene ya más de 1.000 visualizaciones en YouTube.

Si tuvieran que darle un consejo al Tangerine del futuro, pedirían prudencia, humildad e ilusión. Como bien dice Yuli: “yo le diría que cada concierto sea un avance, que siempre la banda tenga ganas de evolucionar. Tangerine Flavour debe intentar que cada concierto sea único y no ser repetitivos. En definitiva, que haya una evolución constante”.

Humor, frescura y América, así son ellos. Tangerine Flavour, un grupo que dará mucho que hablar y poco que callar. ¡Atentos a la revolución de sabores!

Carolina Cicuéndez

Fui parte de este proyecto aunque siga ligada a él eventualmente. Procedente de Toledo con raíces más que manchegas, soy una seguidora acérrima de Friends, apasionada de los deportes en general y del basket en particular. En su día me inicié en las lenguas clásicas para luego decidir adentrarme en eso de la comunicación. Graduada en Periodismo por la Universidad de Castilla-La Mancha, me defino así: como una persona curiosa, tenaz y constante que tiene ganas de trabajar y ponerle empeño a todo lo que hace. ¿Twitter? Mi red social por excelencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.