banner Compact Cheese

Dsot se estrena con “Solicitude”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El músico, comunicador y periodista taranconero Daniel López González presentó el pasado 24 de abril el primer EP de su nuevo proyecto musical, Dsot, el cual lleva el título de Solicitude. Este disco de cuatro canciones es, tal y como lo define el artista, un proyecto de “trip-hop/downtempo con textura lo-fi” en el que invita a quien escucha a sumergirse en “la ansiedad” y la manera que tiene este creador de “lidiar con ella”.

Solicitude consta de cuatro canciones: “Paresthesia”, “Dreaming of Peanut Butter”, “Drip” y “Haven”. El álbum transmite todos los ingredientes para que quien lo escuche se sumerja en este universo sonoro formado con efectos de sonido vocales, un ritmo de bombo y caja que mantiene el hilo conductor del EP, acordes que generan el fondo del paisaje sonoro al que, en ocasiones, se une la musicalidad envolvente de la lluvia de tormenta y donde diferentes timbres electrónicos dibujan las melodías de las canciones.

El EP se puede escuchar en plataformas digitales como YouTube o Spotify.

De hecho, en el canal de YouTube de Daniel López González, quien también es redactor y responsable web de Compact Cheese, está el videoclip de “Dreaming of Peanut Butter”, el segundo tema del EP en el que participó como actor principal Juan B. García.

Entrevista a Dani López González (Dsot)

¿Cómo surge la idea de crear este EP, Solicitude?

Es una respuesta a inquietudes que tenía con otros grupos. La idea de hacer un disco en solitario la tenía desde hace mucho tiempo pero no tenía nada definido. Había ideas sueltas de guitarra, “sintes”, ritmo… Pero no fue hasta que me senté y decidí qué concepto iba a tener el disco cuando surgió la idea de lo que iba a ser Solicitude. Entonces, me centré en este estilo enfocándolo con el tema de la ansiedad y plasmarlo en algún sitio. Me decidí a sacarlo adelante, a hacer el proyecto.

¿Cómo se produce un disco de trip-hop/downtempo? 

Con la música al final cada uno tiene su metodología y su manera de trabajar. Lo he hecho todo en mi habitación con un controlador midi, mi micrófono y mi guitarra. He empleado también muchos samples de batería y de voz. Empezaba con una progresión de acordes en el piano o la guitarra y a base de capas iba produciendo los temas, incluyendo diferentes ideas de varias referencias que pudieran venir bien a las canciones. Ese es el caso de “Dreaming of Peanut Butter” en la que utilizó un sample de un vídeo de YouTube. En otras canciones hay sonidos de lluvia u otro tipo de efectos.

Otros estilos musicales en los que has trabajado pertenecen al ámbito del rock and roll y el rock alternativo. ¿En qué ha cambiado tu manera de trabajar la composición de la música en un disco de trip-hop/downtempo?

Es un cambio de aires. Lo que más hago es escuchar música, más que tocar música. Siempre ha habido muchas referencias en todo lo que hago. El trip-hop es uno de los géneros que más escucho. Escucho mucha música minimalista en lo que tiene que ver con electrónica, y géneros de ese tipo. Además, tenía ideas que no casaban con otros proyectos que he hecho pero que sí que quería plasmar porque encajan con mis inquietudes o con lo que yo quiero contar. Sin embargo, quiero aprovechar este proyecto para buscar colaboraciones a nivel compositivo con otros artistas.

En definitiva, quería recoger todo lo que me gusta a mí dentro de éste género del trip-hop. Es una manera de trabajar mucho más íntima, más personal. Es mi manera de trabajar, porque está muy basada en el ritmo, en la batería, que es mi instrumento principal. Busco siempre que las canciones tengan cambios interesantes en ese sentido. Y, aunque sí es verdad que en armonía no sean tan profundas, estas canciones tienen su transfondo detrás. Creo que el Hip-Hop y este tipo de géneros, al estar basados en el bombo caja, conectan muy bien conmigo a nivel personal y como compositor.

¿Qué referencias se pueden encontrar en las cuatro canciones de Solicitude?

Depende porque hay bastantes. “Dreaming of Penaut Butter” toma referencias más guitarrísticas de bedroom pop. De grupos como Mac Demarco, Boy Pablo y demás. Con acordes de séptima y progresiones con una guitarra más al aire y con efectos, que no tenga mucha decoración ni mucho “armamento” en la guitarra.

Por otro lado, “Drip” sí tiene esa guitarra con más distorsión y pegada al final y con la que he conseguido transmitir lo que quería. Pero las principales referencias del disco son bandas como Massive Attack, Portishead o Gorillaz, (en sus primeros discos). Quería que las referencias fueran lo que más tiempo llevo escuchando de esto. Creo que primero tengo que dar pasos sencillos para luego ir elaborando más la música.

En cuanto a “Paresthesia”, esta canción está inspirada en “I want you” de The Beatles, especialmente en la parte final. Creo que es una canción que, en mi opinión, transmite “ansiedad” porque no es una progresión cómoda de escuchar y el ruido blanco aparece cada vez más opresor. Y yo quería transmitir eso mismo

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es el Transtorno de Ansiedad Generalizada, una de las enfermedades mentales más comunes y que no está lo suficientemente visibilizadas. La tiene muchísima gente y es algo poco visibilizado y reconocido. Con la depresión es incluso más bestia. No le puedes decir que no es para tanto a una persona con depresión. Pues, a una persona con ansiedad, no le puedes decir que no se preocupe por cosas que a ti te parecen una tontería. La característica principal es preocupación, miedo por finanzas, el futuro o por la familia. Son cosas que tiene mucha gente y que se suman a un carácter cotidiano y constante. Acabas teniendo miedo e incertidumbre por cosas que otras personas, sin este transtorno, no se preocuparían. Al final, esa preocupación te afecta en el día a día. No te deja ser eficiente con el trabajo, o centrarte en las cosas en las que tienes que concentrarte en el momento porque muchas veces estás dando vueltas y estás intentando controlar cosas que no puedes controlar y que en muchos casos no tienen tanto peso ni tanta importancia pero que tú no puedes razonarlo así en ese momento. Son cosas que para ti son preocupantes y no te dejan estar.

¿y cómo lidias con ella?

Quiero decir en primer lugar que no creo que se pueda aplicar a todo el mundo lo que yo pueda decir en esta pregunta. Si alguien tiene un transtorno de ansiedad o cualquier otra enfermedad mental, lo que cada uno debería hacer es hablar con un profesional y no hacer lo primero que veas en Internet para tratar ese problema. Lo mejor es que te ayude alguien, sea un médico o un psicólogo, que conozca de verdad lo que te está pasando y que te pueda ayudar, porque hay muchas enfermedades mentales y es posible confundirse.

En el disco trato los momentos problemáticos de la ansiedad. No creo que pueda ayudar lo que yo cuente a que la gente pueda lidiar con su propia ansiedad. En “Dreaming of Penaut Butter” se habla de problemas asociados a la ansiedad como el hecho de tener que comer compulsivamente, problemas de insomio, etc. Habla de la ansiedad desde un tono realista y poniendo en la cara lo que para mí es la ansiedad. Pero yo no puedo dar una solución porque es una cosa que en muchos casos no puedo controlar.

Para mí, el disco ha sido un método para lidiar con la ansiedad. Plasmarlo y ser consciente de todo lo que hay, de lo que me pasa cuando tengo una época jodida con esto. A mí me sirve salir a dar un paseo o alejarme de la zona de trabajo porque muchas veces lo sientes como una amenaza. Pero no hay soluciones porque no las hay para todo el mundo. Y lo mejor es que se busque ayuda profesional. La idea del disco no es que lo escuches y te sientas de repente bien. Hay días en los que no puedo escuchar mi propia canción, “Paresthesia”. Es posible que te haga sentir peor esa canción si tienes ansiedad porque tiene esa atmósfera opresora.

¿Cuáles son tus próximos proyectos con Dsot?

El paso inmediato es producir el siguiente single, “Haven”, acompañado de un remix y una cara B que será el adelanto del siguiente trabajo que estoy produciendo, que se llamará Words, y que será menos íntimo pero más conceptual. Serán palabras de otros idiomas sin equivalente en castellano como “saudade” o “torschlusspanik”. Esto dependerá de cómo avance el trabajo y cómo lo pueda dividir, pero la idea es que sea un LP con ocho canciones en el que plasmaré lo que quiero contar, porque me parece curioso a nivel creativo. Si algún single funciona bien, quizá lo lleve al directo pero la intención es que sea un proyecto de estudio y que saque las cosas en digital y con flexibilidad. No hay idea de sacar nada en físico.

Publicidad