Payasö, un viaje emocional siguiendo las “Virtudes cardinales”

Virtudes cardinales es un trabajo en el que el pop se mezcla con instrumentos de viento y electrónica para lograr sonidos diferentes. Quico Ros es el músico y abogado de profesión que se encuentra detrás de este proyecto. Es el segundo trabajo del artista mallorquín, que cuenta que es un “disco diferente y positivo que intenta hacernos recordar la parte buena de los problemas que suele afrontar cada uno”.

Quico Ros explica en una entrevista en podcast a Compact Cheese los aprendizajes, vitales y musicales, que experimentó durante el proceso de grabación del disco.

El disco es un compendio de experiencias en las que un día, cuando Quico Ros tenía hechas las cancione sy a punto de comenzar la masterización, se dio cuenta gracias a un compañero de que sus canciones tienen una conclusión positiva. “A donde voy” es la virtud más importante de todo el disco, el amor, que, precisamente, el amor por una pareja y el miedo a perderla inspiró la composición del primer tema que abre el disco.

Desde ahí, el disco es un viaje emocional hacia la madurez, aunque “no lleva una orden de historia”, pero sí que se refiere a un disco determinado de la vida del autor, que se dio entre la publicación de su primer disco y “Virtudes cardinales”, su segundo trabajo. Entre las canciones que más destaca Ros está “Mundo de locos”, en la que habla de la velocidad en la que nos movemos todos en la sociedad actual, “acelerando tanto y tanto” que afecta también a las relaciones.

Las canciones del disco “Virtudes Cardinales” también están tomando forma de videoclip. Entre ellos, está “Dile”, “Pasos” y “Vuelve un día”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.