Escuchamos Days, lo nuevo de Green Bananas – Reseña

Dos personas sentadas delante de una mesa y una baraja miran hacia una silla vacía en silencio, suena de fondo “Sophomore”, cuatro minutos cincuenta y cuatro segundos después se miran y sonríen. Uno de ellos le hace una señal a un tercer hombre que estaba al fondo, alejado tímidamente y le invitan a sentarse. Mikel Sagüés, Green Bananas, lo hace despacio, con admiración y respeto. La mesa está completa.

Probablemente el nombre de Green Bananas no os suene de nada, pero si os digo que Mikel Sagüés fue miembro de la mítica banda donostiarra de rock alternativo en  los 90, Purr, la cosa cambia. Catorce años después vuelve con un nuevo proyecto ¡y qué proyecto! porque catorce años no son nada cuando se tiene tanto talento y Mikel ha grabado uno de los mejores eps de los últimos años en la escena alternativa. ¿Es mucho decir para un disco de cuatro canciones? Definitivamente, no.

green bananas
Mikel Sagüés, foto: Óscar Lafox

Hoy día que nos venden montones de bandas salvadoras de no sé qué, apóstoles de lo auténtico de estraperlo, garantistas del sold out con invitación y hasta radio fórmulas mainstrean disfrazadas de independientes se agradece un disco tan personal como el que ha hecho Green Bananas no apto para todos los públicos porque aquí estamos hablando de público que ama la música, la buena música.

Mikel hace tan bien su trabajo, tan agradable y sencillo, tan bien acabado, que no dudas en apretar la tecla de repeat para que las cuatro canciones suenen una y otra vez. Con esa voz profunda de “Sophomore”, la ampulosidad de “Days”, el ritmo fronterizo de “Natural Dreams” o el marcado sonido de los grandes de la  americana de “Undefeated” hacen de este disco una verdadera delicia. Es de agradecer que alguien se preocupe por ofrecer canciones desde la modestia y el rigor, sin exhibiciones y desde la honestidad.

La baraja sigue en medio de la mesa y parece que por fin alguien quiere cogerla. Kurt Wagner, Stuart A. Staples y Mikel se disponen a jugar y suena de fondo la música de Willard Grant Conspiracy y la voz de Robert Fisher reclamando desde el cielo que le echen cartas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.