Caniche Macho: “la depresión es parte de nosotros mismos y no lo podemos negar”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

En pleno centro madrileño, en una cafetería cualquiera del famoso barrio La Latina, Paco Barco nos esperaba para hablar de Venganza, el último trabajo de Caniche Macho publicado el pasado mes de febrero cuyo feedback recibido por parte del público está siendo muy positivo de cara a las críticas y comentarios tanto de canciones completas como del disco como unidad. Este nuevo álbum, ha llegado un año después del debut de la banda titulado Palabras para flores y serpientes.

Venganza es un disco compuesto entre marzo y junio del 2018, grabado en los Estudios Alicante 31 y refleja las influencias y el momento vital y artístico por el que Paco Barco y Alberto Octavio se encontraban en ese periodo y aunque la idea inicial era crear un EP, las canciones comenzaron a fluir hasta formar un LP de diez temas en el que, incluso, ha colaborado Ariadna, vocalista de Los Punsetes.

csniche macho portada venganza
Venganza, Mercedes Bellido

Inspirado en el cuadro de la artista Mercedes Bellido “Venganza”, Paco reconoce que cuando lo vio “me impactó muchísimo y tuvimos claro que queríamos hacer algo con él, no que solo estuviera colgado en el estudio sino que tuviese una importancia y la forma de dársela era dándole la portada del disco.” La imagen de la artista refleja la venganza de las cobras con la mangosta y esta obra “contaminó las canciones porque el álbum no es un disco conceptual, no se habla en todas las canciones de venganza aunque sí es cierto que tienen unas gotitas de ella y todas las personas se vengan en cierto modo de su identidad, de su posición en la sociedad y sí hay cierta idea de venganza vinculando todas las canciones que al final ha influido” explica.

Toledano de nacimiento, Paco simboliza el 50% de la banda castellano manchega y la define en tres palabras como “Verdad, búsqueda y palabras” reconociendo que “somos excesivamente críticos con nosotros mismos.”. Tanto el nombre como la banda, nace en el año 2015 cuando ambos músicos coinciden en Alcázar de San Juan y deciden crear un grupo que se saliera un poco de lo que habían estado haciendo en otros proyectos hasta la fecha. Tras  indagar en música latinoamericana principalmente y buscar dentro de eso su sello, su estilo Paco concluye que Caniche Macho tiene mucho de búsqueda. Asimismo, nos cuenta que el nombre surge porque “tras componer las canciones en mi casa de Alcázar de San Juan, un día nos dimos cuenta que, durante el proceso de composición, había un tercer miembro que estaba por ahí y no habíamos reparado en él y que era mi perro que era un caniche macho. Nos pareció sonoro y pareció un homenaje digno de él“.

Hablando del crecimiento de este nuevo trabajo, el toledano explica que Venganza va a crecer en los directos, “un disco es una foto de un momento y esas canciones necesitan seguir caminando y creciendo en el directo y en el contacto con el público” y reconoce que están muy obsesionados con ofrecer un buen directo y crear un espectáculo completo en el que no solo le dan importancia a la parte musical sino que cuidan también la iluminación e intentan que el concierto sea un espectáculo de principio a fin creando una vinculación de todas las letras para que el público se lleve una experiencia más allá de los que son las canciones.

caniche macho
Caniche Macho

En este punto, Paco reconoce que, además de los directos, cuidan mucho su imagen en redes sociales y conciben su uso como que “lo que publicamos en ellas también tiene que complementar nuestro trabajo y no hacerlo de forma aleatoria o superficial” aún sabiendo que podrían llegar a más gente. Asimismo recalca la ayuda inestimable de su hermano Enrique Barco, al que cataloga como “la otra patita de Caniche Macho“, que les ayuda con el diseño y la cartelería.

A la hora de hablar de su sonido, Caniche Macho busca “su verdad” y ofrecen esa ventana “a la que tú te asomas si quieres para ver ciertas realidades desde el punto de vista que nosotros lo vemos“. De igual manera, reconoce que en proceso creativo Alberto se encarga más la parte musical y él de las letras aunque en Venganza confiesa que muchas melodías las han trabajado juntos. Hablando de sus referencias musicales en el nuevo trabajo y de la banda a nivel más general, Paco nos cuenta que “cuando haces un disco se tiende a preguntar por referencias musicales pero hay muchas referencias literarias, cinematográficas… que están a la misma altura. A nivel musical sí que es cierto que puede que en este disco nos acerquemos a sonoridades más anglo, puede ser que Nick Cave esté muy presente porque es un poco la música que estamos escuchando ahora y luego hay influencias que se alargan como Cohen, incluso Camarón o Vicente Amigo y es una influencia que está en Venganza aunque no se note en una primera escucha. Christina Rosenvinge es otra referencia muy importante y a nivel literario la poesía que lees en el momento o la peli que estás viendo está ahí“.

Pero, ¿a quién va dedicado este álbum? Venganza no va dedicado a nadie concreto y a su vez a mucha gente. Paco resalta el apoyo de sus parejas y sus amigos a la hora de componer, producir…al final un trabajo compositivo conlleva un proceso vital muy importante y mucho sacrificio. Estar al lado de un músico no es fácil y menos en esos momentos“, así que, en cierto modo, va dedicado a ellos, a su gente.

Además, en este álbum, la banda castellano manchega ha incorporado sintetizadores con distintas melodías creando así un sonido más personal, diferente a los que nos tenían acostumbrados en su primer trabajo: Palabras para flores y serpientes. Paco reconoce que “al final es un proceso de búsqueda y en nuestros dos discos hemos seguido ese impulso de ir buscando algo que no sabemos qué es y posiblemente no queramos saberlo dado que, probablemente, el día que lo sepamos acabemos“, concluye.

A la hora de la elección de los temas promocionales lanzados como adelantos nos cuenta que, al final, te sientes un poco traidor porque estás dejando las que no escoges atrás aunque reconoce que con “Trinidad” lo tuvieron claro; “fue una de las primeras canciones que salieron y es una canción que toca un tema con el que somos especialmente sensibles como es la depresión y un tema que la sociedad se encarga de tapar e incluso de marcar a aquellos que la sufren con una cruz roja que los hace diferentes, incluso candidatos a ser expulsados. Al tema de la depresión nos interesaba darle visibilidad y darle ese papel de abanderada de Venganza. La depresión es parte de nosotros mismos y no lo podemos negar“.

Antes de acabar, hablamos con el toledano de música emergente. Paco confiesa que la oferta nacional actualmente “es muy rica, hay muchísima banda emergente, muchísima música nueva” indicando que existe mucho atrevimiento y, posiblemente, mucha confusión a la hora de llegar al oyente. Reconoce que  “la forma de llegar a la gente ha cambiado y se escuchan single sueltos y eso da la posibilidad de conocer más allá de un determinado grupo aunque muchas veces te pones a escuchar música en spotify y a las dos horas pasa que ya no recuerdas cuál fue la primera canción que escuchaste. En ese tramo has escuchado 20 canciones de 20 artistas diferentes y ya no recuerdas al primero que te gustó tanto y creo que se pierde un poco eso en cuanto a riqueza musical“.

Asimismo, y sin abandonar el tema sobre música emergente, reconoce que a Caniche Macho ahora mismo se le resiste posiblemente el tema de festivales y “molaría tirar ese muro y entrar“. Además, de cara al futuro, se ven defendiendo las canciones de Venganza, componiendo un tercer disco… y creando canciones pase lo que pase. “Esto no lo hacemos con ninguna motivación más allá de las propias sensaciones que nos causa la música y seguiremos haciendo.” concluye.

Publicidad